miércoles, 4 agosto 2021 13:14

Así borró el Gobierno de forma chapucera tres másters de Yolanda Díaz

¿Ha mentido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su currículum profesional? La chapucera operación para cambiar su formación académica no ha pasado inadvertida e incluso se está pidiendo la dimisión inmediata de la también vicepresidenta tercera del Ejecutivo.

Y es que, no aparecen ninguno de los tres másters que encabezaban su perfil profesional, al menos en la página en español del Gobierno. Sin embargo, MONCLOA.com ha logrado obtener el original de la página en inglés, que ha sido eliminado poco después con la cita “traducción no oficial”.

LA FORMACIÓN DE DÍAZ: DE MÁSTERS A CURSOS

Díaz, que se arrogado el papel de mediadora entre la patronal CEOE y los sindicatos en los últimos acuerdos, ya no ostenta los títulos de máster en Recursos Humanos, ni Relaciones Laborales ni en Urbanismo. Ahora, el currículo oficial indica que ha realizado “cursos superiores y de posgrado en Relaciones Laborales; Derecho Urbanístico y Ordenación Territorial y Recursos Humanos“.

Este cambio de criterio también tiene nuevos añadidos. Y es que, Díaz no indicó en ningún momento dónde había realizado estos másters, como tampoco ha indicado dónde ha realizado esos cursos.

El falseamiento o el incumplimiento de los requisitos de idoneidad para ser nombrado alto cargo se considera falta muy grave

Díaz, una de las cabezas de la bicefalia en la cúpula de Podemos junto a Ione Belarra, no ha podido borrar todas las huellas de su falseado currículo. Y es que, no sólo en su versión en inglés se ha podido visualizar su formación lectiva –ahora no disponible-, sino también en las páginas de Wikipedia, cuyo contenido ha sido modificado; y otras conocidas que registran los currículos oficiales. Estas últimas webs aún mostraban los másters al cierre de esta información.

SI HUBIERA SIDO UN REQUISITO, YOLANDA DÍAZ TENDRÍA QUE DIMITIR

De hecho, si alguno de estos másteres hubiera sido requisito para ser ministra, Díaz tendría que haber dimitido de forma fulminante o bien cesada de inmediato por el presidente, Pedro Sánchez. Sin embargo, no establece pena alguna por mentir. “El falseamiento o el incumplimiento de los requisitos de idoneidad para ser nombrado alto cargo” se considera falta muy grave y está sancionado con entre cinco y diez años de inhabilitación para ocupar un cargo público. Pero para ser ministro en España no se requiere ningún tipo de formación académica, como se puede comprobar entre algunos de los currículos de los ministros, como el de Miquel Iceta.

Díaz no hubiera pasado ni una sola entrevista en el sector privado. “Falsear un currículum con tres másters universitarios tiene numerosos riesgos, el principal de ellos que puedan pedirte los títulos, y es más frecuente de lo que uno desearía“, afirman los expertos consultados. “Te pedirán los títulos”, aseveran. “Si crees que abrirás puertas añadiendo títulos que no se tienen estás más que equivocado“, añaden. Y es que, los empleados de Recursos Humanos lo tienen muy claro: “Pedimos copias siempre y antes de firmar cualquier contrato“.

ENGORDAR LOS CV, LA PEOR FORMA DE CARGARSE LA OPCIÓN A UN TRABAJO

Los expertos consultados por este medio aconsejan no mentir ni falsear de forma alguna el CV. “Tan sólo maquillarlo e incluso omitir información para poder aspirar al puesto de trabajo, pero mentir nunca“, afirman. Y es que, “la verdad tarde o temprano sale a la luz”, un consejo que le hubiera venido muy a Yolanda Díaz antes de engordar su CV con falsos títulos, más cuando se ha convertido en una de las principales barreras para evitar que el PSOE deje en papel mojado cualquier negociación con Podemos, como está ocurriendo con la ley del alquiler. Sin embargo, al falsear su propio historial formativo la palabra de Díaz queda en entredicho.

Las reacciones a este cambio en el perfil de la ministra de Trabajo no se han hecho esperar. Son numerosas las voces que exigen la dimisión de la ministra por mentir de forma tan grave. “Son unos mentirosos compulsivos. Y no pasa nada por no tener ningún máster; lo grave es engañar a los ciudadanos que te pagan el sueldo”, ha dicho la diputada del Parlament Sonia Sierra.

PETICIÓN DE DIMISIÓNES A YOLANDA DÍAZ

“¿Pero bueno, la ministra Yoli Tirabuzones nació en 1971 en La Coruña, sí o no? Dicen que sí. Pues ya está. Lo demás tampoco hay que tomarlo muy en serio. Si no mientes con Pedro no entras en el gabinete. Lo importante es saber si hay algo de verdad. Si lo hay, es una gamberrada”, afirma el europarlamentario de Vox Hermann Tertsch.

“Se acaban de pegar un tiro en el pie. Están reconociendo que han mentido en documentos públicos. Esa ministra tiene que ser cesada fulminantemente”, afirma un usuario en la red social Twitter. “Se ha marcado un 3×1 de Carrefour”, tira de humor otro.

Otros usuarios recuerdan el acoso y derribo de la izquierda contra Cristina Cifuentes por el ‘caso Máster’, del que después salió absuelta. “Las sospechas legítimas que pudieran existir no se han convertido en prueba suficiente para justificar la responsabilidad de Cristina Cifuentes. Ni consta la presión inductora ni el dominio del hecho, por lo que no se le puede imputar el delito”, sentenció la Audiencia Provincial de Madrid.

La Fiscalía sostenía que fabricar aquel acta solo beneficiaba a la expresidenta de la Comunidad de Madrid “y a su carrera política”. Según la acusación, Cifuentes habría puesto en marcha “la maquinaria” a través de “su entorno”, con la participación de Maite Feito, profesora en excedencia de la Rey Juan Carlos I y entonces asesora del gobierno de Madrid. La sentencia apuntó directamente a Feito, a quien condenó a tres años de prisión por inducir la falsedad del documento.