domingo, 13 junio 2021 02:14

Mónica García desplaza al ‘eterno segundón’ al Senado para colocarse a sí misma como portavoz

Pablo Gómez Perpinyà, el ‘eterno segundón’ de Más Madrid, no va a dejar de serlo, es más, no va a ni ser un segundón. En la constitución de la nueva Asamblea de Madrid, su líder, Mónica García, ha decidido desplazarle hasta el Senado, un cementerio de elefantes dónde se deja “morir” a los políticos. De este modo, Perpinyà abandona su cargo como Portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid para que García pueda ocuparlo. A la médico y madre se le ha subido a la cabeza el tímido sorpasso al Partido Socialista en las pasadas elecciones y, no solo le vale con ser la número uno del partido en la Comunidad de Madrid, sino que quiere ocupar también la portavocía “echando” a Perpinyà. Eso sí, disimuladamendamente, le da un trabajo en el Senado, ese lugar tranquilo y amable que poco tiene que ver con liderar la oposición en la Asamblea madrileña.

Con este movimiento, Mónica García se libra de una de las caras conocidas del partido durante la XI Legislatura

Con este movimiento, Mónica García se libra de una de las caras conocidas del partido durante la XI Legislatura. Perpinyà ha liderado con talante la oposición al Gobierno de Ayuso desde la Asamblea, pero parece ser que para García no ha sido suficiente. La médico y madre quiere ser la única protagonista del partido en Madrid. Nadie puede hacerla sombra y el que lo intente, al Senado irá.

No obstante, Pablo Gómez Perpinyà es tan educado que, a pesar de tener que recoger sus cosas del Parlamento madrileño por su culpa, se ha ido de su cargo dando las “gracias a Mónica García por la confianza y por la misión encomendada”. Perpinyà ha sido el telonero de la médico anestesista hasta en el debate electoral, sin embargo y a pesar de los esfuerzos, esta fidelidad no ha sido premiada para continuar en el cargo de portavoz. Si no puedes enfrentarte al enemigo, únete a él, o apóyale para seguir recibiendo una suculenta remuneración proveniente de la Administración. ¿Por qué ir a las oficinas del SEPE cuándo puedes ir al Senado?

Mónica Garcia no solo le arrebató el ser candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid por Más Madrid sino que ahora le echa de la portavocía del partido en la Asamblea. Sin embargo, le da un aburrido premio de consolación para que este colocado y arrebatarle así cualquier tipo de ambición para liderar el partido en la región. De esta forma, Perpinyà se va al Senado y allí ocupará su sillón por designación por la Cámara autonómica que les corresponde a su formación. Allí, intentará “redoblar los esfuerzos por convertir el Senado en una Cámara territorial y llevar allí la defensa de los intereses de los madrileños. Me entrego en cuerpo y alma a esta responsabilidad”, ha apuntado el exportavoz de Más Madrid en la Asamblea.

GARCÍA COLOCA A UNA CONDENADA POR FRAUDE COMO PORTAVOZ ADJUNTA

Pero Mónica García no solo le ha “robado” la portavocía a Perpinyà para colocarse a sí misma, sino que también ha colocado a una condenada por fraude mercantil como portavoz adjunta. Se trata de María Pastor, una política que fue condenada por la Justicia a pagar casi un millón de euros por traspasar activos de forma fraudulenta con el objetivo de no pagar a sus acreedores.

Asimismo, la cúpula de Más Madrid también ha colocado a Manuela Bergerot como segunda portavoz adjunta. Bergerot ya ha sido portavoz regional de Más Madrid y es una defensora a ultranza sobre la Memoria Feminista.

“Desde el grupo hemos decidido una dirección siendo feministas y dando las portavocías a tres mujeres en contra de las políticas de odio de Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio. Es un paso histórico que las portavocías sean todas de mujeres”, ha zanjado García. Un feminismo dónde un hombre como Pablo Gómez Perpinyà ya no cabe para acallar el odio de las líderes de derechas.