Villarejo Iberdrola
El comisario Villarejo y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

José Manuel Villarejo se hizo pasar por empleado de Iberdrola para investigar a uno de sus directivos por encargo de la propia compañía. Según las grabaciones a las que ha tenido acceso MONCLOA.COM en una investigación conjunta con Elconfidencial.com, el excomisario, bajo el alias de Javier Hidalgo (un supuesto trabajador de la energética), trató de esclarecer si dos responsables de la eléctrica habían cobrado comisiones de Cespa, una subcontrata que se encargaba de destruir los documentos confidenciales de Iberdrola a través de una tercera empresa: Ecogesma.

Esos directivos que presuntamente habían percibido gratificaciones eran José María Álvarez y Magdalena Andreu. Para investigarlo, Villarejo utilizó al exresponsable de Medio Ambiente de la empresa del IBEX, Alejandro Pérez Escribano, para grabar a dirigentes de Cespa que reconocieran que habían pagado dichas comisiones. El comisario también investigó y espió a las empresas subcontratadas. Pero finalmente no encontró ninguna irregularidad. 

Iberdrola había cancelado en 2008 de forma abrupta un contrato de control de residuos que tenía con Cespa. Este acuerdo consistía en que la subcontrata destruía los documentos, tanto confidenciales como ordinarios, de la eléctrica a través de una tercera empresa llamada Ecogesma. Esta forma tan inesperada de proceder (ya que tan solo quedaban meses para que finalizara el contrato) llamó la atención de la empresa, que recurrió a Villarejo para que investigara qué había ocurrido.

iberdrola villarejo

Iberdrola espió a uno de sus directivos a través del comisario Villarejo

  • El director de Seguridad de la compañía energética encargó el trabajo al policía.
  • El comisario jubilado se reunió con todas las partes. Desde un abogado de Ecogesma hasta exdirectivos de Iberdrola, ya desvinculados de la compañía, que podían conocer qué había detrás de esta cancelación. Para pasar desapercibido, el excomisario adoptó el nombre de Javier Hidalgo, un supuesto miembro del departamento de calidad de Iberdrola. De entre sus encuentros, uno de ellos fue con el abogado de Ecogesma, la empresa que realmente realizaba el trabajo de destrucción de documentos y a la que Iberdrola aún no había pagado. “Nos debían 120.000. Nos han pagado hace una semana 60.000, quedan otros 60.000, y de estos 60 parece ser que solamente nos van a pagar 20.000”, comentó el abogado de la empresa de gestión de residuos, que también ha trabajado para el Partido Popular.

    Villarejo: “Ustedes se encargaban solamente de la cuestión de destrucción de documentos

    Arturo (abogado de Ecogesma): “Sí señor”.

    V: “Pero lo que es el transporte de documentación, ¿también?”

    A: “También, también, también. Y luego lo llevábamos a una central que tenemos en Fuenlabrada que ahí se destruían absolutamente todos los documentos. Tanto los confidenciales como los no confidenciales”.

    Durante la investigación, el excomisario abordó también a Alejandro Pérez Escribano, exresponsable de Medio Ambiente de la eléctrica. En un principio, Pérez recibió a Villarejo con extrañeza e incluso llegó a enfadarse por las preguntas del policía, pero el comisario jubilado se fue ganando poco a poco su confianza y “le tiró de la lengua”, tal y como afirma el propio exdirectivo, para sacarle información.

    Pérez afirma en las grabaciones a las que ha tenido acceso MONCLOA.COM en una investigación conjunta con Elconfidencial.com que la razón por la que Cespa, y por tanto Ecogesma, habían perdido el contrato era porque no habían pagado las comisiones correspondientes a dos directivos de Iberdrola: Magdalena Andreu y José María Álvarez.

    Alejandro Pérez Escribano: “Hombre, yo conozco lo que ha pasado. Porque Ecogesma me lo ha consultado en su momento. Esta gente lo ha pasado realmente mal a últimos del año 2008. Ha tenido unas presiones tremendas por parte de Cespa. Y a su vez Cespa, chantajeada y coaccionada por Iberdrola, a través de Magdalena Andreu y de José María Álvarez a diferentes niveles… porque esta empresa de Ecogesma había que echarla a la calle. Sin más”.

    Villarejo: “¿Pero por qué cree usted que eso ha podido…?”.

    P: “Pues yo creo, yo creo… por la información que a mí me llega… Aunque la gente de Ecogesma ha sido bastante prudente. Ha sido un tema espúreo, un tema de carácter no confesable. Es decir, se ha pedido lo que no se puede dar y lo que no se debe de dar. ¿Vale? Gratificaciones, en fin”.

