viernes, 7 mayo 2021 22:09

El ‘sorpasso’ de Mónica García al PSOE y Podemos hace temblar a la izquierda

Nervios en el PSOE y en Podemos ante el fulgurante ascenso de Más Madrid, capitaneado por Mónica García. El ambiente es irrespirable en las calles Ferraz y Buen Suceso, donde se ubican las sedes socialistas a nivel nacional y de Madrid, respectivamente. También está enrarecido en la de Podemos, situada en el barrio de Pueblo Nuevo.

El principal temor de la izquierda en la recta final de la campaña electoral no es el supuesto fascismo, sino el sprint de los de García. “Pablo Iglesias ha agitado el árbol, pero Más Madrid recoge los frutos“, afirma un experto demoscópico a Moncloa.com. Y es que, la brecha entre Más Madrid y el PSOE se ha estrechado a niveles mínimos desde el inicio de la campaña electoral. Desde los 17 puntos a tan sólo dos.

Más Madrid
Monica García

La clave principal del ‘sorpasso‘ pasaría por la participación. Se espera una abstención de entre el 25% y el 32%. En el caso de superar la votación más del 71% sería un nivel histórico en las autonómicas.

MÁS MADRID APRIETA Y RECOGE LOS FRUTOS EN LA IZQUIERDA

La tendencia es muy clara a tenor de las encuestas realizadas hasta ahora. La última de ellas, con más entrevistas que el CIS, es la realizada por Metroscopia. La diferencia es de tan sólo tres escaños a favor del PSOE sobre Más Madrid.

La sorpresa, no obstante, en estos comicios de Madrid es “difícil” que pueda ocurrir, pero no se descarta a tenor de cómo se está desarrollando la última parte de esta contienda electoral. Al PSOE le podría salvar la fidelidad del voto de los pensionistas, mientras que Más Madrid se nutre del voto más joven, menos fiel y menos comprometido con las urnas.

EL PSOE, CAMINO DE SU PEOR RESULTADO EN MADRID

De hecho, los nervios del PSOE se han plasmado en la campaña electoral. A Ángel Gabilondo se le conocía como “el aburrido“, pero ahora no duda en cargar contra el fascismo, una estrategia que salió bien en Cataluña con Salvador Illa, al ser la formación más votada, pero no fue el efecto esperado. El candidato socialista ha aceptado ahora los votos de Podemos para echar a Isabel Díaz Ayuso del Gobierno de la Comunidad de Madrid, tras haber renegado de Iglesias antes del pistoletazo de salida de la campaña.

SE HABLA MÁS DE MARLASKA QUE DE GABILONDO

Y es que, al PSOE no le está saliendo su plan de campaña, pese a tener al omnipresente Iván Redondo. No existe el efecto Gabilondo, que podría cosechar los peores datos de voto y escaños en la Comunidad de Madrid en toda su historia. Para esta empresa no hacían falta tantas alforjas ni cartelitos, como los de ‘Callao’, uno retirado por orden de la Junta Electoral por incumplir la ley.

La imagen del candidato socialista ha venido a menos tras quedar fuera totalmente de la campaña. Se ha nombrado más a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, o al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que a él. Una muestra más de cómo está pasando el PSOE esta campaña, con más pena que gloria. De cumplirse la tendencia, Gabilondo repetiría como el peor candidato del PSOE en su historia, tras el descalabro de 2019 y el tortazo de Tomás Gómez.

LA EQUIVOCADA ESTRATEGIA CON LAS AMENAZAS

El PSOE y Podemos han utilizado por primera vez las amenazas recibidas como arma electoral. Es un “juego muy peligroso”, han afirmado fuentes políticas. El mayor temor es un “efecto llamada”, es decir, despertar a una o varias personas de sus dudas para cometer una acción condenable. De hecho, hasta ahora se dejaba actuar a los investigadores policiales, primero para detectar verdaderas amenazas y segundo para discernir de las habituales cartas que se dirigen a políticos en las sedes de partidos o instituciones.

“Nunca, hasta ahora, se habían hecho públicas estas amenazas. El fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba, exministro de Interior, siempre desaconsejaba hacerlas públicas, ni en campaña ni fuera de campaña. Siempre“, añaden las mismas fuentes, que no entran en el debate de las intenciones y motivos por los que se han revelado al público.

LA INTENCIÓN DE HACER PÚBLICAS LAS AMENAZAS, NI RUBALCABA SE ATREVIÓ A TANTO

Sin embargo, las amenazas sí han sido utilizadas por PSOE y Podemos para atacar a adversarios políticos, agitando el debate entre “fascismo o democracia“. Todo ello, en una campaña ya emponzoñada, sin debates debido a la falta de gancho en la izquierda -a excepción de Más Madrid-, y con una clara opción en el bloque de la derecha -Ayuso, quien se llevará de calle las elecciones, pero sin conocer aún si podrá gobernar-.

Las amenazas “vuelven locos a los medios”, según han apuntado las fuentes consultadas. Las informaciones sobre los cartuchos o la vida del esquizofrénico detenido en El Escorial tras enviar una carta -con su remite- a Reyes Maroto, la vicepresidenta de Gabilondo si pudiera gobernar.

CIUDADANOS, EL DESPLOME Y FUERA DE LA ASAMBLEA

Ciudadanos, principal responsable del adelanto electoral en Madrid, registraría un desplome similar al de hace dos meses en Cataluña, con la pérdida de cerca del 90% de los electores. Ciudadanos viene de vendimiar el 20% a mendigar el 3%, y quedarse fuera del Hemiciclo.

La mayoría de encuestas así lo estiman, pero existe la probabilidad de que pudiera entrar si logra el milagro de 60.000 votos adicionales. Y es que, al 50% de los electores naranjas no les gusta a Vox ni como socio de Gobierno ni tampoco recibir el apoyo desde el escaño. Este voto es el que busca Edmundo Bal, el candidato y sustituto de Ignacio Aguado.

Los votantes indecisos naranjas podrían dar un “último voto” a esta formación, antes de desaparecer. Ayuso ha encontrado en Ciudadanos su principal granero para acariciar la mayoría absoluta.