sábado, 18 septiembre 2021 03:09

Ciuró (JxCat) escoge a un fanático independentista para Prisiones

Vicepresidente de la Plataforma Pro Selecciones Catalanas, abogado y conocido activista para la causa independentista. Estos son los méritos del nuevo director de Prisiones en Cataluña, Sergi Blàzquez. El nombramiento lo ha hecho Lourdes Ciuró, exdiputada en el Congreso y a las órdenes de Carles Puigdemont.

Sergi Blàzquez es el nuevo secretario de Medidas Penales, Reinserción y atención a la Víctima del Departament de Justicia, según ha publicado este miércoles el Diario Oficial de la Generalitat. La orden está firmada, además, por Pere Aragonès, presidente de la Generalitat.

Ciuró ha recuperado un puesto desaparecido, como ha hecho Colau con su exsecretario de Organización en Cataluña. Antes de Blàzquez, el Departamento de Justicia colocó a César Galván, un mosso sin experiencia alguna en Prisiones. El objetivo, según la propia consejera de la Generalitat, es «una confrontación inteligente», eso sí colocando a los suyos.

A ver si puedes hacer alguna gestión a nivel del presidente o de la Consellera para desencallar el tema

La cazada de la Guardia Civil al nuevo director de Prisiones

El currículo de Blàzquez es el de un experimentado activista independentista. Pese a ser penalista, apenas tiene experiencia para un cargo que le puede quedar muy grande si las investigaciones judiciales sobre el caso Voloh y sobre el chiringuito de la Plataforma Pro Selecciones Catalanes finalmente apuntan también hacia él. Su nombre aparece en informes de la Guardia Civil junto al de Josep Lluís Alay.

EL DESTINO DE SUBVENCIONES, BAJO LA LUPA JUDICIAL

La Benemérita cree que Blàzquez le pidió al jefe de la oficina de Carles Puigdemont un trato de favor para recibir subvenciones. En concreto, la entidad de la que fue vicepresidente recibió 9,5 millones de euros. El juez investiga desde el pasado año el destino de este montante. Por ahora, la denuncia apunta que parte del dinero fue a parar al bolsillo de la cúpula de esta asociación. Ciuró no ha esperado la sentencia ni ha guardado un mínimo de prudencia a la hora de dignificar las instituciones.

Puigdemont
Puigdemont

«El tema de subvención de la Plataforma, que parece encallado. A ver si puedes hacer alguna gestión a nivel del presidente o de la Consellera para desencallar el tema», según dijo el abogado al hombre de confianza de Puigdemont en agosto de 2020. La conversación aparece en un informe de la Guardia Civil, según recoge El País. La Generalitat, a través de Intervención, «lo ha retenido sin dar ninguna explicación», se lamenta. Poco después Alay le da la buena noticia. Ahora Intervención da luz verde y lo acelera. Por ahora, el juez no ve delito al no haberle investigado por un supuesto delito de tráfico de influencias.

Según la Guardia Civil, «Carles Puigdemont estaría dando instrucciones a terceros para conseguir sus fines, entre los que destaca Vinyals en los planteamientos internacionales». Vinyals es Xavier Vinyals Capdepon, presidente de la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes y entonces el jefe de Blàzquez.

DINERO DIRECTO Y SIN PUBLICIDAD, LA TRANSPARENCIA DE LA GENERALITAT

La Guardia Civil también tiene grabaciones de Vinyals con Xavier Vendrell, exmilitante del grupo terrorista Terra Lliure y entró en ERC, donde llegó a ser consejero de Governació durante la etapa del tripartito de Paqual Maragall. Convertido en empresario, fue también uno de los detenidos en el caso Voloh, junto a David Madí y Oriol Soler. El juez les investiga por la presunta financiación ilegal del entramado que controla Carles Puigdemont desde Waterloo (Bélgica). En una conversación interceptada, afirmó que Vendrell «viene a trabajar conmigo y le pagaré yo. Viene para aquí para acabar el procés».

La Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes percibió casi 9,5 millones de euros directos en subvenciones entre 2005 y 2018. Todas ellas a dedo, sin concurso ni publicidad porque «se dan circunstancias excepcionales de no ser posible promover la concurrencia pública«. Se trata del primer chiringuito independentista puro, cuya finalidad es conseguir la independencia deportiva de Cataluña. En 2017, obtuvo 1,31 millones.

Algunos de los pagos no han dejado rastro, entremezclados en la maraña de empresas de Vendrell y Jaume Cabaní. Si se transfirió este dinero para ayudar a Puigdemont es cuestión de la instrucción judicial. Entre otros nombres, también aparecen en la investigación los de Eric Hauck, Toni Reig Casassas y Josep Oriol Marcè Puig.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, ha ejercido como abogado penalista y está inscrito en el turno de oficio. No obstante, destaca en sus conferencias por su conocimiento deportivo.

COLOCACIONES DE FAMILIARES Y HOOLIGANS

La Generalitat de Cataluña mantiene el triste honor de ser una gran agencia de colocación para expolíticos, purgados en legislaturas pasadas, familiares con relación directa, como cónyuges. Todo es posible en el organigrama de los altos cargos del Ejecutivo catalán, que cuesta la friolera de 25 millones de euros anuales.

Los salarios en esta gran empresa pública ‘familiar’ van desde los 130.250 euros que cobra Pere Aragonés a los 30.398,64 euros brutos anuales que perciben los secretarios. Sin embargo, el salario que más se repite son los 87.456,36 euros que ingresan los directores generales. Los puestos se asignan a dedo, son nombramientos de confianza y no es obligatoria su justificación para el puesto. Es una cultura donde el amiguismo y el enchufismo están a la orden del día.

Entre los nombramientos actuales también destaca la esposa del exconsejero de ERC Carles Mundó. Anna Marta Roca asesora ahora a Joan Ignasi Elena, consejero de Justicia. Su marido estuvo al frente de la misma Consejería y fue inhabilitado por desobediencia por el Tribunal Supremo. Su nombramiento se hizo público el pasado 1 de julio, según el Diario Oficial de la Generalitat, pero el portal de Transparencia aún no ha actualizado el cargo.

No es la única ‘mujer de’ que ha obtenido el puesto con altos salarios. La Generalitat nombró a dedo el pasado 10 de junio a Cesca Domènech como directora general de Acción Cívica y Comunitaria del Departamento de Derechos Sociales, controlado por JxCat. Domènech es la mujer del exconsejero Miguel Buch, el exconsejero de Interior cuestionado por diversas actuaciones policiales. El sueldo de la mujer de Buch alcanza también los 87.456,36 euros.

JxCat, por otro lado, ha repescado a Pep Montané para situarlo en la primera línea de la comunicación en el Parlament. El exjefe de gabinete del exconseller de Interior, Miquel Buch, sustituye a Anna Grabalosa para dirigir la relación con la prensa de la formación controlada por Carles Puigdemont desde Waterloo. Para iniciar su labor, ha borrado su cuenta en la red social Twitter y protegido su cuenta en otras redes sociales, aunque algunas de las perlas del ‘hooligan de Buch’ aún se pueden encontrar en la red.