jueves, 15 abril 2021 06:38

‘No curras, no cobras’ recoge 650.000 firmas contra la indemnización a parlamentarios

El desencanto y el hastío ciudadano con la clase política es palpable. No sólo la falta de entendimiento entre los líderes a los que se presuponía cierta capacidad negociadora propia del final del bipartidismo, sino los días, semanas y meses de negociaciones frustradas, con el desgaste que conlleva para una población que, además, observa en los políticos, una clase ‘profesional’ especialmente bien retribuida. Ante una situación excepcional de fracaso que cristaliza en una repetición electoral -y con las próximas van cuatro elecciones en los últimos cuatro años-, los ciudadanos se movilizan con el objetivo de castigar a sus representantes. La campaña ‘No curras, no cobras’ promovida desde Change.org recoge 650.000 firmas, de momento, contra la indemnización a parlamentarios.

El impulsor de la campaña en Internet en contra de que los parlamentarios cobren indemnización al disolverse las Cortes Generales entregará este martes en el Congreso y en las sedes de los diferentes partidos las alrededor de 650.000 firmas que se han unido a su causa.

Esa indemnización correspondiente a 46 días oscila entre casi 6.000 y algo más de 7.200 euros

La semana pasada, ante el anuncio de repetición de elecciones por falta de investidura, un ciudadano puso en marcha en la plataforma Change.org la citada campaña bajo el lema ‘No curras, no cobras’ con el objetivo de forzar que los diputados y senadores renuncien a la conocida como indemnización por transición.

Con la disolución, los parlamentarios que no integren la Diputación Permanente del Congreso o del Senado dejarán de percibir su sueldo, pero tendrán derecho a una indemnización para compensar la eventual falta de ingresos de éstos en el periodo que va desde la disolución hasta el día de la votación.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52074″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

En concreto, en el Congreso serán 213 los diputados que podrán cobrar esa indemnización en un pago único correspondiente a 46 días de su sueldo, una cuantía que oscila aproximadamente entre casi 6.000 euros y algo más de 7.200 euros, en función de si son parlamentarios por Madrid o por otra provincia. Eso sí, para poderla cobrar, los diputados deben solicitarlo expresamente y este pago es incompatible con cualquier otro ingreso.

EN SÓLO CUATRO DÍAS

El pasado marzo sólo cinco diputados y nueve senadores declinaron cobrar esta indemnización y el objetivo de la campaña es que esa cifra se multiplique. Así las cosas, el promotor de esta campaña ha decidido llevar al Congreso las 650.000 firmas de ciudadanos que se han adherido a su iniciativa, aprovechando que este martes se disuelven las Cortes.

“Más de 600.000 personas se han juntado en menos de cuatro días para decir basta”, destaca el impulsor de esta petición en la citada plataforma, que no desaprovecha para llamar a la ciudadanía a seguir sumándose a la campaña para tener más firmas que presentar este martes.

EL COSTE DE LAS ELECCIONES

Por otro lado, también el elevado coste para las arcas públicas que va a suponer la repetición electoral, por falta de entendimiento político, ha abierto en los últimos días un encendido debate social que encontrado en las redes sociales su principal foro de discusión. Según fuentes del Ministerio del Interior, las nuevas elecciones costarán alrededor de 140 millones de euros.

Pero el dato que más ha indignado a los españoles no es el coste aislado, sino el conjunto. Desde 2015, el precio de las elecciones celebradas en España ha sido de 540 millones de euros. “140 millones de euros por la repetición de elecciones. Se ve que nos sobra el dinero. Menudo desastre…”, ha comentado un usuario en las redes sociales. De estos 140 millones, el 40% del gasto corresponde a las labores de Correos. Y hasta un 15% corresponde a las Juntas Electorales. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52665″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Algunos partidos también se han mostrado especialmente críticos con las consecuencias que acarrea la ausencia de pactos. Vox lanzaba su propia propuesta para penalizar a los parlamentarios ante el incumplimiento de plazos en la formación de gobierno.

Este verano, desde  la formación de Santiago Abascal criticaban que la imposibilidad de llegar a pactos de mínimos entre partidos, además de impedir la formación de gobiernos -tanto a nivel nacional como autonómico-, ponía en evidencia la incapacidad de los políticos de resolver el complicado puzle salido de las urnas. En este caso, el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, defendía suspender de sueldo a los políticos que no cumplan los plazos para formar gobiernos, por considerar que sería un “estímulo maravilloso” y “aceleraría los plazos”.

Me parece una medida muy lógica y aceleraría los plazos. Gobierno que no se constituye o político que no cumple los plazos, no cobra”, señalaba Espinosa de los Monteros en una entrevista en RNE, al tiempo que admitía que su partido estaba estudiando esa propuesta.