jueves, 13 mayo 2021 01:28

La Guardia Civil escolta un camión cargado con material sanitario

La Guardia Civil continúa con sus diferentes labores en la lucha contra el coronavirus, las cuales van desde el control del confinamiento establecido por el estado de alarma, que se prolongará hasta después del puente de mayo, hasta la escolta de los camiones cargados con material sanitario que llegan a España.

Con respecto a este último marco de actuación, agentes del Instituto Armado se han encargado de escoltar a un camión con material sanitario desde la frontera con Portugal hasta Alicante. El destino final del cargamento era el Hospital del Vinalopó en Elche.

De esta forma se ha asegurado que el camión pudiese atravesar todo el territorio nacional sin ningún tipo de de incidencia. Además, de esta manera ha podido circular con la urgencia tan necesaria y que está motivada por la crisis sanitaria actual. Patrullas de la Guardia Civil se han encargado de darle escolta a su paso por diferentes provincias españolas.

El camión entró al territorio nacional por Verín (Ourense), donde recibió la asistencia policial en su paso por la frontera. Luego hizo una descarga parcial de su carga en un hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid). Tras esta parada continuó con su camino hasta su destino final, el mencionado hospital alicantino.

Los agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante (USECIC) fueron los encargados de escoltarlo desde el límite de la provincia de Albacete hasta el Hospital de Vinalopó, en Elche. Allí pudo repartir 140.000 batas sanitarias, que serán compartidas con el Hospital de Torrevieja (Alicante).

TRASLADO DE RESPIRADORES CÓRDOBA – ANTEQUERA

Por otro lado, la Guardia Civil, dentro del marco de las misiones que le han sido encomendadas por el estado de alarma, ha colaborado en el traslado de material sanitario entre Córdoba y Antequera. Concretamente, la Benemérita ha trasladado cinco respiradores facilitados por tres clínicas privadas de Córdoba a la localidad malagueña de Antequera.

Además, agentes de la Guardia Civil también han trasladado material desinfectante a una residencia de la tercera edad de Montilla (Córdoba). Este material sanitario fue donado por parte de una asociación cultural de la propia localidad.

COMPRA DE MATERIAL SANITARIO A CHINA

Hace poco más de una semana, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció la compra de material sanitario a China por valor de 432 millones de euros. Dicha inversión supondrá la llegada de 550 millones de mascarillas, 5,5 millones de test y 950 equipos de respiración asistida. También llegaran guantes y otro material de protección.

Las entregas de este material se distribuirán a lo largo de las próximas semanas, tratando así de que los sanitarios cuenten con el material requerido para afrontar la crisis por coronavirus. Además, desde el Gobierno se asegura estar gestionando la compra de más equipos. Asimismo, se está activando la fabricación nacional de estas categorías de productos, en la que están colaborando numerosas empresas españolas.

TEST FALLIDOS

El Gobierno espera que no se vuelva a repetir un nuevo caso de tests rápidos fallidos para detectar el coronavirus. Sin embargo, a pesar de que fueron devueltos a su proveedor por estar defectuosos, ha vuelto a confiar en la misma empresa china para la compra de nuevas pruebas rápidas. Estas son de una certificación mayor y mayor fiabilidad. Además, no se entregarán a las comunidades autónomas antes de haberlas validado.

La empresa en cuestión es Shenzhen Bioeasy Biotechnology, a la que el Gobierno hizo un primer pedido de 58.000 tests que no funcionaron. No obstante, de esos solo se llegaron a utilizar 8.000 y el resto fueron devueltos. Lo mismo ocurre con los 582.000 que ya tenía apalabrados el ejecutivo con la empresa.

La Guardia Civil escolta a un camión que portaba material sanitario desde la frontera con Portugal hasta Alicante
La Guardia Civil asegura que los camiones cargados con material sanitario puedan transitar por las carreteras del territorio nacional sin incidencias y con la urgencia necesaria en estos momentos de crisis.

TURQUÍA REQUISA RESPIRADORES PARA ESPAÑA

El Gobierno turco retiene desde el pasado sábado en la aduana del aeropuerto de Ankara un envío de material sanitario con 162 respiradores para el tratamiento de enfermos por coronavirus. Este material fue adquirido por los gobiernos autonómicos de Navarra y Castilla-La Mancha, a empresas otomanas.

El cargamento fue retenido después de que la aeronave en la que iban a ser transportados a España hiciese una escala. La razón de la restricción a la exportación de productos sanitarios se debe a la preocupación por abastecer su propio sistema sanitario.

La Embajada española ha tratado de realizar gestiones para permitir la entrega de ese material, pero por el momento sin éxito. Los respiradores se encuentran bloqueados en Turquía y se tendrá que renunciar a ellos durante varias semanas.

Previamente, desde este país sí se entregaron a España 25 toneladas de cargamento sanitario con mascarillas, batas y gel desinfectante. Lo hizo dentro del marco de colaboración entre países aliados de la OTAN. Ese cargamento llegó esta semana a Madrid, pero los respiradores, al menos por el momento, no llegarán al territorio español.

De esta manera, el Gobierno turco ha requisado los aspiradores, lo que ha supuesto que los Gobiernos autonómicos hayan tenido que buscar alternativas para poder responder a los cuidados de los ciudadanos afectados.

FRANCIA CONFISCÓ MATERIAL SANITARIO A ESPAÑA

Un hecho similar ocurrió a principios del pasado mes de marzo en Francia. España, junto a otros países, hizo un pedido de 4 millones de mascarillas a una empresa sueca. Para llegar al destino final, este material sanitario debía pasar por Marsella y Lyon, donde fue requisado el día 5 de marzo. Un millón de mascarillas estaban destinadas para España.

Justo antes de que llegase el pedido a territorio galo, el presidente de la República, Emmanuel Macron firmó un decreto que permite al Gobierno requisar todo producto que sea necesario para hacer frente al coronavirus. Por ello, el Secretariado General de la Defensa y la Seguridad Nacional (SGDSN) decidió realizar esta confiscación.

Durante 15 días estuvieron confiscadas las mascarillas. Tras dos semanas de presiones diplomáticas por parte del Gobierno sueco, este organismo accedió a que el pedido llegase a su destino. Sin embargo, solo llegó una parte del pedido.

Por este motivo, y para que no se repita en futuras ocasiones, la empresa sueca ha decidido que sus productos se distribuirán desde un puerto belga, evitando así su paso por Francia.

De esta forma, España ha sufrido problemas de confiscación por parte de Francia, parcialmente resueltos y Turquía, donde se desconoce hasta cuando estará retenido el avión con más de un centenar de respiradores. Por ellos el Gobierno de Castilla-La Mancha pagó 3 millones de euros.