domingo, 29 mayo 2022 01:03

Recetas de sopas frías para no abandonar la ‘cuchara’ en verano

La cocina tiene muchos encantos, y la verdad es que tiempos como estos donde el calor se hace presente, lo mejor es dedicarnos a hacer en familia buenas recetas de sopas frías para nunca abandonar la cuchara en el verano. Cada vez que las personas entran a la cocina de su casa no se imagina la gran cantidad de platos que pueden preparar. Además, son recetas sencillas, y muchos de esos ingredientes los tenemos en casa para las comidas diarias que solemos hacer.

Lo cierto es que no hay que ser un gran chef para hacer sopas frías, sólo debes tener las ganas y la dedicación de aprender, pues una vez que logres afinar la técnica, vas a tener la posibilidad de sorprender a tus seres queridos, o cuando invites a tus amigos a comer en casa.

Hay diversas propuestas de sopas frías, y el buen gusto que le vas a poner con estos tips que te daremos a continuación, te harán quedar bien contigo y con las personas que le des a probar. Lo divino viene en este material, porque a todos nos gusta deleitar el paladar con sabores diferentes.

Recetas y consejos para un gazpacho de lechuga

Recetas y consejos para un gazpacho de lechuga  sopas frías

Cuando se trata de sopas frías podemos ver que hay muchas opciones, pero siempre las personas suelen hacer las mismas recetas. Queremos que pruebes algo distinto, así que te damos las claves para que prepares un rico gazpacho de lechugas.

Ingredientes:

  • Lechuga, 200 g
  • Pepino, 1 pequeño o ½ grande
  • Yogur griego, 1
  • Ajo, 1 diente sin el germen
  • Vinagre de manzana, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Agua, 2 o 3 cucharadas
  • Jamón serrano picado, 1 cucharada
  • Pechuga de pavo en tiras, 2 cucharadas
  • Sal, al gusto

En 5 minutos ya puedes tener lista estas recetas para que tus invitados disfruten de la buena sazón que tienes. En una batidora pones la lechuga, el pepino lavado y cortado en rodajas. Además incluyes el diente de ajo, el yogur griego, sal, aceite de oliva extra virgen y el vinagre de manzana. Todos estos alimentos los va a procesar hasta que logres tener una crema fina.

Puedes agregarle agua pero sólo un poco hasta que obtengas la textura que deseas. Pruebas si está bien de sal y de vinagre, y la sirves sopas frías a los tuyos con un poco de jamón serrano y pechuga de pavo picada. Sorpréndelos a todos, porque en la cocina todo se vale.