domingo, 28 noviembre 2021 19:41

El PP dice que la reforma de la ‘Ley Mordaza’ «desarma» la democracia

El secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López, ha defendido que las reclamaciones de policías y guardias civiles contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley Mordaza’ y ha afirmado que no defienden derechos corporativos sino que afectan a toda la sociedad. «Estamos desarmando nuestra democracia», ha advertido sobre la reforma que está impulsando el Gobierno y que, a su juicio, está hecha por personas que están «muy cerca del delito», en referencia a Podemos.

«La Ley está hecha por personas que tienen miedo a ser detenidos y que están muy cerca del delito. En Podemos parece que para ascender hay que tener una sentencia judicial», ha indicado. Además ha afirmado que se ha pasado de un momento histórico en el que los defensores de la libertad «corrían delante de los grises» a que los enemigos de la democracia corran detrás de los policías a ver si los pueden agredir. «Es curioso entre abuelos y nietos qué cambio ha habido tan importante», ha apuntado.

En declaraciones a Telemadrid, ha calificado como «justas» y «legítimas», las reivindicaciones de policías y guardias civiles y que la ley está pensada para unos pocos ciudadanos «de izquierda radical» que transgreden los derechos y no quieren verse sometidos a las consecuencias. «La democracia se basa en el respeto a los derechos y libertades y para eso hace falta seguridad ciudadana», ha sostenido.

En este sentido ha añadido que la ley contraria la Constitución al permitir manifestaciones pacíficas sin comunicación previa, desarma a los policías en cuanto a la veracidad de sus atestados y el uso de «instrumentos racionales» para repeler cualquier tipo de ataque y no considera infracción grabar a los agentes.

ESTRATEGIA DE GUERRILLA URBANA

A este respecto, ha explicado que esas imágenes pueden ser replicadas en la red y se pueden utilizar para perseguir a un policía o a su familia y también ha criticado que las detenciones no puedan durar más de dos horas y sea obligatorio dejarle en el mismo lugar en el que se produjo la detención. «Todo por un puñado de votos para aprobar los presupuestos», ha apuntado.

En esta misma línea, López ha afirmado que si, por ejemplo, se producen concentraciones pacíficas en siete puntos de Madrid y en alguna hay algún problema los policías tienen que repartirse. Así, si una de ellas se vuelve violenta, los efectivos estarán diseminados por toda la ciudad.

«Esto es una estrategia de guerrilla urbana que ya está inventada y eso lo va a permitir este Gobierno», ha asegurado López, que ha insistido en que no se trata de defender a los agentes sino al resto de españoles que creen en el cumplimiento de la ley y que quieren «una España segura».