jueves, 17 junio 2021 18:21

Marlaska riega con 6,5 millones a Senegal y Mauritania para controlar la inmigración

Es de agradecer. Pese a que fuentes del Gobierno insisten en que prácticamente la totalidad de las subvenciones millonarias que acaban en países africanos tienen que ver de alguna forma con el control de la inmigración, no suelen reflejarlo así en el título de las ayudas. Sin embargo, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha desprendido de tanto adorno y tanto aderezo para llamar a las cosas como son. En el inicio de 2021, el Ministerio del Interior ha destinado, por el momento, 6,5 millones de euros a Senegal y Mauritania para controlar la inmigración irregular desde los países de origen. No es una gran cantidad de dinero, pero fuentes del Ejecutivo aseguran que desde estos países “no entienden” otra forma de hacer política que no tenga que ver con el dinero.

De esos 6,5 millones de euros, la mayoría irán a parar directamente a Mauritania, uno de los países de África que más dinero recibe de las arcas públicas españolas. En este caso, el Ministerio del Interior no habla directamente en el objeto del contrato del control de la inmigración como tal, pero sí que detalla que los cinco millones de euros de las arcas públicas españolas son una “ayuda directa a Mauritania en el ámbito de la Cooperación Policial internacional (segundo semestre 2020)”. Cooperación que se traduce en darles muchos más medios para evitar que los emigrantes salgan del país en busca de mejores condiciones.

En el caso de Senegal, Marlaska directamente se ha quitado la careta. Se trata de 1,5 millones de euros provenientes de las arcas públicas que serán una “ayuda directa a Senegal (segundo semestre 2020) para financiación de actividades de lucha contra la inmigración irregular, en el ámbito de la Cooperación Policial internacional”. Ambas ayudas directas, que suman un total de 6,5 millones de euros, acabarán en estos países africanos que las utilizarán a su discreción.

Las dos ayudas, que han sido aprobadas con el mismo estilo y forma, así como en la misma fecha (4 de febrero), se repartirán a través del mismo instrumento: la Secretaría General de Gestión Económica y Patrimonial. En otras ocasiones, y por norma general, el Gobierno suele utilizar a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, a través de la cual invierte millones de euros públicos en otros países para asuntos de diversa naturaleza. Sin embargo, esta vez, el soborno a las fuerzas policiales africanas viene con nombre y apellidos.

“Vista la Memoria de la Dirección General de Relaciones Internacionales y Extranjería, en la que se pone de manifiesto la actual situación del flujo de inmigración irregular que hace que la lucha contra las redes dedicadas a estas actividades sea una de las prioridades de la agenda política española y europea, como fuente de vulneración de derechos humanos (…) Resuelvo otorgar a la República de Senegal una ayuda de 1.500.000 € (un millón y medio de euros), para la cofinanciación de gastos realizados por las autoridades senegalesas en sus actividades de cooperación con España en la vigilancia de fronteras y en la lucha contra la inmigración irregular, durante el segundo semestre del año 2020”, comentan en un informe del Ministerio del Interior al que ha tenido acceso MONCLOA.com.

El nivel de detalle es interesante, ya que especifican en qué se deben gastar el dinero, a pesar de que luego los países que lo reciban lo utilizarán para lo que consideren, tal y como aseguran fuentes de la administración conocedoras del proceso. “En concreto, la distribución de gastos será la siguiente: 325.000 euros para combustible, aceite, reparación y mantenimiento de vehículos terrestres senegaleses. 23.000 euros para combustible, aceite, reparación y mantenimiento de las embarcaciones senegalesas. 1.144.700 euros para las dietas originadas por los efectivos participantes en las actuaciones. 7.300 euros de indemnizaciones operativas diarias (gastos de bolsillo) del Oficial de enlace senegalés en el Centro de Coordinación Regional de Canarias (en adelante, CCRC)”.

LA AECID Y MAURITANIA

España da mucho dinero a países extranjeros. Pero hay uno por el que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que depende del Ministerio de Exteriores, tiene especial fijación. Los motivos pueden ser varios, pero lo cierto es que España ha regalado a lo largo de 2020 a Mauritania más de cinco millones de euros en forma de subvención para diferentes menesteres. Desde pagar para fomentar el respeto mediambiental y la pesca artesanal en Nuabidú (la segunda ciudad más importante del país) a integrar a menores vulnerables a través del deporte. Las motivaciones de las subvenciones son loables, pero faltan explicaciones claras de por qué se dona ha donado tanto dinero a este país y no a otros. O simplemente por qué no se destina el dinero a otros asuntos. Fuentes cercanas al ministerio consultadas por MONCLOA.COM apuntan a un solo objetivo: controlar la inmigración.