domingo, 25 julio 2021 19:38

Malestar en Sol por la actividad extraescolar de la dircom de Medio Ambiente y su “pasión por China”

En la Comunidad de Madrid hay quien tiene la cabeza en otro sitio. Puede que en el Portal de Transparencia se especifique que María Hernando Serrano se dedica en exclusiva a labores de “coordinación de la comunicación interna y externa de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad”, pero son muchas las voces en la administración que se han cansado de sus “actividades extraescolares” porque directamente han llevado a Hernando a ignorar por completo a su consejera, Paloma Martín Martín. Mientras que todo el equipo de Medio Ambiente está preocupado por ensalzar la labor de su titular, la dircom parece con la cabeza en otro sitio. A veces “ni aparece”, según detallan las fuentes de la Comunidad de Madrid, y otras se tira muchos minutos al teléfono hablando con el entorno de la “embajada China”, tal y como comentan. En cualquier caso, el malestar con Hernando se nota cada vez más en un contexto en el que el equipo de Martín quiere sacar a su consejera del área de Medio Ambiente para llevarla a otra mejor.

Nadie entiende muy bien esa obsesión de Hernando con “los chinos”, pero aseguran que están investigando por qué dedica más tiempo al mundo oriental que a sus labores como dircom de Medio Ambiente. Hay voces en la Comunidad de Madrid que se quejan (y mucho) de que, en ocasiones, Hernando ha mandado a importantes actos de la conocida como “abrecartas” del expresidente autonómico Alberto Ruiz Gallardón a su número dos porque tendría otra cosa más importante que hacer. Pero estas ausencias que salpican constantemente la agenda de Paloma han disparado los rumores y los comentarios hasta un punto que podrían comprometer la estabilidad laboral de María Hernando Serrano.

Las fuentes de Sol recuerdan con fuerza varios ejemplos de esas “ausencias” de Hernando. Muchas veces llegaba tarde a eventos protagonizados por Paloma Martín. Otras ni siquiera se presentaba y mandaba en su lugar a su número dos. Pero cuando la dircom acudía a este tipo de eventos, quienes compartieron espacio con ella la recuerdan francamente obsesionada con los chinos. En ocasiones, se ha pegado al teléfono móvil para mantener conversaciones de forma inexplicable con la embajada de este país oriental por motivos suyos, una información que detallan las fuentes y que aún no saben aclarar por qué. En cualquier caso, las quejas, por el momento, se centran en sus ausencias y no en el por qué de las mismas.

Otro detalle que incomoda en Sol es que Hernando trabaja en colaboración con una alto cargo político relacionada con anteriores (y turbias) etapas del Partido Popular y anda metida en pequeños embrollos judiciales, pero esto es otra información que saldrá previsiblemente en unos días. El problema principal es que Medio Ambiente está en un momento en el que Paloma Martín podría ascender y que parte de su equipo anda inmersa en otros asuntos, razón por la que las quejas de Sol se hacen escuchar.

El nivel de ocupación de María Hernando Serrano es tal que ni siquiera ha actualizado su LinkedIn. Esta dircom tiene una dilatada experiencia relacionada con la administración pública y más concretamente con la Comunidad de Madrid. Hernando ha ejercido entre 2011 y 2012 como jefa de prensa de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales y del mismo cargo en la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, esta vez entre 2012 y 2015. Tras esto, dio el salto a la empresa privada y fue dircom de una multinacional siderúrgica para después hacerse freelance. Pero lo que no añade es que desde 2019 formó parte del gobierno de Isabel Díaz Ayuso y que tiene el cargo por el que más experiencia tiene solo que esta vez en el área de Medio Ambiente.

A pesar de esta dilatada experiencia en el mundo de la comunicación, Hernando ha conseguido llamar la atención poderosamente en las más altas instancias de Sol hasta el punto de que se quejan de que no se dedique en exclusiva a obedecer y hacer caso a su consejera. ¿Qué tiene que hacer que es más importante que desempeñar la función por la que se embolsa una buena cantidad de dinero público? Por ahora es un misterio, aunque las fuentes aseguran que están ahondando en el asunto.

DE MEDIO AMBIENTE, ¿A SANIDAD?

Ya no es solo la consejera de Medio Ambiente, sino su equipo. Todos están remando a una para salir de este departamento que consideran poca cosa para Paloma Martín Martín. Todo se ha desatado desde el momento en el que la titular de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha visto la posibilidad de seguir ascendiendoLa popular ha visto la posibilidad de hacerse con una consejería de más renombre y en la que lucirse más y ha puesto a todo su equipo a trabajar para ver si pueden convencer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que lo mejor es ascender a Martín a un puesto más visible y en el que se pueda lucir más, como podría ser la Consejería de Sanidad. Como aval no lleva precisamente su gestión al frente de Medio Ambiente, sino su íntima amistad y estrecha relación de confianza con Ayuso.

Paloma Martín, quien se dedicó durante años a abrir las cartas en exclusiva al expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, nunca se ha visto en una como esta. Ha dado con una presidenta con la que mantiene una buena relación y que está dispuesta a seguir abonando su carrera política. Al mismo tiempo, se ha deslizado desde presidencia que hay posibilidades de cambios de nombre en algunas consejerías. Y puesto que Sanidad se va a quedar libre, casi con toda seguridad, tras el traslado de Enrique Ruiz Escudero, Martín Martín ha visto el cielo abierto para lanzarse a por todas. Lo que cuentan las fuentes de la Comunidad de Madrid es que ya no solo es Paloma, sino que todo su equipo de gabinete y de prensa se han puesto manos a la obra para intentar cambiar de consejería. Medio Ambiente no es un lugar donde lucirse y donde poder crecer.