martes, 25 enero 2022 09:18

Jordi Bagó: el ‘indepe’ rescatado por España que quita la bandera de sus hoteles

Los independentistas llegan a tales incongruencias que son capaces de ser recatados por el Estado y al mismo tiempo renegar de la bandera de España. Este es el caso de la cadena hotelera Sehrs que ha eliminado las banderas de España de las fachadas de sus hoteles a pesar de haber recibido 34 millones de euros de rescate por parte del Gobierno de España. La retira de banderas podría ser un hecho causal, de hecho, los trabajadores de dichos establecimientos aseguran a MONCLOA.com que «no se han fijado en qué banderas hay» y «que desconocen el motivo» por el que solo hay una bandera catalana junto a la de diferentes países en su red de hoteles internacionales. Sin embargo, este despiste podría achacarse a que el empresario catalán que regenta estos hoteles, Jordi Bagó, es un férreo defensor del secesionismo desde hace una década.

El grupo catalán Serveis Mancomunats d’Hostaleria i Similars (Serhs) pidió y logró un recate millonario por parte del Estado Español. El Consejo de Ministros aprobó inyectar 34 millones en el grupo hotelero con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, que es el mismo que se utilizó para el rescate de la aerolínea Plus Ultra. Según fuentes oficiales, el objetivo del Fondo es aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia empresarial de compañías no financieras afectadas por la pandemia del coronavirus, que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional. El Ejecutivo consideró que Serhs era de estas empresas estratégicas para la economía nacional, sin embargo, la cadena hotelera ha decidido eliminar la enseña nacional de las puertas de sus hoteles.

Y la ayuda no son una migajas. Según ha informado el Ministerio de Hacienda y Fundación Pública, la cuantía asciende «a 34 millones de euros y el apoyo se canalizará a través de un préstamo participativo por importe de 17,34 millones y de un préstamo ordinario de un total de 16,66 millones de euros«. Cabe destacar que todos estos millones provienen de fondos de la Administración Pública, es decir, de la recaudación estatal de todos los españoles que han tenido que reflotar con sus impuestos a un grupo hotelero regentado por independentistas y que elimina las banderas de España de sus establecimientos.

Actualmente, Serveis Mancomunats d’Hostaleria i Similars (Serhs) cuenta con cinco hoteles en Cataluña y dos en Brasil. La bandera de España brilla por su ausencia en la fachada de los mismos y no, no es que no haya espacio, ya que en el Serhs Natal Gran Hotel en Brasil ondea una bandera catalana, portuguesa y alemana, entre otras. MONCLOA.com ha contactado con los empleados de los hoteles y entre risas han asegurado «no haberse fijado y no entender porque no hay una bandera de España».

LOS HOTELES DE UNA FAMILIA INDEPENDENTISTA

El grupo hotelero Serhs es propiedad del empresario Jordi Bagó Mons. El catalán es consejero delegado de la empresa desde hace más de dos décadas y según figura en el curriculum vitae al que ha tenido acceso este medio está ha sido su única ocupación. Tras estudiar Turismo, hacer un máster en Gestión Empresarial y cursar un MBA, Bagó Mons se lanzó al mundo hotelero con una empresa que ha tenido que ser recatada por el Estado con 34 millones de euros.

Pero a parte de empresario, Jordi Bagó es indepentista y eso es algo que no ha dudado en ocultar. El catalán es miembro de la fundación soberanista FemCAT que tal y como figura en su página web se trata de una «fundación privada e independiente que agrupa empresarios y empresarias con la misión de que Cataluña se convierta en uno de los mejores países del mundo. Un país competitivo, abierto al mundo, con capacidad emprendedora y de innovación, cohesión social y sostenible a lo largo del tiempo».

El catalán es miembro de la fundación soberanista FemCAT

Asimismo, en diversas entrevistas con los medios de comunicación, Jordi Bagó ha apostado por una Cataluña independiente en favor de la economía. Sin embargo, los hechos es que ha necesitado de España para mantener a flote las cuentas de su empresa. En una entrevista con The New York Times en 2013, Bagó declaró que una Cataluña independiente «construiría una economía más sólida que la impuesta hasta ahora por Madrid». Sin embargo, Bagó ha recurrido a su denostado «poder de Madrid» para salvar su empresa.

Además de la familia Bagó, Serhs cuenta con 1.398 accionistas, de los que el 40% aproximadamente son empleados, familiares y pequeñas empresas. Según ha explicado el Ejecutivo, la empresa «se estructura en cuatro divisiones de negocio: Distribución, Hoteles, Alimentación y Servicios. La división hotelera, entre propiedad y gestión, dispone de ocho hoteles, seis de ellos en Cataluña, y dos en Brasil, con cerca de 1.000 habitaciones». El Gobierno también justifica el rescate ya que «Serhs facturó más de 268 millones de euros en 2019, dando servicio a unos 40.000 clientes» y que «la pandemia redujo el volumen de negocio en un 45,3%, hasta llegar a los 147 millones de euros en el año 2020». «Además, cuenta con 2.500 proveedores. A cierre de 2019, la plantilla en España ascendía a 2.080 empleados, lo que supone un 93% del volumen global, que se situaba en 2.463 empleados», ha zanjado el Ejecutivo que ha decidido recatar a un grupo independista.