domingo, 18 abril 2021 07:16

Montero suma y sigue: niñera, chófer, contratista… y guardaespaldas

Irene Montero vuelve a estar en la picota. Varios medios se han hecho eco de la presencia de una nueva sombra sobre la gestión que realizan de los medios públicos y su vida personal. Después del escándalo de la escolta, la presencia de una compañera de partido a efectos de asesora de reformas, la supuesta niñera que ahora el juez Escalonilla quiere investigar como parte del caso Neurona, se hacen públicas imágenes y datos de un curioso personaje que vigila la casa de la ministra de Igualdad y su familia con el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. No hay paz para los habitantes de Galapagar.

LA ESCOLTA RECADERA DE MONTERO CON QUIEN NO LLEGÓ A JUICIO

Fue el primero de los escándalos que vienen salpicando a Irene Montero en sus métodos de conciliación laboral y profesional. El 20 de noviembre de 2019, saltaba la noticia de que una exescolta de Irene Montero había demandado a la política ante el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid. El motivo: trato laboral “discriminatorio” de la número dos de Unidas Podemos. Según la denuncia, Montero la obligaba a hacer tareas diferentes de las que constan en su contrato.

Al parecer, según la versión de la ex-escolta, que era pagada por Unidas Podemos, fue despedida por negarse a ser la recadera de Irene Montero. Algunas de las supuestas tareas que ésta le encomendó más allá de sus funciones de escolta serían llevarles comida de restaurantes de Madrid o comprar productos para los hijos de la pareja. Originalmente era una escolta de Pablo Iglesias. Finalmente, antes de llegar a juicio acordaron una indeminzación.

Irene Montero
Irene Montero acompañada por su hija Aitana en los estudios de Onda Cero | ondacero.es