martes, 25 junio 2024

Amancio Ortega dona, pero se da caprichos: estos son sus lujos

Amancio Ortega, el fundador de la cadena de ropa Zara, es según Forbes la quinta persona más rica del mundo (llegó a ser la segunda), con una fortuna estimada de 58.000 millones de dólares, dólar arriba dólar abajo. Por supuesto es el más rico de España con diferencia, provocando por igual envidias y admiración. Haga lo que haga, le critican o le elogian, pero siempre se ha vendido la sencillez de su vida diaria y sus donaciones. Sin embargo, el multimillonario gallego se da caprichos y lujos que como vemos no le afecta en lo más mínimo a su bolsillo.

Vamos a ver esos caprichos y lujos de Amancio, inalcanzables para el común de los mortales y que debilita la idea de un hombre que vive frugalmente y sin mayores excentricidades. Todos somos humanos y aunque se ha hecho a si mismo, como tanto se ha insistido también, la vida son cuatro días y el dinero está para gastarlo.

4
El pazo de verano de Amancio Ortega

Y si hablamos de propiedades inmobiliarias, no puede faltar en el manual del buen multimillonario un casoplón para pasar los meses de verano o estancias vacacionales. Pero sí que hay que decir que Amancio Ortega suele optar para el descanso en su amada tierra natal, nada de islas privadas paradisíacas o la típica casa en Miami.

Eso sí, el Pazo de Ancéis, que así se llama la propiedad, es todo menos humilde. Está edificado en un terreno con más de 42000 metros cuadrados en el que, al parecer, Ortega se ha construido, junto con la piscina privada, un huerto, y una granja en la que cría vacas y gallinas. El Amancio Ortega como granjero en su tiempo libre es una de sus múltiples facetas desconocidas.