    V: “¿Pero gratificaciones para alguien de Iberdrola?

    P: “Hombre, vamos a ver, esto es blanco y en botella… Si es la Magdalena Andreu y sus adláteres o el otro… Debe de ser para ellos, no va a ser ”.

    Alejandro Pérez Escribano: “En cuanto que Ecogesma no ha querido pagar el canon correspondiente, al no querer pagar el canon correspondiente, Iberdrola le ha ex… Bueno Iberdrola no, perdón, perdón, Iberdrola no; Magdalena Andreu y José María Álvarez… O usted tira a Ecogesma de en medio o usted se va a la mierda. Esto fue en el mes de diciembre del 2008. A mí me llama Ecogesma, me explica la situación… Yo no me puedo creer en aquel momento que fueran capaces de hacerlo. Les aconsejé que no cediesen a las famosas comisiones que le he comentado. Que no. Que eso nunca había sido el camino. Nunca en la vida, ni debería de serlo. Y además, yo les animé a que lo denunciaran. A que se fueran directamente a Iberdrola y hablasen con la dirección de compras o con quien coño fuera, me da igual, y lo pusieran de manifiesto. Pero les dio miedo, primero, porque no tenían pruebas tangibles (eran conversaciones). Y en segundo lugar, porque hombre, Ecogesma pretendía seguir siendo suministrador de Iberdrola o de Cespa. Daba igual”.

    Villarejo quería contrastar la información con los propios empresarios de Cespa y de Ecogesma. Así que el excomisario le pidió a Pérez Escribano que se colocara una grabadora que le iba a facilitar él y que se reuniera con los afectados para sonsacarles qué había detrás de las acciones realizadas por Álvarez y Andreu. En un principio, el exresponsable de Medio Ambiente se negó a hacerlo. Pero minutos después accede.

    Villarejo: “Bueno, mire. Le doy otra solución mucho más fácil. Yo… Organice usted una entrevista con ellos y yo le dejo un pequeño apara…

    Alejandro Pérez Escribano: “Perdone que me, perdone que me ría pero es que, joder. Me parece, me parece, me parece…

     – V: “No hombre no, pero, perdóname, si es únicamente. Si en vez de estar…

    P: “Me parece un tema…

    V: “No, pero mire. Yo le dejo un pequeño aparatito y luego oigo la charla que ha tenido… O sea, es que de esa manera yo me quedo con la certeza de que me está usted diciendo la verdad. Está usted solo hablando con la persona que usted quiera de Cespa o lo que sea. Y es un tema que yo le doy a usted mi palabra de honor de que no va a trascender de usted y de mí. Únicamente para consumo interno y que eso no va a trascender

    Villarejo: “Y como usted comprenderá, su testimonio es un testimonio de terceros. O sea, si es alguien de Cespa el que a mí me dice o al que yo oigo que dice que a este señor (José María Álvarez) se le pagan comisiones, pues entonces será totalmente diferente”.

    Una vez Pérez ha pasado por el aro, el exresponsable de Medio Ambiente de Iberdrola ahonda en lo que estaba convencido. Según sus declaraciones, en cuanto Ecogesma no quiso “pagar el canon correspondiente”, se quedó fuera de la ecuación. Pero no solo eso. Además, en los audios, Pérez recuerda el momento en el que un amigo suyo se enteró de cómo se conseguían las concesiones en Iberdrola.

    Iberdrola Villarejo

    García-Castellón abre una pieza separada sobre Iberdrola en el caso Villarejo

    El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha abierto una pieza secreta separada sobre Iberdrola en el caso Tándem, que investiga las actividades del comisario José Manuel Villarejo, según ha adelantado Elconfidencial.com en una investigación conjunta con MONCLOA.COM.Esta decisió...

    Tal y como explica el exdirectivo de la eléctrica, para que otras empresas obtuvieran concesiones de la compañía del IBEX, había que hacer la oferta más alta y después “repartir”. Así se lo relató, según detalla en los audios Pérez, Francisco Santiago, un constructor que había realizado trabajos para Iberdrola pero que le costaba mucho conseguir concesiones. Según cuenta, Santiago se quejaba de que, a pesar de presentar la oferta más baja, nunca le daban contratos. Esto fue así hasta el día que por fin se enteró de cómo funcionaban las cosas en Iberdrola gracias a algo que le comentó otro directivo de la eléctrica: Álex Goyeneche.

