Los años no perdonan: los increíbles cambios físicos de Letizia y Felipe VI desde que se casaron

En mayo de 2004 Felipe VI y Letizia Ortiz contrajeron matrimonio. Dieciséis años más tarde ha habido muchos cambios en sus vida, algunos de ellos físicos. Los años no perdonan para nadie y esto se puede apreciar si nos dentemos a observar los increíbles cambios físicos de los monarcas.

Tanto la asturiana como el hijo de Don Juan Carlos I y Doña Sofía han experimentado grandes cambios, sobre todo en el caso de la reina consorte, que, más allá del paso del tiempo, ha ido moldeando su aspecto a través de los tratamientos estéticos. Te contamos su evidente cambios físico desde que se casaron.

EL INCREÍBLE CAMBIO FÍSICO DE FELIPE VI

EL INCREÍBLE CAMBIO FÍSICO DE FELIPE VI

Desde el momento de su boda en 2004 y hasta 2014, el Rey Felipe VI había logrado mantener aún una apariencia joven; con los signos propios del envejecimiento pero sin que fuese tan aparente como en la actualidad. Los seis años como Rey de España, en los que ha tenido que lidiar con diferentes problemas de la Casa Real, le han pasado factura; y esto se nota en su físico.

Desde el 19 de junio de 2014 las cosas han cambiado mucho, evidenciándose un notable desgaste físico. Desde que se convirtió en rey ha tenido que pasar por momentos muy complicados: el conflicto político con Cataluña, los escándalos de su padre…

Todo ello ha provocado que haya un notable deterioro en el aspecto del monarca; que en el momento de su coronación no llevaba barba, tenía pocas caras y aún mantenía un rostro más juvenil.