martes, 22 junio 2021 21:29

La “chulería” del PP y los abrazos de Rita, lo único interesante del inicio de la legislatura

La Asamblea de Madrid vuelve a la vida. Tras los últimos comicios madrileños del pasado 4 de mayo, los sillones del hemiciclo madrileño vuelven a tener nombres y apellidos para representar a la ciudadanía en la institución más emblemática de la Comunidad de Madrid. Los 136 diputados han vuelto a la Asamblea, algunos nuevos y otros veteranos, han llenado los pasillos del Parlamento madrileño de reencuentros, sonrisas y encontronazos que suponen el punto de partida de la XII legislatura. Los políticos madrileños han sido recibidos por piquetes a las puertas de la Asamblea en los que se reivindicaba más Sanidad pública y el acceso a la vivienda.

Tras la sesión constitutiva de la Asamblea, la nueva Mesa de la Cámara ya está configurada y tiene una nueva presidenta: María Eugenia Carballedo. Como ha podido saber MONCLOA.com, esta diputada mantiene una estrecha relación de amistad con Isabel Díaz Ayuso y ha sido la presidenta la que la ha propuesto para presidir la Cámara regional.

También las vicepresidencias y las secretarias de la Mesa de la Asamblea ya tienen dueño para los próximos dos años. La vicepresidencia primera será ocupada por Jorge Rodrigo (PP), la segunda por Ignacio Arias (Vox) y la tercera por Esther Rodríguez (Más Madrid). Por su parte, José María Arribas (PP) será Secretario Primero, Diego Cruz (PSOE) ocupará la secretaría segunda y Francisco Galeote (PP) la tercera. En la nueva foto de la Mesa del hemiciclo están representados todos los grupos parlamentarios que configuran la nueva Asamblea madrileña.

PP Y VOX: LOS “AMIGUITOS” DE LA ASAMBLEA

El martes amanecía soleado, en especial para los políticos del Partido Popular que han teñido del color del cielo la Asamblea de Madrid. Nada más y nada menos que 65 diputados ocuparán su escaño en este lugar y los ánimos estaban bien arriba. En algunos, incluso, destacaba una actitud altiva ante los parlamentarios de otras formaciones de izquierdas a los que ni han saludado. Pero si hay que destacar una actitud prepotente, esta ha sido la de la recién nombrada presidenta de la Asamblea de Madrid, María Eugenia Carballedo, que ha llegado a interrumpir y a cortar a Esther Rodríguez Moreno (Más Madrid) cuando juraba cumplir la Ley al ser elegida vicepresidenta tercera de la Mesa de la Asamblea. La diputada de Más Madrid se ha quedado atónita ante tal desprecio y no ha vuelto a dirigir la palabra a Carballedo a la cual previamente ha tratado de arrebatarle la Presidencia de la Cámara.

María Eugenia Carballedo (PP) e Isabel Díaz Ayuso (PP)

Fuentes del PP confirman lo que era un secreto a voces, están encantados de haber expulsado a los naranjas de la Asamblea. Ciudadanos ha desaparecido del Ejecutivo y de la Cámara autonómica tras el batacazo en las urnas madrileñas. “No les echo nada de menos”, ha recalcado Isabel Díaz Ayuso en plena rueda de prensa.

Pero los de Ayuso no han conseguido la mayoría absoluta y estarán obligados a entenderse con las otras formaciones para sacar adelante sus propuestas en esta nueva Asamblea. No será tarea difícil puesto que cuentan con un socio aliado como Vox, cuyo políticos mantienen una estrecha relación con los miembros del PP. Empezando por su líder Rocío Monasterio que, como ya es habitual, ha saludado calurosamente a la presidenta en funciones y al resto de los consejeros azules. Según fuentes del partido, Monasterio está dispuesta a apoyar al PP con tal de conseguir algún tipo de representación en el Ejecutivo autonómico, así como en la Asamblea en la que ya ocupan la vicepresidencia segunda.

LOS PARTIDOS DE IZQUIERDAS LLEGAN A LA ASAMBLEA SIN PENA NI GLORIA

El sol no ha brillado tanto para los grupos parlamentarios de izquierdas que no llega a ser por Mónica García, médico y madre, y pasan totalmente desapercibidos. Sin pena ni gloria han aparecido en una Asamblea azul en la que tendrán que debatir sus proposiciones.

Por su parte, la líder de Más Madrid se ha comprometido a liderar la oposición con iniciativas para plantar cara a las políticas de Ayuso, diputada a la cual ha saludado con un frío codazo en lo que ha sido más un encontronazo que un reencuentro. Pablo Gómez Perpinyá, el “eterno segundón” y desplazado al Senado, ha aparecido relegado tras Mónica García y su gran apuesta para la Asamblea de Madrid: Manuela Bergerot. Sin embargo, Perpinyà no ha sido el único miembro de Más Madrid que poco pintaba en la Asamblea y es que por el hemiciclo ha aparecido Rita Maestre, quizás pensándose que era un Pleno del Ayuntamiento o algo por estilo. Maestre ha recibido a sus compañeros de partido con abrazos y euforia, como si de un reencuentro de vuelta al cole en septiembre se tratase, olvidándose de la distancia de seguridad que exige la pandemia pero mostrando todo su afecto al equipo de Mónica.

Como tercera fuerza y perdiendo fuelle, han aparecido los diputados del PSOE capitaneados por Hana Jalloul, que rápidamente ha ocupado su escaño sin apenas hacer declaraciones a la prensa. El que no ha pasado desapercibido ha sido el diputado más joven de la Cámara, Javier Guardiola, que desde la Mesa de Edad ha leído las votaciones con gran claridad a pesar de que su grupo solo haya conseguido la Secretaría Segunda de la Mesa con Diego Cruz Torrijos.

ha comenzado una purga por ser la número uno de Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid entre Vanessa Lillo y Alejandra Jacinto

Pero si hablamos de desánimo tenemos que hablar de Unidas Podemos. Sin Pablo Iglesias y sin Isa Serra, que ha renunciado a recoger su acta de diputada, el panorama era desolador. Serigne Mbaye, Vanessa Lillo y Alejandra Jacinto han formado un corrillo en este primer día de Asamblea en el que no esconden que son una formación sin líder. Fuentes del partido confirman que, con la salida de Isa Serra, ha comenzado una purga por ser la número uno de Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid entre Vanessa Lillo y Alejandra Jacinto.