miércoles, 19 mayo 2021 02:38

Iglesias y su postureo: peluquera para el moño y llego en taxi pero me voy con chófer

“Votemos a los que defienden a los Servicios Públicos”, se podía leer en el taxi con el que llegó Pablo Iglesias al debate electoral. Una estrategia política en materia de transportes muy meditada. Pablo Iglesias se desplazó hasta el debate en taxi, como todo hijo de vecino, pero se volvió en un coche con un chófer privado, como un señorito. El político hizo gala de los servicios públicos para ir al debate, sin embargo, para volver no dudo en utilizar un coche privado de seguridad con conductor. Así es el postureo de Iglesias con el taxi.

El taxista madrileño que llevó al candidato morado al debate está incluido en la lista de Podemos como número 25

El líder de Podemos utilizó el taxi de su amigo Cecilio Gonzalez para llegar a Ciudad de la Imagen. El taxista madrileño, que llevó al candidato morado a la noche más importante de la campaña electoral, está incluido en la lista de Podemos como número 25. Utilizar el taxi e incluir a un taxista en las listas es toda una declaración de intenciones sobre su defensa acérrima al sector.

Pablo Iglesias (Unidas Podemos)

Sin embargo, la vuelta a casa después del debate fue diferente. Iglesias se apeó en un elegante Volkswagen negro con un conductor privado. Este vehículo le llevó hasta su residencia de Galapagar, un municipio a 34 kilómetros del lugar del debate. No extraña que el ex vicepresidente utilizará a su chófer puesto que la cifra del taxímetro se hubiera disparado al encontrarse Galapagar fuera del área de prestación conjunta del taxi de Madrid.

IGLESIAS HACE CAMPAÑA CON UN CHÓFER PRIVADO

El líder de izquierdas ha perdido algunos de sus privilegios al dejar la vicepresidencia del Gobierno de España. Entre ellos, el ford mondeo que tenía como coche oficial cuando ocupaba su cargo en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Sin embargo, como ex vicepresidente, Pablo Iglesias tiene derecho a un coche de seguridad.

Tras abandonar su cargo, el líder de podemos mantiene el coche con el que habitualmente realiza los desplazamientos. Durante la precampaña y campaña electoral de las elecciones autonómicas madrileñas, Pablo Iglesias ha hecho uso de este elegante vehículo al que tiene derecho tras su cese como alto cargo. Aunque el transporte público madrileño sea una maravilla, el político de izquierdas ha decidido que va más cómodo en la tapicería de su blindado.

Durante cuatro años, el candidato de Unidas Podemos a presidir la Comunidad de Madrid, tiene a su disposición un fuerte dispositivo de seguridad por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Policía y Guardia Civil tendrán que velar durante los próximos cuatro años por la seguridad del político, desde protección en las inmediaciones de su domicilio hasta varios automóviles a su disposición entre los que se encuentra un blindado de alto coste.

PABLO IGLESIAS LUCHARÁ CONTRA LA “UBERIZACIÓN”

El candidato de la formación morada es un acérrimo defensor del sector del taxi y por tanto luchará contra los VTC si consigue alzarse con la presidencia autonómica. El motivo de este posicionamiento, es la defensa de los servicios públicos madrileños que han estado durante décadas “vapuleados” por los gobiernos de derechas según la formación de izquierdas.

“El 4M la Comunidad de Madrid debe dejar de servir a unos pocos para trabajar para la mayoría”, ha apuntado Iglesias y el taxi es un transporte utilizado por la mayoría de madrileños. Desde Podemos creen que es fundamental luchar contra la “precarización” de este sector y que hay que hacer frente a las políticas conservadoras, así como proteger los servicios públicos.

Pablo Iglesias plantará cara a la “uberización” como hizo con el grupo de extrema derecha en Coslada. Las empresas privadas de VTC, como Cabify o Uber, actualmente operan con total libertad en la región y que han lastrado los ingresos de los taxistas al ofrecer precios más competitivos que el tradicional taxímetro. Podemos apuesta por lo público y el transporte no iba a ser menos, aunque a veces su líder apueste por un coche privado y blindado pagado con los impuestos de los españoles.

EL POSTUREO HASTA CON EL MOÑO

Sin embargo, el postureo con el taxi de Pablo Iglesias no fue lo único a destacar del debate. El líder de Podemos contó con una profesional de la peluquería que veló por el perfecto estado del moño del político. El peinado de Iglesias permaneció intacto durante todo el debate gracias a un bote de laca que fue imprescindible para mantener la imagen del político morado.

Un pelo largo conlleva muchos cuidados e Iglesias cuida su moño hasta en la televisión pública. Una peluquera de Telemadrid tuvo que encargarse de que el peinado de Pablo estuviera en perfecto estado. Las políticas, el debate y las intervenciones son importantes, pero el moño de Iglesias también. La estética es muy importante en política y el líder de Podemos se ha dispuesto a cuidarla: ya no se compra la ropa en Alcampo.