lunes, 21 junio 2021 02:10

La política deja a Ignacio Aguado

Ignacio Aguado deja la política o viceversa. La trayectoria en las instituciones del político naranja ha llegado a su fin. Así lo ha anunciado el propio Aguado a través de su cuenta de Twitter donde ha afirmado que “tras seis años dedicados a servir a los madrileños, pone fin a su etapa política”. Ignacio Aguado fue vicepresidente de la Comunidad de Madrid y se ha mostrado orgulloso de liderar el partido naranja en la capital. “Gracias a todos, de corazón”, ha zanjado el ya expolítico.

Ignacio Aguado ya ha presentado su dimisión en tanto el comité permanente y en la ejecutiva nacional de Ciudadanos. La política le ha dejado y Begoña Villacís será la encargada de heredar el partido en la región madrileña a la vez que mantiene la vicealcaldía de la capital. Aguado huye así de la formación de Arrimadas tras hundir al partido por completo en la Comunidad de Madrid.

No obstante, Aguado se resiste a acabar mal con los compañeros a los cuales ha dejado arreglando los papeles del SEPE. El político mantendrá su afiliación al partido y ha deseado “mucha suerte” a sus compañeros y “acierto” en las próximas elecciones”. Cabo destacar, que Aguado es un señor y se ha mantenido fiel a Ciudadanos rechazando rotundamente meterse en el arca del PP como otros muchos del club de los chaqueteros naranjas.

ESCONDERLE EN UN ZULO CON TWITTER NO FUE UNA BUENA OPCIÓN

El terremoto político en la Comunidad de Madrid que provocó las elecciones anticipadas acabó con el cese de los consejeros naranjas en el Gobierno autonómico que compartían junto a Isabel Díaz Ayuso. La poca destreza de Ignacio Aguado ante las amenazas de moción de censura hacía la presidenta del Partido Popular hizo que los miembros de Ciudadanos fueran desplazados del Ejecutivo regional. La lectura de los naranjas es que por culpa de Aguado se convocaron elecciones. Sin embargo, siempre se puede estar peor y Ciudadanos no solo salió del Ejecutivo autonómico sino de la Asamblea de Madrid al no haber arañado ningún escaños en las urnas.

Ignacio Aguado “la ha liado” tanto que la propia directiva de la formación naranja le invitó amablemente a esconderse durante toda la campaña para evitar que afectará a los resultados. Voluntariamente, Aguado acató la orden y tiró la llave del zulo. Eso sí, Inés Arrimadas le puso un potente wifi con el que Ignacio ha estado tuiteando y publicando en Instagram sin control en el camino a las urnas. Sin embargo, la campaña a golpe de 280 caracteres no ha dado resultados puesto que no se ha obtenido ningún diputado.

Ahora, Ciudadanos tendrá que subsistir con Bal, un candidato que les avocó al fin de Edmundo

El presidente autonómico más famoso de los naranjas ya no está en política. Aguado ha decidido enterrarse en el zulo a pesar de la fibra óptica que Arrimadas le hizo llegar. Ahora, Ciudadanos tendrá que subsistir con Bal, un candidato que les avocó al fin de Edmundo. Aguado tendrá que aplicar a ofertas por LinkedIn y en cuanto reabra el ocio nocturno podrá recuperar su título de ‘Mister Pacha’ por el que era conocido antes de vicepresidir la Comunidad de Madrid.