viernes, 16 abril 2021 13:59

El Port de Barcelona inicia conversaciones para activar los cruceros

El Port de Barcelona ha iniciado conversaciones con las “autoridades sanitarias” para activar los cruceros. La prohibición de viajar desde el 13 de marzo del pasado año ha hecho mella en las cuentas del Port de Barcelona.

La medida, aún en vigor, ha provocado junto a otros factores, como las ayudas destinadas a empresas que trabajan en el Port y a la caída del sector del automóvil, ha dañado las cuentas de la entidad, que ha cerrado el ejercicio 2020 con 17 millones de euros, un 63% menos respecto a un año antes.

La entidad ha reclamado “protocolos claros para poder reanudar la actividad” de los cruceros. Mantener este sector cerrado provocaría unas pérdidas de más de 11 millones de euros. La presidenta del Port de Barcelona, Mercé Conesa, ha recordado que 9.000 personas viven de este sector, cuya aportación al PIB catalán es de 560 millones de euros.

La ejecutiva ha recordado que los ferris sí están operativos desde el final del primer estado de alarma, pero el movimiento de personas continúa siendo “muy limitado”. Así, el número de pasajeros cayó un 81%, pasando de 4,6 millones de pasajeros en el 2019 a 858.000 en el 2020. En el caso de los cruceros, la caída se sitúa en un 94%. Con respecto a los ferris, con 659.000 pasajeros, la caída ha sido del 56%.

CAÍDA DEL 63% DEL BENEFICIO

El beneficio del Port de Barcelona ha sufrido una caída del 63% en 2020 respecto al pasado año. El resultado neto es de 17 millones de euros, el nivel más bajo desde 2004 debido a la caída del tráfico y a las ayudas destinadas a las empresas para paliar los efectos de la pandemia.

En total, la pandemia ha supuesto una factura para el Port de Barcelona de 34 millones de euros en un “año atípico“. “No hemos buscado hacer los mejores resultados económicos de la historia sino que hemos buscado la resiliencia”, ha afirmado la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa.

La cifra de negocio en este 2020 ha descendido un 20%, hasta los 139 millones de euros, por la caída del tráfico total. Otro de los impactos de la pandemia de coronavirus se ha registrado en el cash flow, con una caída del 32%, hasta los 66 millones de euros. “Para nosotros, es el dato más relevante, ya que los puertos nos autofinanciamos y con estos recursos generados tenemos que abordar la devolución de la deuda y la realización de inversiones”, ha afirmado la subdirectora general de Económico y Financiero, Miriam Alaminos.

La infraestructura ha ejecutado 27 millones de euros, un 56% menos respecto a 2019 e inferior a las estimaciones proyectadas para este ejercicio. Así, el Port admite haber tenido “dificultades” a la hora de invertir. Y ha pedido “eliminar las barreras administrativas que dificultan, y mucho, las licitaciones de obras en los puertos”.

LA CAÍDA DEL AUTOMÓVIL

Por otro lado, el endeudamiento ha caído un 10%, hasta los 160 millones de euros, con una ratio de 11%. Mientras que el tráfico global ha alcanzado los 59,5 millones de toneladas, un 11,9% menos; mientras que los contenedores han bajado un 11% En el caso de los contenedores, el movimiento se ha situado muy cerca de los 3 millones de TEUs, con un descenso del 11%.

En el ámbito del tráfico de automóviles nuevos, uno de los segmentos más afectados por el actual contexto de incertidumbre y crisis económica derivada de la pandemia, la caída del año 2020 ha sido muy significativa, del 38%, con 480.000 unidades movidas.

En cuanto a la carga convencional, que mayoritariamente incluye el tráfico ro-ro, se ha registrado un movimiento de 347.000 UTIS, con un descenso del 16%. En este caso, las UTIs transportadas por las autopistas del mar sólo han caído un 2% (150.000 UTIs). El tráfico que ha recibido una golpe mayor por la pandemia ha sido el cabotaje, que cae un 24%.

CRUCEROS Y FERRIS