lunes, 14 junio 2021 08:26

Iglesias asegura que es cuestión de paciencia: “habrá gobierno de coalición”

Justo después de escenificar ayer una ruptura irreversible y sin paliativos en las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para la formación de Gobierno, el secretario general de los ‘morados’, Pablo Iglesias, todavía se muestra convencido de que habrá “gobierno de coalición”, alegando que con los socialistas “hay que tener paciencia”.

Iglesias apuesta porque el PSOE finalmente llegue a la conclusión de que lo “más sensato” es formar un “gobierno de coalición” con su partido, aunque ha reiterado que “hay que tener paciencia” y “si no es en julio, será en agosto y si no en septiembre”. Y es que para el líder de Unidas Podemos “la negociación de un acuerdo de coalición con nosotros” además de ser “la vía más sensata” se trata de “única posible”.

La situación se reconducirá para que Sánchez rectifique “ese tono bronco”, levante los vetos y se llegue a un acuerdo

En una entrevista al diario ’20 Minutos’ recogida por Europa Press, Iglesias ha manifestado que “más tarde o más temprano” el PSOE entenderá el veredicto de las urnas y abandonará su postura actual de obsesión “por tener todos los sillones, por no compartir responsabilidades, por quedarse con todo el poder” y gobernar en solitario, una estrategia “errática” en su opinión.

Iglesias se muestra convencido de que la situación se reconducirá para que Sánchez rectifique “ese tono bronco”, levante los vetos y se llegue a un acuerdo que posibilite un gobierno de coalición.

SÁNCHEZ “RECTIFICARÁ”

A pesar de no dar la batalla por perdida y de considerar que aún a estas alturas la negociación se puede reconducir con éxito, Iglesias ha criticado que el presidente del Gobierno en funciones haya vetado su presencia en el Consejo de Ministros aunque se ha mostrado convencido de que Sánchez “se va a disculpar” por haber dicho que no defiende la democracia y aclarará que no ha querido decir eso. “Pedro se ha equivocado, ha tenido un lapsus afirmando que nosotros no creemos en la democracia”, ha subrayado Iglesias.

En cualquier caso, Iglesias ha asegurado que este tipo de declaraciones, no se toman como algo personal y ha defendido que la relación con Sánchez “es cordial”. “Con la máxima cordialidad e incluso con ironía, le diré: pero Pedro, ¿cómo es esto de que yo no creo en la democracia? ¿Cómo dices estas cosas?”, ha señalado.

LA CONSULTA A LAS BASES DE PODEMOS

Respecto a otro de los obstáculos que según los socialistas ha dinamitado la negociación, la consulta a las bases de Podemos, Iglesias ha defendido el mandato que le han dado los inscritos, que son quieres deciden la postura de la formación respecto a la investidura.

Tampoco le ha gustado que Sánchez haya anunciado una nueva ronda de contactos telefónicos con PP, Ciudadanos y Unidas Podemos y, en este sentido, le ha pedido que “termine de decidirse a la hora de buscar socio” porque, según ha criticado, “es poco creíble decir que se quieren hacer políticas de izquierdas y al mismo tiempo estar interpelando permanentemente a la derecha”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46218″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

A pesar de las dificultades, Iglesias no contempla el escenario de unas nuevas elecciones y se ha mostrado convencido de que habrá acuerdo “si no es en julio, será en agosto o en septiembre”. “Es evidente que si el PSOE falla en esta investidura, no le quedará más remedio que hacer lo que no ha hecho en los últimos 90 días, que es negociar un Gobierno”, ha explicado.

De esta forma, el líder de Podemos ha dejado la puerta abierta a otra investidura en septiembre. “No puede extrañar a nadie que esto ocurra. En este país nunca ha habido un Gobierno de coalición. Hay que tener paciencia, nosotros no vamos a perder los nervios, no vamos a descalificar al PSOE, ni a Sánchez”, ha apostillado.

En este marco, ha sido más rotundo en cuanto a un adelanto electoral, algo que ha tildado de “irresponsabilidad” ante la que los españoles se enfadarían, además de que penalizarían, en su opinión, al PSOE. “Me atrevo a hacer una predicción: creo que si Pedro Sánchez obliga a los españoles a votar otra vez, no será presidente de España nunca”, ha aventurado.

IGLESIAS, EL PRINCIPAL ESCOLLO PARA SÁNCHEZ

Finalmente Sánchez se decidía ayer a verbalizar lo que ya era un secreto a voces. La negociación entre PSOE y Podemos para formalizar un gobierno de coalición no podía prosperar porque el principal “escollo” era la exigencia -irrenunciable- de Iglesias de entrar en el Consejo de Ministros. Mucho se habló también de los cargos que Iglesias habría reclamado para su formación -vicepresidencia y varias carteras entre las que estarían la de Hacienda y también Comunicación-, un extremo que volvieron a negar desde la formación ‘morada’

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46219″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El líder del PSOE se mostraba claro y tajante, y aseguraba que necesita un vicepresidente que “defienda la democracia” y que no considere que en España hay presos políticos.

Es evidente, Sánchez no quiere a Iglesias, pero no le importaría que personas cualificadas de Podemos entrasen en el Gobierno. Eso sí, la propuesta tiene fecha de caducidad: la primera votación de investidura. Si el acuerdo no se produce ahora, por tanto, difícilmente lo hará en el futuro. Y si PP o Ciudadanos no se abstienen la izquierda se jugaría el pulso en unas nuevas elecciones.