domingo, 18 abril 2021 12:37

La “inexistente” de Rita rompe el partido de Errejón y se abre la vía de Tania Sánchez

La “inexistente” oposición de Rita Maestre hacia el incontestable alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, ha dado sus frutos. Los concejales de Más Madrid Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas han roto con el grupo por dos razones: la inutilidad de Rita y porque desde Más País condicionen la política del grupo municipal a pesar de ser un partido creado después de la formación de la capital. Esto pone de manifiesto, primero, que el liderazgo de Maestre es prácticamente nulo y, segundo, que es necesario reforzar la formación con un nombre reconocido que sea capaz de urdir un partido sólido combinado con una oposición decente: y ese nombre no es otro que el de Tania Sánchez, quien consiguió los apoyos necesarios como para crear de la nada la alternativa municipal a Podemos.

Rita Maestre ha conseguido hartar a los suyos con “una oposición inexistente al Gobierno de Almeida”, tal y como han detallado este jueves los concejales díscolos de Más Madrid en una rueda de prensa que ha dejado a Rita muy debilitada. No hay más que pasearse por el Ayuntamiento de Madrid para comprobar que las aspiraciones de Maestre poco han tenido que ver con urdir una oposición sólida a Almeida, tal y como detallan las fuentes. En algunos casos, la propia Maestre se negaba a entrar en los plenos porque “no le apetecía”. Pero esto es solo un granito de arena más que ha contribuido al hartazgo de Higueras, Calvo, Cueto y Llamas, que ahora pasarán a ser concejales no adscritos a ningún partido y votarán por su cuenta.

Con Rita sin apoyos, desde Más Madrid (o Más País en este caso), se ven obligado a buscar una alternativa sólida para liderar el que es uno de sus feudos más importantes, pues no olvidemos que la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena consiguió el poder como candidata de este partido que Maestre ha defenestrado. Sin embargo, el líder de Más País, Íñigo Errejón y los suyos sopesan un plan para abordar esta crisis: apartar a Maestre de una vez y nombrar en su lugar a Tania Sánchez, la dirigente del partido que es responsable de haber urdido los mimbres que dieron pie a la creación de Más Madrid.

Tania siempre ha querido permanecer en la sombra. Desde que el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, la situó detrás de una columna en el Congreso de los Diputados tras romper su relación sentimental, la dirigente se unió a ese grupo de díscolos en Podemos que después montarían el partido-oposición a la formación morada. Mientras que todos los focos apuntaban a otros, Tania comenzó a elaborar el entramado de relaciones necesarias para contar con el apoyo de todos los represaliados por Iglesias y lo consiguió.

Es verdad que esta decisión es minoría, pero demasiado ilustrativa en cuanto al liderazgo de Maestre se refiere. Son cuatro de los 19 concejales los que han roto con Maestre y con la línea del partido, pero una formación que todavía está verde como es Más País y sus derivadas Más Madrid en la Comunidad y en el Ayuntamiento, no se puede permitir el lujo de mantener un liderazgo tan pobre y una oposición tan lamentable. Maestre está en la cuerda floja y su entorno ya da hasta fecha de caducidad. Concretamente, mayo de 2023 como tarde, pues no será la próxima candidata si se cumplen los comentarios que se escuchan entre bambalinas en la oposición.

Sánchez, según detallan en su entorno, no tiene de momento intención de dar un salto a la política de primera línea, aunque sea en el ámbito municipal. Aún así, Más Madrid no está para buscar nuevos candidatos o candidatas en una formación donde no sobran caras conocidas. Maestre heredó el herido partido de Carmena. La jueza jugaba solo para ganar, no para hacer oposición. Y cuando perdió las elecciones contra Almeida, se retiró. Maestre se encontró un partido sin que ella fuera la favorita para nada. Y ahora se ven las consecuencias de un liderazgo pobre.

Rita ha hecho ruido en los medios de comunicación por otras cuestiones, como su polémica manifestación en una capilla en la universidad o por los líos sentimentales en Unidas Podemos, pero no es reconocida por grandes logros políticos. Sin embargo, Tania Sánchez sí que cuenta con todo el apoyo de quienes componen la estructura de Más Madrid, pues fue ella quien se fue sede por sede, municipio por municipio, para convencer a los díscolos de Podemos y de Izquierda Unida de que habría en cuestión de meses una alternativa de izquierdas a estos dos partidos con la imagen tan erosionada. Ella se trabajó la estructura de Más Madrid y las relaciones entre quienes se presentaron a las elecciones bajo el logo que tenía la cara de Errejón y esto hace que sea la candidata más deseada para el que fue su gran feudo.

El problema es que Tania se mantiene en su negativa, según deslizan las fuentes, de pasar a primera línea. No tiene intención de convertirse de nuevo en el objetivo de todas las cámaras y ni mucho menos abrir una guerra interna con Rita por el liderazgo de una formación que no quiere ostentar. De momento, la “inutilidad” de Rita Maestre ha abierto la brecha dentro del partido en la capital ante un Almeida incontestable. O se toman medidas, o Más Madrid se convertirá en el nuevo Ciudadanos. Inflarse para luego explotar.