miércoles, 3 marzo 2021 18:01

Verduras y frutas de temporada que debes consumir en invierno

Acabaron las fiestas y es muy probable que tu báscula haya sufrido las consecuencias. Aumentar de peso después de Navidades es muy habitual. Pero ya estamos en enero y ahora toca cuidarse. Es momento de decir adiós a las abundantes comidas llenas de calorías y recuperar los buenos hábitos alimenticios. Si son acompañados de actividad física mucho mejor. Para llevar a cabo una dieta adecuada existen muchos factores que debemos tener en cuenta; el factor climático es uno de ellos. Porque nuestro cuerpo no asimila de la misma forma los alimentos cuando hace frío que cuando hace calor. Pero la naturaleza es sabía y en cada estación del año nos ofrece diferentes productos. Entonces, ¿Qué debemos comer en enero? Aquí te contamos cuáles son las frutas y verduras perfectas para afrontar el duro invierno. Consumir alimentos de temporada es beneficioso para nuestra salud y también para nuestro bolsillo, ya que son mucho más baratos y, por supuesto, de mayor calidad.

Limón: una fruta fundamental para encarar el invierno

dieta de la limonada limones

Ya sea como condimento para nuestras comidas o como infusión, durante el invierno siempre debemos apañarnos para que el limón sea uno de los protagonistas de nuestra dieta. Los cítricos son las frutas invernales por excelencia. De todas formas, su temporada de recolección es muy amplia y podemos encontrarlos de muy buena calidad inclusive hasta casi entrado el verano. No obstante, el limón tiene muchas variedades. Enero es un mes propicio para la recolección de limón Fino o tipo Eureka.

El limón es muy rico en vitamina C y además estimula el sistema inmunitario protegiéndonos de virus y bacterias. ¿Acaso tu abuela nunca te ha hecho un preparado casero a base de limón para combatir un resfriado? Echa limón a tus comidas. Por ejemplo, reemplaza el vinagre por zumo de limón para aliñar tus ensaladas. También puedes prepararte infusiones con limón. Es una fruta perfecta para mantener las defensas altas. Prueba también la lima, cuyas propiedades son casi idénticas.