sábado, 19 junio 2021 23:23

Mallorca: Detenido un hombre por explotación sexual de menores

La Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional ha detenido al cabecilla de una red de explotación sexual de menores en Palma de Mallorca. El arresto se produjo el pasado martes, después de que el cuerpo policial recibiese la denuncia de una de las víctimas.

Tras proceder al registro del domicilio del detenido se le incautó una pistola. La denunciante aseguró a los investigadores que fue amenazada con el arma en el pasado mes de diciembre.

Después de ser detenido el martes fue puesto a disposición judicial el miércoles. El fiscal no solicitó prisión preventiva y el juez de Instrucción nº1 de Palma, en funciones de guardia, decidió dejarlo en libertad. Se le acusa de delitos de corrupción de menores, contra la salud pública y amenazas. Asimismo, se dictó una orden de protección sobre la menor.

EXPLOTACIÓN SEXUAL DE MENORES DESDE 2017

Una adolescente de 17 años acudió el pasado lunes a la Policía Nacional para relatar su caso. Aseguró que un grupo de jóvenes de origen árabe, entre los cuales se encontraba su expareja, la obligó a prostituirse. Además, denunció que este último la agredió sexualmente.

En su declaración dio una descripción del individuo que lideraba la red de explotación sexual de menores que empezó a actuar en septiembre de 2017. Desde entonces habrían obligado a diferentes menores de edad a prostituirse.

Los hechos que la víctima puso en conocimiento de los agentes se remontan a dicho año, habiéndose producido en primer lugar en una casa okupa sita en El Arenal (Mallorca). Allí, tres jóvenes, dos de ellos que habían estado en el centro de menores Es Pinaret, y una chica obligaron a la denunciante a prostituirse junto a otras tres niñas.

La víctima que denuncio los hechos, una adolescente de 17 años, aseguró que la última vez que estuvo con el cabecilla fue una semana antes en un piso situado en El Arenal de Llucmajor, cerca de la playa.

PROSTITUIDA EN MÁS DE 200 OCASIONES

La chica relató que un desconocido de origen marroquí acudió a la vivienda en la que se encontraba y la obligó a mantener relaciones sexuales tras golpearla. Posteriormente, el agresor habría pagado 100 euros al cabecilla de la red de explotación sexual. Esta fue la última agresión sexual que ha sufrido.

La menor declaró que la habían prostituido en casas y cuatro hoteles distintos más de 200 veces desde el año 2017. Además, indicó que nunca se registraba cuando iban a hoteles. En su lugar lo hacía el jefe o el cliente y tan solo se quedaban en el establecimiento durante 30 minutos o una hora.

El modus operandi consistía en la entrada al hotel del cabecilla de la red de explotación sexual de menores con el cliente y luego lo hacía la menor. Esta debía dirigirse a la habitación que el detenido le indicase mediante la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp. Sin embargo, la víctima no conserva ninguno de esos mensajes en su teléfono móvil.

Detenido en Mallorca por explotación sexual de menores
El arresto se produjo después de la denuncia de una joven de 17 años, que denunció su caso. El hombre se dedicaba a prostituir menores desde 2017.

DROGADA Y GOLPEADA

La denunciante aseguró que la drogaban con pastillas, lo que hacía que ella estuviera muy relajada, además de introducir sustancias estupefacientes en las copas. Los clientes eran principalmente españoles, magrebíes y turistas europeos, según su testimonio.

Además de ser drogada para que ejerciese la prostitución, la adolescente aseguró que los miembros de la red de explotación sexual de menores la agredían y amenazaban cuando se negaba a obedecer sus órdenes. Lo mismo ocurría con el resto de niñas que fueron víctimas de la organización criminal. De hecho, la denunciante aseguró que en una ocasión pegaron una gran paliza a una de las menores prostituidas.

La vivienda de El Arenal en la que ejercían en muchas ocasiones la prostitución fue vendida. Por ello dejaron de acudir a ese lugar para ser obligadas a mantener relaciones sexuales con desconocidos.

AGREDIDA SEXUALMENTE POR EX PAREJA

La joven de 17 años manifestó a los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional que su expareja, de 20 años, la obligó a ejercer la prostitución en los últimos meses de su relación. Este joven era uno de los principales colaboradores del principal responsable de la red de explotación sexual de menores.

A finales del pasado 2019, según el relato de la víctima, su madre le pidió que quedará con el que había sido su pareja porque tenía algo para ella. Tras acceder y conversar con él, este le pidió utilizar el baño de su casa. Al salir del mismo, le habría atado las manos con una cuerda y la agredió sexualmente.

Según su versión, una vez consumada la violación, su expareja le dio 100 euros para que se los diese a su madre. Por ello, ha denunciado que su progenitora estaba al tanto de la situación y que el proxeneta le paga por explotarla sexualmente.

Tras la denuncia y los hechos relatados por la menor el lunes, al día siguiente la Policía Nacional procedió a la detención del cabecilla de la red de prostitución. Era un ciudadano de origen marroquí, de unos 30 años de edad.

Tras pasar a disposición judicial, el juez lo dejó en libertad, al mismo tiempo que dictó una orden de protección a favor de la joven. Asimismo, su expareja, que se encuentra en paradero desconocido, no podrá comunicarse ni acercarse a menos de 200 metros de la víctima.

EXPLOTACIÓN SEXUAL DE MENORES TUTELADAS

En Mallorca ha habido un gran escándalo por la explotación sexual de menores tuteladas en la isla. El primer caso de denuncia por este tipo de delito se presentó ante la Oficina de la Defensa del Menor hace ya 12 años. Desde entonces se han sucedido las operaciones policiales para detectar casos de explotación de menores, si bien hasta hace dos años no se empezaron a contabilizar los casos.

Después de que a principios de año saltase el escándalo, el Consell de Mallorca decidió incrementar el presupuesto del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) para crear un nuevo centro y contratar más monitores y educadores, además de monitorizar a las tuteladas en riesgo. El objetivo es reducir el riesgo de que puedan darse casos de prostitución infantil.

Una violación grupal a una menor (13 años) en Mallorca en la pasada Nochebuena fue la que destapó una red de tráfico de drogas y prostitución de adolescentes tutelados. En esa ocasión la Policía Nacional detuvo a 7 personas. Entre ellas se encontraba una menor que fue el nexo entre la víctima y los agresores.

El gran escándalo surgió cuando varios trabajadores de Es Pinaret, el centro de menores de Mallorca, conocían que había chicos que actuaban como proxenetas introduciendo a las menores en la prostitución. Aunque era una actividad extendida y conocida entre los jóvenes del centro, no se trató de buscar solución, según diferentes testimonios.