¡No sabía ni vestirse! Todo lo que tuvo que aprender Letizia para ser Reina

Letizia Ortiz llegó a la Casa Real en el año 2004 tras contraer matrimonio con Felipe VI, una elección que no contó con el beneplácito de los por entonces reyes Doña Sofía y Don Juan Carlos I. Los eméritos no veían con buenos ojos que una plebeya fuese la llamada a convertirse en Reina de España.

A su llegada ya era conocida por ser presentadora de los informativos de TVE. Sin embargo, para convertirse en miembro de la Familia Real tuvo que someterse a grandes cambios para adaptarse a la que sería su nueva vida.. Te contamos todo lo que tuvo que aprender para convertirse en Reina.

UN CAMINO NADA SENCILLO PARA LETIZIA

UN CAMINO NADA SENCILLO PARA LETIZIA

El camino no ha sido nada sencillo para Letizia Ortiz para llegar a ser Reina de España. Muchos criticaron su pertenencia a la clase media y tuvo que hacer frente a diferentes obstáculos, aunque su búsqueda del perfeccionismo, que siempre le ha acompañado, le hizo tomar constantemente nota de todo para tratar de estar a la altura de la posición que ocupaba.

Su camino hacia el trono ha estado lleno de cambios, entre ellos el de su personalidad, que aunque sigue siendo fuerte se dulcificó públicamente, sobre todo tras el nacimiento de su primera hija, la Princesa Leonor.

Sin embargo, a pesar de que ha sabido adaptarse a muchas de las normas de la Casa Real, también ha logrado romper moldes, tanto por sus orígenes como en los diferentes cambios que ha ido aplicando en la institución. Esta ha sufrido una modernización de la que es una de las principales responsables.