jueves, 24 junio 2021 14:27

Ayuso y Monasterio ponen en aprietos al PSOE en la Asamblea: o Más Madrid o Podemos

El PP y Vox aún no han iniciado oficialmente las negociaciones para un acuerdo de investidura. A falta de apenas dos semanas para abrir una nueva legislatura, Isabel Díaz Ayuso, con 65 escaños, necesita a los conservadores liderados por Rocío Monasterio para gobernar en Madrid. Pero antes se deberá constituir la Mesa de la Asamblea de Madrid.

Este órgano que rige el Hemiciclo madrileño tiene siete miembros. El PP se asegura con sus escaños hasta cuatro asientos, siempre y cuando Vox no vote a favor de algún diputado de izquierdas, una situación inverosímil. Fuentes de la formación conservadora han asegurado a MONCLOA.com que “como mínimo” tienen asegurada “una vicepresidencia“, como ocurrió en la pasada legislatura.

Para la elección de la presidencia de la Mesa de la Asamblea de Madrid se realiza una única votación, en secreto. Este puesto se escoge por mayoría absoluta. En caso de no alcanzar los 69 votos, se repite la votación entre los dos diputados con más papeletas. En esta segunda ocasión, tan sólo habrá que ganar por mayoría simple.

Vox y PP suman un total de 78 diputados en la Cámara madrileña. Un acuerdo entre ambas formaciones, dejaría al menos cuatro asientos asegurados para los ‘populares’ y uno para Vox, exactamente el mismo número que obtuvo la pasada legislatura. Sin embargo, Vox ha considerado crucial que sea la vicepresidencia y no un cargo menor, aunque a la hora de votar los asuntos cada uno de los votos cuente por igual.

EL PACTO DE AYUSO Y MONASTERIO TENDRÍA CINCO ASIENTOS EN LA MESA

Para las tres Vicepresidencias, una de ellas será previsiblemente para Vox, se escogen de forma simultánea. Para ello, cada diputado escribe un único nombre en la papeleta. Con los 65 escaños del PP y los 13 de Vox, se podrían repartir dos de las tres vicepresidencias entre ambas formaciones. Y es que, la izquierda necesitaría alcanzar un pacto a tres para quedarse al menos con una de ellas.

Los cálculos son sencillos, pero la estrategia es la importante a la hora de escoger los nombres. Y es que, al PP le bastaría con tener 59 escaños para asegurarse la vicepresidencia segunda, mientras que si PSOE, Más Madrid y Podemos dividen sus votos y suman más de 21 en los otros nombres dejarían a Vox y PP con un única vicepresidencia.

Sin embargo y como ejemplo, los ‘populares’ podrían rebajar su número a 30 escaños para utilizar el apoyo de Vox y obtener el resto de vicepresidencias. Todo ello, para evitar a toda costa que el PP acabe dependiendo de Vox, tal y como ocurrió la pasada legislatura con Ciudadanos.

PSOE, MÁS MADRID Y PODEMOS, OBLIGADOS A DIVIDIR EL VOTO

Las tres Secretarías serán elegidas en dos votaciones sucesivas. En la primera, serán elegidas la Secretaría Primera y la Secretaría Segunda. Cada Diputado escribirá un solo nombre en la papeleta correspondiente y los dos diputados con más votos saldrían escogidos. En la segunda, será elegida la Secretaría Tercera. Cada Diputado escribirá un solo nombre en la papeleta correspondiente.

En estas votaciones, el PSOE tendría que pactar con las fuerzas de izquierdas para evitar quedarse fuera de la Mesa de la Asamblea de Madrid. Los socialistas, en manos de una gestora y sin su líder Ángel Gabilondo al frente, que no ha recogido ni el acta, tendrá que evitar a toda costa un pacto entre Más Madrid y Podemos, que les relegaría a un posición muy incómoda durante la legislatura.

FERRAZ TRATA DE ACERCARSE A ERREJÓN Y ALEJARSE DE IGLESIAS

De momento, Ferraz ha optado por un acercamiento a Más Madrid, a través de Íñigo Errejón, el jefe de Más País y examigo de Pablo Iglesias; al mismo tiempo, los socialistas se mantienen en el Gobierno de coalición gracias al apoyo de Podemos, si hubiera un veto a los ‘morados’ podría ser visto como el detonante de una ruptura que Pedro Sánchez, presidente del Ejecutivo, quiere evitar a toda costa.

Los ‘populares’ saben que el PSOE podría quedarse fuera de la Mesa si no tienen el apoyo de alguno de los partidos de izquierda, pero al mismo tiempo podría ponerles en un brete si las cuentas salen perfectas para dejarles en esta encrucijada.

MÁS MADRID PODRÍA EXIGIR HASTA DOS PUESTOS, COMO HIZO EL PSOE

Más Madrid, en el bloque de la izquierda, tendría el poder negociador. Primera fuerza política en la oposición y con el derecho, al menos por votos, para obtener uno de los dos puestos en liza en la Mesa de la Asamblea. En la pasada legislatura, el PSOE utilizó este argumento para tener los dos puestos.

Ahora, las tornas han cambiado y Más País querrá su cuota de pastel, a lo que el PSOE tendrá que acceder para evitar un enfrentamiento y nuevas divisiones con quienes podrían ser nuevos socios en un hipotético adelanto electoral de cara a las generales. Sin embargo, una negociación de última hora, como suele pasar en estos casos, podría hacer que los socialistas tuvieran su asiento, la gran pregunta es si será por el apoyo de Podemos o también de Más Madrid.