miércoles, 23 junio 2021 22:33

Rita Maestre busca sobrevivir con la excusa del feminismo y quiere el puesto de Errejón

La líder de la oposición en el Ayuntamiento, Rita Maestre, sabe que no aguantará mucho en política. Las encuestas no le son nada favorables y dentro del partido tiene cada vez menos apoyos; de hecho, la hostilidad hacia Maestre sube a cada instante. La concejala sabe que la única forma de sobrevivir es huir hacia adelante. Y para conseguir atrincherarse con un sueldo público, Rita ha optado por recuperar el estandarte del feminismo para avalarse a sí misma y derrocar así a Íñigo Errejón, algo que ya intentó en la primera asamblea ciudadana en la que el diputado salió elegido como líder de Más País. El problema es que mientras el entorno de Rita asegura y filtra que Maestre está consiguiendo importantes apoyos a su causa (como el de la diputada autonómica Mónica García), lo cierto es que ni Tania Sánchez ni prácticamente nadie del partido apoyaría a Maestre como nueva líder del partido. “Es una apuesta perdedora”.

¿Quién no recuerda el día que se eligió a Errejón como líder de Más País? La mayoría estaba de acuerdo con su nuevo referente, pero Rita Maestre protagonizó un escándalo mayúsculo porque consideraba que quien liderara el partido debía ser una mujer por el mero hecho de serlo. Hizo esto, suponen los suyos, porque decir que era ella la adecuada para liderar el partido quedaría algo pretencioso, pero lo cierto es que la pataleta de Rita Maestre el día que se eligió a Errejón como el candidato de Más País es recordada por todos los que asistieron. Ella y las suyas gritaron, se indignaron y protestaron contra la elección de Errejón porque era un hombre, aunque el trasfondo es que el mal perder de Maestre le jugó una mala pasada en público, ya que ella quería el puesto que se llevó la pop star de Más País que solo dedica su tiempo a las televisiones y a las cámaras.

Ahora Rita intenta incendiar las bases contra Errejón. Si se pregunta al entorno de Rita, aseguran que la concejala tiene muchos apoyos internos como para liderar un proyecto al alza tras los buenos resultados electorales obtenidos por Mónica García en Madrid, pero lo cierto es que lo único que esconden estas filtraciones del entorno de Rita Maestre es que la concejala está desesperada por reforzar una posición cada vez más endeble. A Errejón no le preocupa que Maestre intente hacerle la cama porque ya lo intentó en un momento en el que Maestre no estaba tan estigmatizada y condicionada por las encuestas. Ahora, la posición de Rita es un grito desesperado por aferrarse a un salario público y mantener la archiconocida a nivel interno como “chupidictadura”. Pero pese a que el entorno de Rita insista, las fuentes sostienen que los pesos pesados de Más Madrid no apoyarían una candidatura de Rita Maestre para sustituir a Errejón al frente del partido, se llame como se llame.

El partido es cierto que busca un cambio. Están cansados de los eternos. Hay concejales como Jorge García Castaño que llevan ya muchos años viviendo de la política que deben ser renovados, a juicio de los más críticos de Más Madrid. El problema es que saben que Rita y su entorno no se irán de la política sin pelear. Y con las encuestas en contra y medio partido harto de la candidata, la única salida que ha visto el gabinete de Maestre es la huída hacia delante para intentar liderar el partido en sustitución de Íñigo Errejón.

Lo que no gusta en el grupo político es que el aval que se ha buscado Rita es decir que el cambio debe ser “feminista” y que, por tanto, quien lidere Más Madrid en los próximos años debe ser sí o sí una mujer. Este argumento carece de algunas aclaraciones que Maestre hubiera querido incluir, como el hecho de que debe ser una mujer morena, concejala del Ayuntamiento de Madrid y cuyos padres también trabajen en dicho Consistorio, pero en este último punto se ha controlado un poquito más.

Esta candidatura no está apoyada por Tania Sánchez a pesar de que ella avale el hecho de que sea una mujer quien sustituya a Errejón. Desde Más Madrid, de hecho, gusta la idea de que sea la propia Tania Sánchez la que se presente para liderar el proyecto aunque ella se siga negando a dar el salto a la primera línea política. Rita quiere que la apoyen y ya filtra que cuenta con el visto bueno de todas las mujeres con galones en el partido, pero nada más lejos de la realidad, querer que sea una mujer quien se haga con el control de la flamante formación progresista no significa que quieran que sea Rita la que lleve las riendas. Alguien debería explicárselo a la concejala, que sigue empeñada en tener un sueldo público a toda costa.

NO ES LA PRIMERA VEZ

No es la primera vez que Rita lo intenta. Ya quiso arrebatarle a Errejón el puesto que se ganó a golpe de votos. La convocatoria de elecciones generales para el 10 de noviembre precipitó los planes de la formación de Íñigo Errejón. Uno de los grandes escollos que atravesó en septiembre de 2019 Más País fue el de elegir un candidato para los comicios. Muchos daban por hecho que sería Errejón, pero un importante sector del partido peleó porque Rita Maestre fuera la cabeza de lista de la candidatura.

Rita Maestre

Minutos antes de decidir quién representaría a Más País, algunos alzaron la voz para reclamar que fuera una mujer como Maestre la que diera la cara por la alternativa a Unidas Podemos. Pero finalmente, y ante el malestar de este sector, fue el diputado Errejón quien se impuso.

Era un secreto a voces. Desde el mismo instante en el que Más Madrid tomó forma, Tania Sánchez, Errejón y otros miembros del partido empezaron a tejer lo que sería la red nacional que daría soporte al flamante Más País. Hasta el nombre de la formación estaba decidido desde mayo, cuando se registró el dominio web. Una vez dado el pistoletazo de salida, esa estructura trabajada durante meses empezó a dar sus pasos. Partidos como Compromís, Equo o la Chunta anunciaron que confluirán con Errejón. Pero pese a que el concepto estaba consolidado, el candidato en torno al cual se erigirá el partid generó discordia.

Rita Maestre tenía un importante apoyo dentro de Más País. Especialmente el de muchas mujeres que entendían que este proyecto, con un marcado carácter feminista, debía de estar liderado por una mujer. En el momento de elegir al candidato, los que apostaban por Maestre levantaron la voz hasta el punto de generar un enfrentamiento debido a que Errejón se imponía. Tan caldeados estuvieron los ánimos que, tal y como aseguran fuentes del partido, alguno pidió el voto para Rita Barberá, la fallecida exalcaldesa de Valencia, del Partido Popular. Una proclama seguida de un silencio que inundó la sala antes de reiniciarse la disputa.