martes, 22 junio 2021 05:32

Nuevo giro del PSC hacia el independentismo: a favor de los indultos y contra la Policía

Los socialistas catalanes habían intentado ocultar su flirteo con los independentistas catalanes desde 2017. Las leyes de desconexión, los desplantes en el Parlament e incluso uniéndose a la manifestación de los no independentistas el 8-O, junto con el PPC, Ciudadanos y Vox, son algunos de los ejemplos.

Sin embargo, una vez las tornas volvieron a su cauce, tras las elecciones de diciembre de hace cuatro años, el PSC vuelve a virar de nuevo para acercarse aún más a los independentistas catalanes. Y eso que están vetados por parte de ERC, JxCat y la CUP para formalizar cualquier tipo de acuerdo. Un pacto similar al que firmó el PSC contra el PP. En aquella firma, los socialistas aseguraban antes cualquier gobierno a los separatistas que a los ‘populares’.

DEL LAVADO DE CARA AL PACTO CON ERC PARA SEGUIR EN LA MONCLOA

Para ese lavado de imagen se utilizó la figura de Josep Borrell. Su discurso del 😯 fue aplaudido y replicado hasta la saciedad. Sus palabras, cargadas de simbología e ironía, explicaban los valores de la Unión Europea -paz, convivencia y derecho-. A su juicio, “la convivencia ha sido rota en este país -Cataluña-, está rota entre amigos, está rota entre familiares, está rota en la calle, tenemos que volver a rehacerla”, así como defender el “pluralismo político”. Todo para reflexionar sobre si la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, había perdido la razón al considerar “no catalanes” a quienes votaran a partidos denominados constitucionalistas. De hecho, consideró que la también expresidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) debía haber dimitido.

“Cómo es posible que tengamos a un consejero del Gobierno de la Generalidad que diga que los que no estaban de acuerdo con el pseudo-referéndum de independencia es porque no eran ciudadanos, sino súbditos“, afirmó.

Faltaban entonces tres semanas para que Carles Puigdemont proclamara la ‘independencia de Cataluña’, durante sólo 8 segundos, pero lo hizo al fin y al cabo. Sin embargo, Borrell aseguró que una independencia unilateral haría que Cataluña se precipitara al vacío.

LA TERCERA VÍA EMPRENDIDA POR ICETA E ILLA, LA PROMESA

“Tengamos mucho cuidado con lo que hacemos los próximos días, porque si se declara unilateralmente la independencia, este país se despeña”, afirmó. “A la prisión nada más va quién dice el juez que debe ir”, afirmó. También señaló directamente a Oriol Junqueras, líder de ERC, por “engañar a los catalanes”.

Este lavado de cara duró poco. Los socialistas, ahora primera fuerza en Cataluña y principal fuerza de la oposición, han borrado este discurso y han optado por tender la mano de ERC. Todo para que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, pueda prolongar su estancia en La Moncloa.

ESPAÑA EN MANOS DE FONTANEROS COMO ICETA E ILLA, SIN ESTUDIOS EL PRIMERO Y FILÓSOFO EL SEGUNDO

Borrell ya no aparece ni en tertulias ni entrevistas. Salvador Illa y Miquel Iceta le han borrado de un plumazo para evitar erosionar las relaciones con los independentistas. Desde la llegada de Iceta, ahora ministro de Política Territorial y Función Pública, los socialistas optaron por la denominada ‘tercera vía’, un peligroso sendero para convertir a España en un país federal y para el cual habría que reformar casi por completo la Constitución Española, empezando por el artículo I, que defiende la unidad de España.

Iceta no ha actuado sólo este tiempo. Ha tenido al actual jefe de la oposición en el Parlament, Salvador Illa, como jefe de Organización del partido. Su poder es extenso, especialmente ahora en las empresas de mayoría pública.

Para mantener el apoyo de los independentistas, este dúo del PSC mantiene conversaciones con los nacionalistas vascos y catalanes. Esta forma de hacer la ha recogido el PSOE, a quien no se le caen los anillos por hacerse las fotos con Bildu, ya sea en una cocina o en los pasillos de las instituciones, incluidas las reuniones.

