domingo, 11 abril 2021 00:57

Ximo Puig gasta 50.000 euros públicos en publicidad para darse autobombo

El ego del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se traduce en dinero público y márketing. Para el socialista es importante vender bien su gestión y no ha dudado en tirar del erario público en plena pandemia para gastarse más de 60.500 euros en mejorar su imagen y la de su gestión como presidente autonómico a través de creatividades para campañas institucionales de comunicación de presidencia de la Generalitat”. “Los trabajos fundamentales a realizar comprenderán tanto la gestión del diseño, como la creatividad y la producción de las acciones de comunicación, sin incluir las campañas publicitarias, que Presidencia de la Generalitrat considere necesario llevar a cabo durante el periodo de duración del contrato”, detallan en un documento al que ha tenido acceso MONCLOA.com.

De momento, a Ximo Puig no le salen las cuentas como quisiera. El “volátil” hospital de campaña que tuvo que retirar por culpa del viento o su forma de permitir a Ecoembes perpetuar un reciclaje nefasto (dándoles incluso acceso a ayudas europeas) han supuesto un problema para la imagen pública de su gestión. Al mismo tiempo, la Comunidad Valenciana es la más restrictiva de todas las autonomías en referencia a la movilidad por la pandemia y tampoco es que ofrezcan unos dato de contagios e ingresados mucho menores que el resto de España, por lo que la gestión del socialista está en horas bajas y se han visto “obligados” a destinar 50.000 euros (sin contar el IVA) para una campaña de publicidad que ayude a mejorar la imagen de la presidencia.

“Este contrato tiene por objeto la prestación de servicios de creatividad publicitaria”, detallan en el pliego de las condiciones técnicas. Vamos, que se trata de gastarse dinero de todos los valencianos para promocionar las acciones de Ximo Puig, cómo no, a discreción del propio presidente de la Generalitat Valenciana. Cuando se accede a los detalles de en qué se gastará Ximo Puig el dinero de todos los valencianos, llegan las sorpresas. El desglose es enorme y está detallado en un documento al que hemos tenido acceso y que refleja cómo pretende el presidente autonómico mejorar su imagen de cara a sus electores. Y no es barato.

Casi toda la estrategia de Ximo Puig se basará en publicitarse en Internet a través de creatividades y copys que costarán nada menos que 5.000 euros (solo las creatividades, no el personal ni otros supuestos, como el gasto en redes sociales). Pero tampoco ha renunciado al clásico papel. El presidente autonómico prevé un gasto importante también en imprimir flyers (como si de una discoteca se tratara), folletos y carteles para promocionar a la presidencia de la Generalitat. Luego nos encontramos gasto en maquetación, rotulaciones y proyectos audiovisuales.

Sí, Ximo Puig también tiene previsto elaborar anuncios para ensalzar su propia labor con cargo a las arcas públicas. Concretamente, pretende desarrollar un anuncio de unos 20 segundos de animación por el que tendrán que pagar otros 5.000 euros, eso sí, con el guion incluido. A esto hay que añadirle las grabaciones de voz que irán destinadas a la radio a través de cuñas que costarán a los valencianos algo menos de 2.000 euros en este plan inicial de promoción a través de creatividades.

También reforzarán la imagen de la presidencia mediante una nueva identidad visual corporativa que le costará al erario público 4.000 euros (solo el diseño de esta “identidad”) sin tener en cuenta otros aspectos como el “naming de marca” o el “logotipo”, que eso va aparte. En total, todo el gasto inicial cubre las expectativas de la Generalitat Valenciana, ya que habían destinado 50.000 euros y han encontrado una empresa que asumirá el total de la partida presupuestaria que Ximo Puig ha destinado en plena pandemia. Los valencianos no podrán salir de su comunidad autónoma sin causa justificada, pero sí pagar la campaña institucional de su presidente.

PUIG, EL GESTOR FLAMENCO

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha tenido un 2020 muy musical. Su pasión por el cantaor flamenco José Mercé se ha dejado notar en las arcas autonómicas. Un mordisquito de 30.250 euros ha merecido la pena para el gabinete de Puig, que quisieron disfrutar en noviembre de una buena actuación antes de cerrar el año con el popular cantante micro en mano. Entre tanto, mientras Ximo se lo pasó en grande ese mes, pocos fueron capaces de predecir cómo evolucionaría en un par de meses la tercera ola de la pandemia. Los 30.000 euros para Mercé se gastaron rápido, pero para levantar un hospital de campaña, las cosas (y sobretodo la inversión pública) se complican. Y más si el viento “te roza y te quema”, como diría el cantaor flamenco.

José Mercé formó parte de un evento en el que participaron una buena cantidad de músicos. Mercé inauguró el sábado 14 de noviembre la segunda edición del ciclo ‘Les Arts és flamenco’ por el que pasaron a lo largo de la temporada del año de la pandemia algunos de los artistas más conocidos del cante jondo. El evento lo abrió el artista jerezano en el Auditori del Palau de les Arts en un espectáculo en el que interpretó un repertorio con los palos más clásicos del flamenco. 30.000 euros costó la broma a todos los valencianos. Algo que no necesariamente debería ser un problema siempre que no se tenga en cuenta que sí se puede pagar el caché de este cantante y no fijar el hospital de campaña al suelo.