miércoles, 19 enero 2022 11:34

Pozuelo reconoce que los nietos de Molpeceres aún incumplen la concesión del polideportivo

Hay negocios extraños que salen redondos. Este es el caso del polideportivo de la Valle de las Cañas ubicado en el municipio de Pozuelo de Alarcón que, gracias a una concesión municipal, ha conseguido alquilar la gran instalación a los herederos de Joaquín Molpeceres, un empresario investigado en la operación Lezo, por tan solo mil euros al mes. La empresa que se adjudicó la gestión de dicha instalación deportiva municipal fue Grand Slam SL y en la concesión se comprometieron a realizar unas piscinas para todos los pozueleños. Sin embargo, más de una década después, estos aljibes disponibles para el baño no han visto la luz y el propio Ayuntamiento de Pozuelo ha condenado el incumplimiento del contrato que ellos mismos adjudicaron.

«La concesión de la explotación del polideportivo de la Valle de las Cañas se realizó en el año 2009, a la misma solo se presentó una empresa, la concesión establece una serie de inversiones que debe realizar el adjudicatario como son la dotación del equipamiento de la instalación y obras interiores realizadas por el adjudicatario, así como otras exteriores como las piscinas que se encuentran sin realizar«, reconocen fuentes municipales a MONCLOA.com. Asimismo, desde el equipo de Susana Pérez Quislant aseguran que «los pliegos para la concesión no establecían plazos de ejecución de esas inversiones y que desde el Ayuntamiento se celebran comisiones de seguimiento de la concesión cada año para analizar el cumplimiento de la misma».

Ante el incumplimiento de la concesión cabría la posibilidad de que el Pleno de Pozuelo pidiera la rescisión del contrato aunque desde la cúpula del consistorio se excusan en el lucro cesante del concesionario que supondría romper el contrato público. «La rescisión unilateral de la concesión por el ayuntamiento puede suponer establecer una compensación al concesionario que incluiría el lucro cesante de la misma por los 28 años que restan de concesión y que supondría un perjuicio económico muy grande para las arcas municipales«, apuntan fuentes municipales que aseguran que el ayuntamiento seguirá velando por el cumplimiento de las condiciones de la concesión y analizando cualquier incumplimiento que se pueda producir.

EL CHOLLO DE LOS NIETOS DE LEZO

Los herederos de Joaquín Molpeceres tienen un verdadero «chollo» con el polideportivo. El consistorio pozueleño se gastó allá por 2008 más de 23 millones de euros en construir un polideportivo llamado Valle de las Cañas. Muchos se escandalizaron al ver que, nada más finalizar la obra, se adjudicó la gestión de las instalaciones a una empresa llamada Grand Slam 5 S.L. que se había creado justo en ese momento y que era propiedad del extenista José López-Maeso. La adjudicación fue un escándalo porque López-Maeso paga todavía como alquiler de ese polideportivo 1.000 euros al mes; a lo que hay que añadir que la concesión es por 40 años.

Molpeceres
El empresario Joaquín Molpeceres.

Este asunto aún incomoda al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón porque saben que el contrato se podría rescindir y porque son conscientes de las muchas irregularidades que salpican la adjudicación de la que aún disfrutan los López-Maeso. Pero el escándalo adquiere una nueva dimensión cuando se deja entrever la peculiaridad, tal y como ha podido comprobar MONCLOA.com, de que López-Maeso estaba entonces casado con Nieves Molpeceres, hija de Joaquín Molpeceres, uno de los empresarios investigados en el caso Lezo por sus estrechos lazos con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Ahora quien gestiona el polideportivo es la joven Carla López-Maeso Molpeceres, nieta del famoso empresario.

LA OPOSICIÓN PIDE RESPONSABILIDADES

La oposición del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón lleva años condenando la situación en la que se encuentra el contrato del polideportivo. Desde Somos de Pozuelo, han denunciado que se haya alquilado una instalación de esa envergadura a un precio «ridículo» y consideran un «colmo y un exceso» la adjudicación. «Llevan 40 años gobernado y hacen lo que quieren», destaca la concejala de Somos de Pozuelo, Patricia Cabal en declaraciones a MONCLOA.com a la vez que se muestra a favor de rescindir tal contrato.

«Llevan 40 años gobernado y hacen lo que quieren»

Por su parte, el grupo municipal Vox también ha condenado este extraño contrato. El portavoz del grupo municipal VOX en Pozuelo, Juan Ignacio Fernández Tomás, llegó a pedir una moción sobre dicho contrato destacando elementos como que el concesionario no tiene que amortizar ese inmovilizado o que la concesión no ha supuesto el establecimiento de precios reducidos para los vecinos de Pozuelo.