domingo, 16 mayo 2021 10:06

El líder ‘chaquetero’ de Podemos en Burgos: cabeza de cartel por tres partidos diferentes

  • Raúl Salinero encabezará la lista que prepara Podemos para las municipales de Burgos tras su ruptura con Imagina Burgos.
  • Es su tercera lista diferente en tres legislaturas, tras haber vivido un verano agitado por enfrentarse a la candidatura de unidad popular.
  • Salinero cuenta con detractores en la ciudad castellano-leonesa por su continuo salto de lista en lista.

Encabezar una lista en tres elecciones municipales consecutivas es difícil de ver en los tiempos que corren. Pero ser cabeza de cartel por tres partidos diferentes es toda una proeza política… a riesgo de que te acusen de ser un chaquetero. Es el caso de Raúl Salinero, líder de Podemos en Burgos, y que en el pasado dirigió Izquierda Unida e Imagina Burgos antes de recalar en la formación morada.

Su trayectoria política comienza en 2011 con Izquierda Unida. El joven de 27 años y natural de Alicante logró un resultado positivo, al recuperar un acta para una coalición que había quedado fuera del consistorio burgalés cuatro años atrás. Sin embargo, la alcaldía recayó por mayoría absoluta en manos de Javier Lacalle (PP), cuya primera legislatura estuvo marcada por las revueltas y disturbios provocados en el barrio de Gamonal, que acabaron copando portadas de periódicos y arranques de telediarios.

El clima burgalés se tornó en irrespirable y el Ayuntamiento popular se vio obligado a dar marcha atrás en la construcción del Bulevar de Gamonal, “pelotazo urbanístico” según la oposición que contaba con un presupuesto de 14 millones de euros.

Este proyecto contó con la aguerrida defensa de Antonio Miguel ‘Míchel’ Méndez Pozo, conocido por todos como “el Rey de Burgos” por su poderío mediático a través del Diario de Burgos. El primer constructor encarcelado por corrupción, allá por el año 1994, tuvo que ver con frustración como la obra se guardaba en un cajón municipal gracias a la presión ciudadana.

SALINERO REPITE EN 2015 CON IMAGINA BURGOS

El PP de Javier Lacalle perdía su mayoría absoluta en Burgos en 2015 tras dejarse 12.000 votos, una cuarta parte de ellos en el barrio de Gamonal. Ciudadanos, sin embargo, no posibilitó un Gobierno alternativo y apoyó contra pronóstico su reelección para enfado del PSOE e Imagina Burgos, que gracias al apoyo de Podemos e Izquierda Unida se disparaba hasta los seis representantes. Al frente de ellos estuvo de nuevo Raúl Salinero, burgalés de adopción desde que decidió cursar a los 18 años sus estudios en la Escuela de Obras Públicas en esta ciudad.

Burgos
Raúl Salinero al frente de IU en Burgos en la legislatura 2011-15.

En los últimos meses, la imagen de Salinero se ha colocado en el centro de la diana de varias voces tras la ruptura de Imagina Burgos por la guerra de Podemos con la candidatura de unidad popular. El divorcio se formalizó este año después de que la formación morada explicase en un comunicado que los tres concejales de Imagina que militaban en el partido de Pablo Iglesias dejaban “de participar o formar parte de los distintos ámbitos de participación y decisión”.

También se señaló que Raúl Salinero, Blanca Guinea y Marco Antonio Manjón “trabajarán de forma autónoma, defendiendo el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones de 2015”. Finalmente, Manjón se mantuvo fiel a Imagina Burgos y abandonó Podemos.

PODEMOS APOYA LA RUPTURA DE IMAGINA BURGOS

Pablo Fernández, secretario general de Podemos en Castilla y León y portavoz de la formación morada en las Cortes castellano-leonesas, aplaudió la ruptura y se personó en Burgos en plena batalla de Imagina para dar su apoyo público a los concejales que dejaban la candidatura de unidad popular.

Podemos afirmó en un comunicado que “no se podía continuar en la dinámica de deterioro de una alternativa popular y progresista en la ciudad” y el propio Fernández, respaldado en rueda de prensa por Salinero y Guinea, señaló que ambos concejales no reconocían la legitimidad de la asamblea de Imagina Burgos, que pedía la devolución de ambas actas.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”767″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Imagina, por su parte, afirmó que la salida de ambos concejales era “turbia” y respondía a “intereses espurios”, situación que suponía “una privatización de la toma de decisiones”.

El culebrón político concluyó con la expulsión de ambos concejales por parte de Imagina, que votó con 137 votos a favor de un total de 156 personas que Salinero abandonase la portavocía del grupo y con 126 votos afirmativos a que ambos concejales devolviesen el acta, situación que no se dio porque ambos se mantienen como no adscritos dentro del consistorio burgalés.

FERNÁNDEZ CREE QUE PODEMOS MEJORARÁ EN BURGOS

El líder morado en Castilla y León subrayó que el trabajo realizado “a lo largo de los últimos tres años dará sus frutos en las elecciones de 2019” y afirmó que habrá gente que “echará de menos trabajar con dos personas de tanta valía como Raúl Salinero y Blanca Guinea”.

Imagina respondió con pólvora: “Salinero y Guinea han incumplido los principios ético básicos de la formación, mostrando su voluntad de salir de los órganos de la formación porque el interés personal de ambos concejales ha estado y está por encima del bien general de toda la ciudadanía que eligió a IB para representarles en el Ayuntamiento”.

Raúl Salinero, candidato de Imagina Burgos, que logró seis representantes en 2015. Foto: ImaginaBurgos.es

Imagina denuncia que no podía “aceptar que dos personas que fueron elegidas por presentarse en las listas de Imagina, se apropien de unas acta de concejal que solo pertenecen a la organización que les presentó en sus listas y que quieren mantener faltando a su compromiso público”, ya que creen en “la política hecha por la gente de Burgos y para la gente de Burgos, donde las decisiones se toman en nuestra ciudad sin atender a consignas de partido que vengan de Valladolid o Madrid“.

La candidatura denunció también la “campaña de desprestigio destinada tanto a justificar su huida como a presionar y confundir con difamaciones a los participantes en Imagina, que Raúl Salinero ha vertido contra Imagina Burgos”. Salinero por lo pronto afirma que seguirá trabajando “de forma autónoma”, aunque en algunos foros locales ironizaban sobre el trabajo autónomo “porque no se le conoce trabajo fuera de la política a sus 33 años“.

UN VERANO GRIS PARA SALINERO EN BURGOS

No ha sido un verano plácido para el concejal no adscrito Salinero, que fue expulsado por el alcalde Javier Lacalle en el pleno del 27 de julio tras un choque en el turno de ruegos y preguntas. En agosto, Salinero también recibió algunas acusaciones por parte de su ex compañero Marco Antonio Manjón, que renunció en público en su militancia de Podemos porque no podía “seguir participando en una organización que ha dado un giro brusco a las expectativas”.

El concejal de Imagina Burgos afirmó que la formación morada en Burgos, cuya secretaría política recae en Salinero, le negó la posibilidad de participar en las primarias de cara a las próximas municipales.

Con este ambiente tan enrarecido y de cara a 2019, Izquierda Unida concurrirá junto a Podemos a nivel autonómico y municipal en Burgos… excepto en su capital, ya que IU ha manifestado su intención de seguir apoyando a Imagina Burgos y el ex candidato de ambas listas, Raúl Salinero, es el claro favorito para rivalizar contra ellos desde Podemos.