martes, 21 septiembre 2021 07:11

Las cifras de evacuados de Afganistán trituran el relato de Sánchez

El Gobierno de Pedro Sánchez ha evacuado de Afganistán a un total de 518 personas, incluidos los cinco españoles que trabajaban en la embajada. Este número sitúa a España en la cola de los países que sí han traído refugiados y desmonta el relato de la supuesta gran labor realizada por el Ejecutivo.

De hecho, Italia ha sacado del país ha cerca de 3.000 afganos y compatriotas, casi seis veces más que España. Alemania, por su parte, ha logrado liberar del aeropuerto de Kabul a casi las mismas personas que Italia. Estados Unidos, pese a su irresponsabilidad de salir de Afganistán sin una estrategia clara con el resto de países, ha evacuado a más de 14.000 personas.

Las cifras desmontan el relato del desaparecido Pedro Sánchez durante esta grave crisis en el país de Oriente Medio. Mientras los talibanes aseguraban el éxito de su golpe de Estado, España no había movido a ninguno de sus efectivos. Lo hizo cuando ya era demasiado tarde, con toda la capital afgana bajo el yugo de los extremistas y fundamentalistas islámicos, que imponen ahora su ley, basada en la lectura más estricta del Corán. De cara a la comunidad internacional, los talibanes se muestran moderados, como si la guerra no fuera con ellos. Sin embargo, la realidad es muy distinta.

La imposición del burka -símbolo de la opresión contra las mujeres-, junto con la aplicación del ojo por ojo y la venganza, han convertido a Afganistán en un nuevo narcoestado, donde el opio, otras drogas, el tráfico de armas, el terrorismo y el crimen organizado son ahora los pilares de esta degradada economía.

SÁNCHEZ NO HA CANCELADO SUS VACACIONES

España ha esperado hasta el último minuto para entrar en acción. Sánchez ha tardado en salir de su escondite, en el Palacio Real de La Mareta (Lanzarote), tras alargar sus vacaciones. De hecho, en su primera imagen pública calzaba alpargatas con el traje de rigor. Le llovieron las críticas, pero el presidente seguía refugiado en su búnker. La Moncloa y el propio perfil en las redes sociales del Presidente del Gobierno manipulaban las imágenes para que pareciera menos moreno. Todo para hacer ver que había estado trabajado, en vez de disfrutar de la hamaca y los baños en la piscina y playa.

Con todo, el Gobierno trasladaba la idea de que España lideraba la evacuación de Afganistán. Sin embargo, la realidad se topaba de frente. De momento, se han traído únicamente a poco más de medio millar de evacuados. Estados Unidos, por su parte, ha llegado a sacar a policías nacionales de la Unidad de Intervención (UIP) en sus aviones. Además, ha dado cobertura, junto a Alemania y Reino Unido, para evitar que la única salida del país por aire fuera tomada por los talibanes. El aeropuerto, pese a ser un hervidero y un objetivo de organizaciones terroristas como Daesh, continúa siendo territorio occidental.

El primer avión con bandera española que ha aterrizado en la base de Torrejón de Ardoz trajo un total de 53 personas. Fue el pasado jueves, con los talibanes controlando las instituciones del país casi diez después del estallido del golpe de Estado. El viernes, el número se elevó a 110. Una avión francés transportó el pasado sábado a otras 36 personas, mientras que el Gobierno de Enmanuel Macron se ha negado a acoger a ninguno de los refugiados, como han hecho Austria o Turquía, entre otros países. Ese mismo día, aterrizaban otros 110 afganos bajo bandera española.

TAN SÓLO MEDIO MILLAR DE EVACUADOS FRENTE A LOS MILES DE ALEMANIA

La madrugada del pasado jueves ya aterrizó en la base de Torrejón el primer avión español con 53 repatriados, entre los que se encontraban cinco españoles. El resto de los evacuados son afganos que trabajaron para España en los últimos años o bien para la Unión Europea.

Asimismo, este viernes a primera hora de la tarde llegó a Madrid desde París un avión de la Unión Europea con 38 trabajadores afganos y sus familias que serán enviados en los próximos días hacia su destino final en otros estados miembro de la UE. El viernes llegó el segundo avión español con 110 afganos, que aterrizó alrededor de las 20.30 horas.

El resto de países había iniciado la evacuación mucho antes que España. En el caso de Alemania, la evacuación se ha realizado no sólo con los A400 utilizados también por el Ministerio de Defensa, sino también con aerolíneas regulares. La estrategia alemana difiere con mucho de la española. Sánchez ha preferido utilizar Dubai como escala, mientras que los germanos usan el aeropuerto uzbeko de Tashkent. Uzbekistán también es aliado de Turquía. ¿Por qué no usar varias rutas? Es una de las preguntas que aún no ha respondido el Gobierno cómo tampoco por qué se está utilizando el aeropuerto de Dubai, que se encuentra a 1.700 km y más de dos horas de vuelo.

PREGUNTAS SIN RESPUESTA EN EL OPERATIVO ESPAÑOL

Asimismo, hay trabas al uso de aviones comerciales en Dubai, ya que el aeropuerto se encuentra completamente operativo. En Uzbekistán, la repatriación es más ágil debido al escaso tráfico aéreo. Además, para alcanzar este aeródromo se puede realizar sin atravesar zonas de conflicto.

El otro gran frente en la logística de Kabul se encuentra precisamente en la zona exterior del aeropuerto, convertida en un escenario de caos. Miles de afganos se agolpan en las inmediaciones. Algunas familias han dejado a los hijos a su suerte en manos de soldados británicos y estadounidenses. Unas imágenes que muestran la desesperación por huir del país en manos de unos fundamentalistas y señores de la guerra.

La oposición, con la voz cantante del PP, ha exigido a Sánchez que cancelara sus vacaciones, pero éste ha hecho caso omiso. Vox, por su parte, ha pedido la comparecencia de casi todos los ministros implicados en esta estrategia de evacuación, incluyendo la de Pedro Sánchez. Sánchez ha mostrado, hasta ahora y únicamente, su compromiso «para que la operación de evacuación en Afganistán se desarrolle con la máxima seguridad». De la urgencia por salir, ni una palabra.

LA OPOSICIÓN CERCA A PEDRO SÁNCHEZ

Por estos hechos, Estados Unidos ha dejado a España fuera de la lista de países que han ayudado en la evacuación de Afganistán. En la misma se nombran hasta 26 países, con Alemania, Italia, Francia y Reino Unido a la cabeza. Ucrania, Albania y Turquía también se encuentran en la misiva enviada por el Gobierno de Joe Biden. Todos ellos aparecen por su «contribución» en esta crisis humanitaria.

«Trabajamos día y noche para acelerar las evacuaciones; hemos facilitado la salida de aproximadamente 14.000 personas en aviones militares estadounidenses desde el 14 de agosto y continuamos trabajando en intensificar las operaciones», ha afirmado el secretario de Estado norteamericano Antony Blinken.

Poco después, España se sumaba a la estrategia de EE UU dando permiso a los marines para utilizar las bases de Rota y Morón para evacuar a los afganos. Además, se ha instalado un campamento temporal en Torrejón con todo lujo de comodidades para quienes huyen de una muerte segura.