martes, 22 junio 2021 12:04

Pablo Echenique, ¿próximo ministro de Universidades?

Ya era hora. Muchos no entendían por qué el ácido político de Unidas Podemos Pablo Echenique no era ministro y sí otros nombres que nadie entendía muy bien. En cualquier caso, la formación morada piensa aprovechar la crisis de Gobierno que se avecina para hacer cambios también en sus ministerios y todo apunta a que Echenique tendrá un papel en el Ejecutivo como ministro o como director general. Antes no tenía pelos en la lengua, pero ahora ha contratado a una empresa para que le borren prácticamente sus 8.000 tuits para evitar la hemeroteca. Esto unido a las fuentes del partido auguran que Echenique será ministro a finales de verano. Los más aventurados de la formación morada auguran que sustituirá a Manuel Castells al frente de Universidades.

No se tocará, evidentemente, ni a Yolanda Díaz (futura candidata de Unidas Podemos a las elecciones), ni a Alberto Garzón (pegamento que une a Izquierda Unida) ni a Irene Montero. El PSOE ya ha dejado claro que la crisis de Gobierno que afrontan no tocará los ministerios de Podemos, pues les necesitan sí o sí para acabar la legislatura. Y en este contexto, los de Pablo Iglesias han visto clara una oportunidad para echar al ministro más incómodo (y “vago”) de los suyos: el de Universidades, Manuel Castells.

Con esto sobre la mesa, no hay dudas de que Echenique tiene todas las papeletas para convertirse en ministro o en director general. Los movimientos del ácido portavoz parlamentario auguran que ocupará un cargo institucional importante. El haber borrado de golpe casi 8.000 tuits en este momento solo se explica como un intento del político de evitar que alguien rebusque en su hemeroteca. Hasta ahora se podía hacer sin problemas y Echenique no tenía reparos en que hurgaran en su pasado. Sin embargo, ahora no quiere que nadie tenga la posibilidad de rescatarle un tuit polémico que le ponga en un aprieto mediático. Y que lo haya hecho antes de verano es solo una forma de evitar el titular de “Echenique borra todo su Twitter nada más entrar en el ministerio”. Prefiere dejar estos meses en los que todos los españoles se van de vacaciones para que se olvide que el portavoz ya sabe que será ministro o director general y evitar así malos tragos en el futuro.

Esto es algo que hacen todos los que se meten en política. Desde los que acaban de jefes de prensa en un partido al que no pertenecían hasta los mismos políticos que no tuvieron pelos en la lengua y que con el tiempo se ven obligados a traicionar sus propias acciones (si no, que se lo digan al chalet de Iglesias y Montero). Pero el caso de Echenique ha sido especialmente torpe. Borrar de golpe 8.000 de sus mensajes cuando Twitter ha sido el arma favorita del diputado para faltar al respeto sistemáticamente a tres meses de una crisis de Gobierno que augura cambios en los nombres de los ministros no es especialmente sutil. El dirigente asume que los españoles se olvidarán con las vacaciones y amortiguará el golpe, pero lo más divertido es que asuma que hay que borrar sus mensajes no vaya a ser que le rescaten un tuit en el que decía una cosa cuando desde el poder haya hecho todo lo contrario.

También se desliza otra lectura de todo esto. La que será nueva secretaria general de Podemos, Ione Belarra, quiere premiar a Echenique mientras que Iglesias no le vio lo suficientemente apto como para ser ministro. Este salto del parlamentario hace que el secuaz de Iglesias cambie su lealtad a una Ione muy necesitada de apoyos. Y sobretodo, consuma lo que Ione ya deslizó con su lista de nombres que la acompañaban a su candidatura, que Echenique es el hombre al que más galones se dará en Podemos. No hay que dejar a un lado el hecho de que el que fue secretario general de organización de Podemos es el primer hombre que figura en la lista de Belarra tras varias mujeres en lo que será una lista “feminista”.

El paso que ha dado Ione Belarra para dirigir Podemos tras Pablo Iglesias es un paso cargado de responsabilidad y de valentía. Por eso, votar en nuestra 4a Asamblea, además de hacer a PODEMOS más fuerte, también es decirle a Ione: ‘Estamos aquí detrás'”, ha comentado Echenique en uno de los mensajes que no ha querido borrar. Este mensaje parece que le dará más beneficios que perjuicios. Por lo pronto, según auguran fuentes de Podemos, se da por hecho que Echenique será ministro de Universidades. 

Echenique ha sido hábil a la hora de cambiar sus lealtades para mantenerse en la cresta de una ola que se hunde por momentos. Ha visto la revolución de Irene Montero y ha querido adaptarse antes que morir políticamente. Iglesias nunca le dio ese empujón necesario para convertirse en ministro, como sí hizo con Garzón, Montero o el propio Castells. Y ahora, el pago por la lealtad de Echenique beneficia a ambos, pues no deja nombres conocidos para disputar la secretaría general de Podemos a Belarra y convierte a Echenique en ministro, aunque tan solo vaya a ser por dos años.

LA SEGURA VICTORIA DE IONE

Quien aspira a ser secretaria general de Podemos y sustituir a Pablo Iglesias al frente de la formación morada no tiene rivales. Pero no precisamente porque no haya dirigentes con ganas de plantar cara al proyecto continuista del partido, sino porque, como siempre, Iglesias y los suyos han calculado muy bien cuándo celebrar la IV Asamblea en Vistalegre para que sea Ione Belarra (y solo Ione) quien arrase sin posibilidad de que otros le planten cara. Las quejas ya se dejan notar en Podemos y hay quien asegura que las primarias de la formación morada son ridículas dado que se sabe el ganador antes de que se celebren. El problema es que esta Asamblea que se celebrará el próximo 12 y 13 de junio acabará casi con toda seguridad en los tribunales, pues ya hay muchas voces en Podemos que han confirmado a MONCLOA.com que así será.

Ione básicamente continúa el legado de Iglesias, solo que con el fantasma del feminismo detrás. Es la revuelta de las seguidoras y amigas de universidad de Irene Montero, ministra de Igualdad, que se ha hecho con el poder tras la salida del vicepresidente y que han intentado fagocitar todas las posibles amenazas para mantener el chiringuito de Belarra. De hecho, este afán por fagocitar todas las posibles corrientes amenazadoras es lo que puede suponer que la celebración de Vistalegre IV acabe en los tribunales dado que, según informan a MONCLOA.com, el proceso convocado incumple la normativa interna de Podemos; Especialmente porque Belarra ha metido 92 nombres en su lista cuando solo se puede hacer con 62.

Que haya tanta gente en la lista no responde a las amistades de Belarra, sino a un proyecto que busca simplemente atrincherar a la directora general del Gobierno en la cúpula del partido. Pese a que la candidata de Unidas Podemos a las próximas elecciones generales será la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, Ione, Montero y el grupo de amigas que quiere controlar la formación quieren atrincherarse en el poder antes de que dé tiempo a que surja una corriente en Podemos que amenace su chiringuito. Por eso se celebra tan pronto Vistalegre y por eso se ha presentado una candidatura con tantos nombres: para evitar que alguno de ellos se levante contra la propia Belarra.