Familia Real

Mallorca ha sido siempre el lugar de refugio de la Familia Real española, especialmente para la Reina Sofía. Es por eso por lo que, cada verano, la familia entera hacía las maletas y ponía rumbo al Palacio de Marivent, en Mallorca. Allí pasaron veranos maravillosos. Pero las cosas, con los años, han ido cambiando.

Desde que Letizia llegó a la Casa Real, las vacaciones no son las mismas. Los días en Mallorca han cambiado, especialmente para Felipe, que ha pasado de estar durante todas las vacaciones en Mallorca a pasar solo unos días.

Vamos a conocer cómo han sido los felices veranos en Mallorca de la Familia Real y todo lo que ha ocurrido en estos años.

1JUAN CARLOS Y SOFÍA LLEGAN A MALLORCA

En el año 1973, los Príncipes de España, que por aquel entonces eran Juan Carlos y Sofía, llegaron a Palma para comenzar sus vacaciones en la isla. Ambos estaban encantados, especialmente con el Palacio de Marivent, en Mallorca, que es donde iban a poder veranear.

La princesa ordenó entonces reformar la residencia para que tuviese un cierto parecido a Tatoi, el palacio en el que ella creció cuando vivía en Grecia con sus padres y hermanos. Se construyeron, además, los despachos, una piscina en el jardín y se montó un comedor de verano en parte de la terraza.

Decidieron, además, habilitar la primera planta para las habitaciones de Juan Carlos y Sofía y para sus invitados. La última planta la dejaron para sus hijos.

Atrás