Villarejo Arenas
El comisario Villarejo y el exministro Javier Arenas.

El comisario José Manuel Villarejo manejó información sobre los dirigentes del Partido Popular, Javier Arenas, y del PSOE, Gaspar Zarrías, mientras trabajó por encargo de la eléctrica Iberdrola. Las averiguaciones sobre Arenas se enfocaron en negocios presuntamente irregulares realizados por el político del PP aprovechando sus cargos públicos, así como en su vida privada, según los documentos a los que ha tenido acceso MONCLOA.COM en una investigación conjunta con Elconfidencial.com.

Los servicios que prestó el comisario a Iberdrola se centraron en la defensa de una central de la eléctrica en Arcos de la Frontera (Cádiz). En los informes elaborados para la eléctrica y las conversaciones mantenidas con el jefe de Seguridad de la compañía, Villarejo indagó sobre los presuntos pagos que Endesa, la gran competidora de Iberdrola, habría realizado al PSOE andaluz, en el que Gaspar Zarrías era uno de los hombres con mayor peso político.

Además de enfocar a Zarrías, que llegó a ser vicepresidente de la Junta de Andalucía, Villarejo también dirigió sus investigaciones hacia el más importante dirigente del Partido Popular en Andalucía: Javier Arenas. Entre la documentación que manejó el comisario para este encargo de Iberdrola se encontraban las notas referidas a un proyecto de investigación cuyo pie de página y la firma son presuntamente de la agencia internacional de detectives Kroll Associates.

Iberdrola Villarejo
Referencias al exministro Javier Arenas en el informe del comisario Villarejo.

Estas notas ya habrían sido utilizadas en un informe realizado para otros clientes por parte de Kroll, que se encontraba también en poder de Villarejo. Como ya publicó MONCLOA.COM, se trataba del encargo de empresarios relacionados con el Casino del Aljarafe de Sevilla, que buscaban “elementos que demostraran la implicación de miembros del PP en corrupciones en cualquier punto del Estado”, especialmente en Andalucía.

Cuando Villarejo se puso al servicio de Iberdrola para actuar frente a la contestación social y política a la construcción de su central en Arcos, el comisario retomó esas notas que citaban, por ejemplo, seguimientos personales realizados a Javier Arenas.

Concretamente, el informe relataba las dificultades para realizar esta vigilancia debido a las fuertes medidas de seguridad. Esto habría hecho difícil “el seguimiento de los autos que maneja, un BMW y también un Audi, blindados y con dos más de protección y asistencia”, según consta en este documento.

Villarejo Pizarro

Iberdrola contrató a Villarejo para “desprestigiar” al presidente de Endesa

  • El jefe de seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, requirió los servicios del comisario para atacar a Manuel Pizarro.
  • La información recogida incluyó la referencia a seguimientos realizados al Hotel Alfonso XIII de Sevilla y a encuentros los fines de semana “siempre con sujetos de sexo femenino sin identificar”. El informe también detalla que habrían seguido al dirigente del PP hasta una vivienda en Olvera (Cádiz) y un apartamento en Sevilla.

    El informe señala (en un castellano poco correcto) que Javier Arenas “hace labores de influir en grupos empresariales con información de privilegio”. También le adjudica haber usado sus cargos públicos, incluido el de ministro, para obtener datos relevantes. El documento llega a afirmar que Arenas “no tiene escrúpulos” para ello.

    JAVIER ARENAS Y MANUEL OLIVENCIA

    El autor del informe sostiene que el “padre político” de Arenas fue Manuel Olivencia, el que fuera comisario de la Expo 92. De hecho, el documento adjudica a Arenas “uso de información de privilegio” con su ayuda. Además, este análisis señala como pistas a seguir las de uno de sus socios y varias empresas. Igualmente, el informe sostiene que Javier Arenas “trabaja mucho con la ayuda de su hermano Eduardo Pablo” al que relaciona con otra serie de sociedades.

    La última pista que señala el informe es la de las relaciones que ambos hermanos habrían mantenido dos ciudadanos italianos y otro español, Luis M. Martín Rubio. Este nombre coincide con el de un abogado sevillano que llegó a ser vicepresidente de CajaSur. El informe afirma genéricamente que “a este lo utilizan obrando de testaferro de operaciones altas” y añade que “cuidan de trabajar con sociedades en la colonia de Gibraltar”.

    Hay que tener en cuenta que la información que contiene este informe se nutre a veces de anónimos, según detalla el propio documento. Esto ocurre, por ejemplo, cuando habla de Gaspar Zarrías.

    Villarejo Arenas
    Referencia al exvicepresidente de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías.

    Villarejo utilizó el informe relacionado con el casino de Sevilla para recuperar información que pudiera usar en su trabajo para Iberdrola, que se centró en gran parte en señalar que la postura del PSOE contraria a la central eléctrica de esta empresa se debía a presuntos pagos realizados por Endesa a los socialistas. De esta manera, el comisario siguió la pista de otros pagos que podría haber recibido el PSOE andaluz.

    El documento señala que existen varios anónimos que atacan con fuerza a Gaspar Zarrías y lo relacionan con el empresario ya fallecido Judah E. Binstock. En concreto, le relacionan “con la toma de licencias estratégicas en economía, como proyectos de urbanismo, concesiones de grandes superficies…” y dice que se adjuntan fotocopias.

    El origen de todas estas informaciones es más confuso si se tiene en cuenta que otro documento en poder del comisario Villarejo contiene algunas de estas referencias. Se trata de una “nota informativa” dirigida al Subdirector General Operativo de la Policía. Esta nota daba cuenta de que habían detectado el trabajo que estaba realizando Kroll y también que miembros de la Guardia Civil habían participado en su elaboración.

    Comentarios