    Alejandro Pérez Escribano: “Y un día, un día. No recuerdo ahora, joder, no recuerdo ahora cuando fue, pues apareció bastante contento en el despacho, porque ya por fin había descubierto cómo debía hacerlo para ganar concursos en Iberdrola. En ese concreto servicio, de servicios generales, con José María Álvarez. Y quien se lo explica es Álex Goyeneche. Álex Goyeneche, que también colaboré con él durante muchos años…”.

    Villarejo: “Él trabaja con nosotros (Iberdrola)”.

    P: Claro, digo yo que sí. Si no se ha prejubilado o cosas parecidas, digo yo que seguirá con ustedes. Era el responsable, el responsable del control y presupuestación de todo el tema de obras con José María Álvarez. Y este es el que le explica a Paco, Francisco, cómo tiene que hacer las cosas. Le contó tranquilamente: es que tú te has equivocado, Paco, te has equivocado. Tu haces la oferta más baja y nunca te podemos adjudicar las obras. Nunca te podemos adjudicar las obras. Tienes que hacer las más altas y repartir. Tienes que hacer las más altas y repartir”.

    El exdirectivo de Iberdrola, ya retirado, finalmente se dejó llevar por las peticiones de Villarejo. Pérez se colocó la grabadora y se reunió en una cafetería con David de la Cruz y con José María Rodríguez (ambos de Cespa) para conseguir la confirmación de que Álvarez y Andreu había cobrado esas comisiones. Sin embargo, tras varios intentos, y una hora de grabación, el exresponsable de Medio Ambiente no fue capaz de conseguir una declaración que relatara alto y claro que lo habían hecho.

    De la Cruz (director regional de Cespa) y Álvarez se quejaban de que habían perdido el contrato con Iberdrola. E incluso de que aún les quedaba mucho dinero por cobrar (decenas de miles de euros). Pero lo que realmente les molestaba era que por una decisión unilateral de Andreu y Álvarez hubieran perdido una concesión que les había reportado muchos beneficios. A pesar de los intentos de Pérez de obtener la confirmación, los directivos de Cespa no lo llegaron a confirmarlo con rotundidad.

    Alejandro Pérez Escribano: “José María pero si eso es lo que… Eso es lo que… Lo que pasa es que… Como os han Chan… Perdóname la expresión. Os han chantajeado”.

    David de la Cruz: “¿Cómo?”.

    José María Rodríguez: “Chantajeado no, es una decisión de ella”.

    C: “No es chantajeado, han dicho, esta empresa fuera. Punto. Esta empresa, fuera”.

    R: “¿Tú sabes en el lío que nos vamos a meter?”.

    C: “Y la empresa la elegimos nosotros. Danos una serie de nombres, de empresas y la elegimos nosotros”.

    Al final, cuando ya deciden salir de la cafetería, David de la Cruz recuerda junto con Pérez cómo Álvarez le “puso a parir” a sus espaldas por temas personales. Tal es el agravio que siente de la Cruz que llega incluso a afirmar que “habrá que buscar la manera de meterle mano”. A esto responde Pérez que cree que es cuestión de “ponerse a pensar un poco” y “darle un recado”.

    Tras las grabaciones obtenidas por el exresponsable de Medio Ambiente, Villarejo redactó un informe en el que reflejó que José María Álvarez (o Chema, como le llama el comisario jubilado) no le parecía un “traidor”. Este texto llegó a manos del jefe de seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, quien consideró que se la habían “liado a todos” y que no estaba claro que el directivo de la energética hubiera cobrado comisiones.

    – Villarejo:Vamos, que de alguna manera Chema (José María Álvarez) no me parece un traidor, pues ya te lo dije, vamos, la impresión que hemos visto por un lado y por otro, eso nos parece. Ahora, un poco imprudente por las relaciones y por tal, y los vínculos esos están comprobados todos ¿eh?“.

    – Villarejo: “¿No estás satisfecho por el trabajo o…?“.

    – Antonio Asenjo: “Tengo que darle una última vuelta, pero yo creo que aquí, lo que te decía ayer, que esto es un bluf tonto, absurdo, ridículo, que yo no lo veía claro desde el principio y después de ver con detalle el asunto es que no… me sigue sin encajar por un montón de sitios y lo enfoco hacia un tema clarísimo, pero que yo creo que en ese tema no se ha ahondado. Pero bueno“.

    – Villarejo: “¡Pero bueno, no! Pero nosotros hemos ahondado en lo más importante, porque lo otro era un tema colateral. Nosotros hemos ahondado en lo más importante y es el riesgo de fuga de información de gente ajena a la empresa de datos sensibles. Eso ha sido… así entendimos nosotros que era el interés del asunto, y ver el grado de verosimilitud o de riesgo en sí que contemplaba el tema ¿no? Entonces…“.

    Comentarios