vox escaño
El líder de Vox, Santiago Abascal, celebra los resultados electorales.

Vox ha dado la gran campanada de la noche electoral al posicionarse como la tercera fuerza política de España con 52 diputados. Los de Santiago Abascal se han convertido en el partido político que más se ha beneficiado de la repetición de los comicios al lograr 28 diputados más que el pasado 28 de abril. 

En tan solo seis meses, la formación verde ha logrado escalar en el tablero político hasta desbancar a las dos formaciones que, a derecha e izquierda, iniciaron el final del bipartidismo allá por 2015. 

Unidas Podemos ha logrado 35 escaños, 7 menos de los que sumó en abril, mientras que Ciudadanos ha experimentado el mayor descalabro de la jornada con un pérdida de 47 escaños que dejan el futuro de su líder, Albert Rivera, pendiente de un hilo y a la formación naranja condenada, prácticamente, a la irrelevancia parlamentaria.

PSOE

A Sánchez no le salen los planes, Podemos y el PSOE pierden fuerza

  • El PSOE ha perdido tres escaños, de los 123 diputados obtenidos en abril, se ha quedado con 120.
  • SEIS MESES DE CARRERA DE FONDO

    Aunque el resultado que experimentó Vox el 28 abril no supuso el “pelotazo” que auguraban algunas encuestas, el paso de 0 a 24 escaños en el Congreso de los Diputados fue suficiente para ser calificado como un gran triunfo.

    Tanto es así que, en un primer momento, la repetición electoral se vivió con escepticismo porque el bloqueo político hacía temer una mayor movilización del llamado “voto útil” de la derecha hacia el PP en detrimento de Vox. 

    Aunque, efectivamente, y como ya ocurrió en la repetición electoral de 2016, los de Génova han mejorado muy notablemente su resultado pasando de 66 a 88 parlamentarios, lo cierto es que ese aumento no se ha alimentado de los votantes de Vox, que no solo se han mantenido fieles sino que han ganado casi un millón más de adeptos, con dos puntos menos de participación que la pasada primavera.

    El miedo de perder a algunos de los “24 de Vox” pronto desapareció para comenzar una campaña de movilización ciudadana que ha dado sus frutos este 10-N con más de 3,6 millones de votos que se han traducido en 52 asientos en la cámara baja, situándose como la tercera fuerza política en España, solo por detrás del PSOE, ganador de las elecciones con 120 escaños, tres menos que en abril, y que el PP.

    EUFORIA EN LA SEDE DE VOX

    Simpatizantes de la formación se dieron cita este domingo durante el escrutinio en su sede situada en la madrileña calle Bambú ataviados con banderas de España. Una concentración que vivió su momento álgido cuando dirigentes de la formación –Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros, Javier Ortega Smith, Rocío Monasterio y Jorge Buxadé– se asomaron al balcón casi al término del recuento.

    Ovacionados y a gritos de “viva España” y “presidente”, Abascal dirigió un mensaje de “gratitud” a los españoles que les han votado y recordó el meteórico ascenso de los suyos en “tan solo 11 meses”.

    De tener “cuatro o cinco concejales” en pequeños pueblos, ha recordado, a convertirse en la “tercera fuerza política de España con 52 diputados” y ser el partido “que más sube en votos y en escaños” de todo el panorama nacional

    El presidente de Vox ha calificado su triunfo como “la gesta política más grande de la democracia española” y ha prometido continuar con las políticas que han propuesto durante la campaña desde el congreso que es ahora, ha indicado, “más plural” con una “representación más real y fidedigna de lo que siente y piensa el pueblo español”.

    Ciudadanos

    Debacle de Ciudadanos: Albert Rivera se juega su futuro como líder

    Las encuestas se quedaron cortas. Ciudadanos ha conseguido menos escaños de los que le pronosticaban los diferentes sondeos. Y eso que ya anunciaron una caída considerable. Los de Albert Rivera han materializado su debacle electoral, al pasar de ser la tercera, con 57 escaños y a tan solo 9 del PP, ...

    RÉDITO DE LA CRISIS DE CATALUÑA 

    Una de las lecturas más extendidas para justificar el gran ascenso de Vox se encuentra en el rédito que podría haber sacado de la crisis de Cataluña, desatada a raíz de la condena por sedición del Tribunal Supremo a los líderes del denominado ‘procés’.

    La firmeza que ha mostrado la formación con la promesa de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para terminar con los disturbios en la comunidad autónoma habría movilizado a parte de su electorado, sobre todo en Cataluña donde ha sacado dos escaños.

    Gritos de “Puigdemont a prisión” o “Torra a la mazmorra” por parte de los simpatizantes reunidos este domingo en la sede para seguir el escrutinio confirmarían esta lectura.

    Con todo, el éxito de Vox no se traduce en la gobernabilidad del bloque de derechas que forma junto con el Partido Popular y Ciudadanos que suman 152 escaños, seis menos que el PSOE, Podemos y Más País. Estos últimos irrumpieron en el congreso con tres parlamentarios.

    De ese modo, los segundos comicios del año, convocados por Pedro Sánchez para tratar de desbloquear la situación, no parecen haber logrado su objetivo con ninguno de los dos bloques de derecha e izquierda sumando la mayoría absoluta de 176 escaños lo que deja la puerta abierta a diferentes pactos para tratar de salvar a España de unas quintas elecciones generales en cinco años.

    Comentarios