Iceta ha realizado hasta ahora una labor de fontanero impagable. Pese a no tener ni un curso universitario, ha llegado lejos en su decisión de vivir de la política desde hace décadas, concretamente desde 1978. No ha tenido más trabajo que vivir del PSC en los últimos 41 años. Con él al frente del Ministerio de Políticas Territoriales, al PNV se le han concedido acercamientos de etarras a prisiones vascas, entre estos asesinos se encuentran los verdugos de reconocidos socialistas que ahora se revolverían en su tumba.

LA ENTREGA DE COMPETENCIAS Y FOTOS CON BILDU

No es la única prenda pagada para que Sánchez mantenga no sólo el apoyo del PNV. Y es que, el PSOE necesita sí o sí a ERC para poder dar luz verde a leyes, como los Presupuestos. Por esta razón, el PSOE trabaja ahora en vender los indultos a los políticos presos del 1-O. Entre los que se encuentra el propio Junqueras.

Al contrario que algunos socialistas destacados como Odón Elorza o Emiliano García-Page, en el País Vasco y Castilla-La Mancha, junto a históricos como Felipe González, el PSC pone en valor estas medidas de gracia, rechazada también por el independentismo catalán. Salvador Illa ha recogido las palabras de Sánchez al asegurar que la revancha no entra dentro del juego. Todo, pese a que los condenados por el referéndum ilegal no se han retractado y advierten que volverían a hacerlo si se les da la oportunidad.

PARA ILLA, LOS INDULTOS SON UN ACTO DE JUSTICIA

Para Illa, la condena a 13 años de prisión para Junqueras y el resto de políticos presos es “revanchista” y que el indulto es “abrazar planteamientos de justicia“, como si la sentencia no hubiera sido lo suficientemente clara. Entre otros delitos, se les ha condenado a parte de ellos por malversación de fondos públicos, un delito tipificado dentro del bloque de corrupción.

Poco parece importar la labor policial, que el mismo PSC aplaude, aunque sea tarde y mal, cuando arden la Ciudad de Barcelona y otros municipios. Tampoco se acuerda de las nefastas consecuencias económicas que ha supuesto para Cataluña en general y para Barcelona, donde gobierna en coalición con Ada Colau, en particular. La salida de empresas, que tan amargamente lamentaban los socialistas pasa desapercibida. Como también la decadencia social y política intoxicada por los independentistas.

La veleta del PSC ahora señala el rumbo para apuntalar a ERC en el Govern. Pese a las diferencias ideológicas, los socialistas buscan ahora su apoyo en el Congreso, unos votos cruciales para salvaguardar a Sánchez de una hecatombe electoral de ponerse en este momento las urnas. Vender el indulto como una medida de justicia a los catalanes es, no sólo no haber acatado la sentencia judicial, sino una traición, otra más, al denominado constitucionalismo.

EL PSOE Y LA JUBILACIÓN DE ÁNGEL

Los socialistas, además, permitirán la mudanza de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Cataluña, situada en Vía Laietana. ERC quiere convertir el inmueble en un símbolo antifascista. La potestad última la tiene el Gobierno de España, a través del Ministerio de Interior, pero a los socialistas catalanes les ha convencido la idea.

Ese edificio fue defendido por miles de policías durante numerosas algaradas y violentos disturbios. Todos ellos consiguieron que los ataques no pasaran a mayores. Algunos, como Ángel, esta labor la han pagado con su trabajo. Las heridas sufridas por la lluvia de piedras en la batalla de Urquinaona le han dejado en una situación de invalidez con tan sólo 45 años.

La Policía Nacional no ha encontrado una sola plaza libre para que pudiera continuar en el cuerpo. Seis clavos y una placa metálica tiene incrustados en su radio, literalmente aplastado tras el lanzamiento de un objeto contundente. Este pasado jueves, los grupos Vox, Ciudadanos y PPC realizaron un acto de homenaje ante la Jefatura Superior para brindarles su apoyo a los agentes allí destinados.