Iglesias
Monedero durante una entrevista. Fuente: Twitter Akal.

La izquierda saca a pasear su impulso kamikaze cada vez que se relaja. El desalojo de Mariano Rajoy con la ayuda imprescindible de Podemos ha conllevado a que en el seno de la formación morada crezcan como champiñones multitud de debates, uno de ellos centrado en ‘La trampa de la diversidad’.

Este libro escrito por Daniel Bernabé y editado por Akal sostiene la tesis de que la izquierda no tiene que abandonar la guerra de guerrillas: feminismo, ecologismo, LGTBI, animalismo, etcétera.

Pero sí que advierte de los peligros de renunciar a combatir al capitalismo, batalla que se aparca por esta tolerancia exigida y dosificada por el Sistema, muy cómodo ante estos asuntos.

La intención del autor es evidenciar que la evolución de la derecha mayoritaria, del conservadurismo al liberalismo, dejó algunos escrúpulos en la gatera. Esta situación ayuda a ganar los pulsos relacionados con la tolerancia a costa de que no se ponga en duda el Sistema hegemónico económico.

SIMBOLOGIA Y COMPROMISO EN ‘LA TRAMPA DE LA DIVERSIDAD’

La decisión de la primera ministra británica y conservadora Theresa May de colocarse un brazalete de la pintora comunista mexicana Frida Kahlo es uno de los argumentos utilizados por Bernabé para exponer que algunos políticos liberales utilizan iconos de la izquierda sustrayéndoles de su ideología y utilizándolos como símbolos vacuos.

'La trampa de la diversidad'
Garzón ha mostrado su enfado contra ‘La trampa de la diversidad’. Foto: Flickr Podemos.

El autor también critica la intentona de la ciudadanía de sentirse diferente cuando el ser humano cada vez está más estandarizado. Es por ello que el ser humano abomina del compromiso en sociedades o partidos de masas, renegando de una ideología que según el autor está relacionada con dos siglos de conquistas sociales.

EL MOTIVO DEL ENFADO DE UNIDOS PODEMOS CON EL LIBRO

Bernabé no dice que hay que renunciar a estas guerrillas (LGTBI, feminismo o ecologismo), sino que ciertas batallas convertidas en moda tendrían que estar encauzadas a través de grandes transatlánticos que ayuden a cambiar el mundo desde un punto de vista de clase.

La pelea de ciertos sectores del feminismo contra el LGTBI por los vientres de alquiler evidenciaría que los colectivos mayoritariamente progresistas están fragmentados en mil objetivos. Sin embargo su tesis choca en parte con las políticas de Unidos Podemos, que apuesta por los colectivos sociales sin etiquetas de partido.

MONEDERO CONTRA ‘LA TRAMPA DE LA DIVERSIDAD’

El fundador y politólogo de cabecera de Podemos, Juan Carlos Monedero, lincha al libro por nostálgico: “El libro tiene la virtud de abrir un debate, lo que siempre es bueno, aunque también tiene el riesgo de que alimenta el más rancio comunismo de partido, ese que quiere vivir en la utopía inexistente del pasado, cuando había, supuestamente, buenos obreros”.

'La trampa de la diversidad'
En el seno de Unidos Podemos ha molestado ‘La trampa de la diversidad’. Foto: Flickr Podemos.

Y añade: “Es normal que la lectura que va a hacer mucha gente de este libro es que hay que regresar al pasado, ese en donde existía una clase obrera que iba al paraíso. Esa nostalgia la tiene también el autor y aunque dice que no es posible ni deseable, las conclusiones están servidas y son contradictorias”.

Por último, remata: “Seamos al tiempo cuidadosos porque su enunciación de los riesgos de la diversidad obligarían a llamar otra vez a Paco Frutos a que viniera a liderar la izquierda“. No crean que en el seno de Izquierda Unida ha sentado mejor.

El líder ‘chaquetero’ de Podemos en Burgos: cabeza de cartel por tres partidos diferentes

Encabezar una lista en tres elecciones municipales consecutivas es difícil de ver en los tiempos que corren. Pero ser cabeza de cartel por tres partidos diferentes es toda una proeza política... a riesgo de que te acusen de ser un chaquetero. Es el caso de Raúl Salinero, líder de Podemos en Burgos, ...

El líder de Izquierda Unida afirma que “Bernabé lanza varias hipótesis fuertes y muy polémicas. A mi juicio, la mayoría de ellas no quedan demostradas en su libro y hay razones fundadas para pensar que son erróneas. Además, pienso que asumir como cierto el argumento del autor conllevaría empujar a la izquierda a posiciones políticas inadecuadas”.

Garzón explica que “Bernabé no parece querer llegar a ninguna conclusión política tan fuerte como sus hipótesis, y de hecho su libro concluye limitándose a reconocer la trampa de la diversidad pero sin proporcionar herramientas para combatirla. Creo que es fácil imaginar por qué”.

Bernabé dice en el libro que parte de la izquierda más socialdemócrata “en vez de buscar qué unía a grupos diferentes y desiguales para encontrar una acción política común, pasó a destacar las diferencias entre esos grupos para intentar seducirlos aisladamente”. ¿Los citados enfados le dan la razón?

Comentarios