martes, 22 junio 2021 21:54

Podemos presiona al Gobierno para que Puigdemont vuelva a España sin consecuencias

Son extraños compañeros de cama, pero visto que la derecha separatista se lo monta muy bien con la izquierda independentista por tener en común tan solo un punto del programa electoral, ya poco sorprende que Unidas Podemos y el PdeCAT estén acercando posturas cada de forma más íntima. Ha sido Ione Belarra, futura secretaria general de Podemos, la que ha tomado la determinación de acercarse a Carles Puigdemont y los suyos. La formación morada ha cedido aún más y ahora quiere que el expresident de la Generalitat afincado en Bruselas vuelva sin pagar peaje. Belarra ve “una incongruencia” detener y juzgar a Puigdemont al mismo tiempo en que se habla de indultos. Lo que queda claro y genera malestar en el PSOE es que el verdadero socio fiable de los independentistas es Unidas Podemos y no los socialistas.

En el PSOE se empiezan a hartar de esta situación. Unidas Podemos se ha convertido en un socio fiable de los independentistas (al margen de si son de izquierdas o de derechas) y han hecho piña para condicionar todas las decisiones del Ejecutivo. No es difícil saber que Sánchez tiene más flexibilidad a la hora de pactar y llegar a acuerdos. Con tal de mantenerse al frente del Ejecutivo, es capaz de más que los demás. Sin embargo, que a la complicada concesión de los indultos se le sume el regreso gratis de Puigdemont no entra en los planes de los socialistas. “No sé cómo voy a defender eso si precisamente queremos acabar con la vía de la judicialización”, ha comentado Belarra en una entrevista concedida a Rac1, además de insistir en que “apostar por los indultos es permitir que los presos puedan salir”.

Sea como sea, los independentistas están aprovechando esta coyuntura para sacar todo lo que puedan. Lo curioso es que esta forma de entrar como una estampida en las negociaciones con el Gobierno ha sido gracias a la mano de Podemos. Belarra ya no solo quiere los indultos (aunque ella preferiría dar la amnistía), sino que también apuesta porque aquellos que escaparon a la justicia para afincarse en países europeos donde el delito de sedición y rebelión no estaba tipificado puedan volver sin ninguna consecuencia. Vamos, que Unidas Podemos ha hecho suyas las demandas de los independentistas. Las de los de derechas y las de los de izquierdas.

Podemos solo busca condicionar a los socialistas

Podemos solo busca condicionar a los socialistas. Es más fácil hacer un bloque común con ERC y PdeCAT que someterse al criterio de Sánchez, al menos para Belarra y los suyos. El objetivo de la formación morada es apuntarse algunas medidas estrella como la subida del salario mínimo (otra vez) u otras leyes que mastican los ministros de Podemos. Para ello, saben que es clave para presionar a los socialistas el aliarse con los otros socios de Gobierno de Sánchez, por lo que no han tardado en asumir las demandas independentistas a cambio del apoyo de los separatistas en algunas cuestiones que solo buscan presionar al PSOE en una dirección.

Para Belarra, detener a Puigdemont nada más pisar suelo español “sería una incongruencia de tamaño descomunal”. Desde el PSOE sostienen que si el expresidente autonómico entra en el país, debe ser puesto a disposición de la justicia por una sencilla razón: los líderes del procés indultados han sido previamente juzgados, mientras que Puigdemont directamente ha huido de las consecuencias de declarar la independencia unilateral. Que fuera sentenciado para después ser indultado es otra cosa. Pero librarse del juicio y de la sentencia, no lo contemplan en Ferraz.

Los independentistas ya han cedido en algunas de sus declaraciones y han reconocido que la concesión del indulto sería un primer paso para allanar las relaciones. Este gesto, reconocido por ERC pero negado por PdeCAT, ha dado luz verde a los planes del Gobierno: indulto a cambio de dos años de apoyo a la legislatura. Todas las cartas están echadas.

JUNQUERAS CEDE

El líder del PSC en el Parlament catalán, Salvador Illa, ha celebrado que el líder de ERC, Oriol Junqueras, crea que los indultos a los impulsores del 1-O encarcelados pueden ayudar a rebajar el conflicto político en Cataluña y considere que la vía unilateral no es viable, porque considera que así se está posicionando a favor del “diálogo, el acuerdo y de abrir un nuevo tiempo” en Cataluña.

En unas declaraciones a los periodistas tras una visita al barrio del Carmel de Barcelona, ha valorado positivamente el posicionamiento expresado por Junqueras en una carta publicada este mismo lunes porque significa que quiere “abrir un tiempo de reencuentro, convivencia y diálogo”.

Preguntado por la concesión de indultos a los presos del 1-O, ha sostenido que todo lo que sea dar pasos para abrir un tiempo nuevo, de diálogo y de asumir acuerdos es “la dirección correcta”.

Ha recordado que quién tiene que tomar la decisión en torno a la concesión de indultos es el Consejo de Ministros, en base a unos criterios que son “los valores constitucionales de favorecer el diálogo y la paz en Cataluña”.

Por último, ha insistido en la necesidad de celebrar, “si es necesario con carácter de urgencia”, una mesa de diálogo entre partidos, con el objetivo de que los catalanes se reencuentren y vuelvan a escucharse, en sus palabras, y asegura que este es el compromiso del Govern alternativo del PSC, que presentó este domingo Illa.