miércoles, 17 agosto 2022 08:54

No a las piscinas, sí a un campo de golf: así se quiso ganar a su suegro el yerno de Molpeceres

La extraña concesión del polideportivo de Valle de las Cañas sigue trayendo cola. Dicha instalación municipal fue cedida por el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón allá por el 2009 con unas condiciones más que ventajosas a la empresa GRAND SLAM 5. Esta compañía está actualmente en manos de José López-Maeso, exyerno de Joaquín Molpeceres, un empresario investigado en la operación Lezo. Este polideportivo también está en manos de los nietos de Molpeceres que, aún sabiendo que siguen sin cumplir algunos puntos del contrato adjudicado, han decidido resucitar uno de los sueños de su abuelo que consiste en la construcción de un campo de golf dotado de vestuarios.

El contrato era claro: la empresa que se adjudicaba el contrato debía construir una piscina para los residentes en Pozuelo. Sin embargo, más de una década después de la adjudicación no existe ninguna instalación de estas características. De hecho, según un documento al que ha tenido acceso MONCLOA.com, José López-Maeso quería construir un campo de golf y vestuarios en el espacio donde se pretendía realizar las piscinas exteriores.

Vox populi es la afición de Joaquín Molpeceres por el golf. Él mismo se define como golfista y siempre ha apostado por fomentar este deporte a nivel social. De hecho, el empresario investigado en el caso Lezo fue uno de los precursores de Madrid como candidata para albergar la Ryder Cup de 2018. Asimismo, Molpeceres ha llegado a proyectar diversos campos de golf por toda la Comunidad de Madrid con la ayuda incluso de Robert von Hagge, el arquitecto de campos de golf más famoso del mundo. Aunque lo intento por medio de sus sucesores en Valle de las Cañas, fue la ciudad tricantina la que acabó construyendo el campo de práctica.

De este modo, el sueño de los pozueleños de tener unas piscinas en el recinto de los López-Maeso ha quedado en papel mojado a pesar de ser uno de los requisitos incluidos en el contrato de adjudicación. El propio Ayuntamiento de Pozuelo ha reconocido que no se ha cumplido con este punto que trato de ser eliminado durante una comisión para proyectar un campo de golf, curiosamente el deporte favorito de Joaquín Molpeceres.

EL PSOE ACUSA AL AYUNTAMIENTO DE DEJADEZ DE FUNCIONES

Las excelentes condiciones en las que se entregó este polideportivo a los herederos de Lezo son numerosas: solo mil euros de alquiler, 40 años de concesión e indemnizaciones varias a lo largo de los años para sufragar el desgaste de la instalación deportiva. Según un documento al que ha tenido acceso este medio, López-Maeso ha solicitado numerosas ayudas públicas para mejorar las instalaciones del polideportivo. Entre ellas, se encuentra la petición de 20.000 euros públicos para la instalación de unas lonas de sol o 180.000 euros para cubrir las pistas de pádel, entre otras cuestiones. No queda duda que Valle de las Cañas ha sido una mina de oro para sus propietarios y dicho lucro gracias al consistorio municipal ha alertado a los vecinos.

Miembros de la oposición han denunciado públicamente la situación en la que se encuentra el contrato. MONCLOA.com se ha puesto en contacto con el portavoz del PSOE en Pozuelo, Ángel González Bascuñana sobre este asunto y el concejal ha criticado la “dejadez en funciones” que está teniendo la corporación municipal sobre este contrato público. “No están haciendo una buena gestión, tienen que exigir al empresario que cumpla el contrato y debe construir las piscinas ya que hay muchos residentes en Pozuelo que no tienen piscina”, destaca González Bascuñana a la vez que tilda de “escandaloso” el precio que pagan por el alquiler los herederos de Molpeceres. Y es que desde el PSOE aseguran que el concejal que firmó dicho contrato se trata de Nacho Costa quien también curiosamente ha sido nombrado asesor del Ayuntamiento de Pozuelo.

“No están haciendo una buena gestión, tienen que exigir al empresario que cumpla el contrato”

Pero no solo el PSOE ha denunciado este contrato ventajoso cuanto menos para su propietario. El grupo Somos de Pozuelo y Vox también han abogado por una rescisión del contrato. Tras años de enriquecimiento gracias a las arcas municipales, los herederos de Joaquín Molpeceres tienen en Valle de las Cañas el negocio perfecto con el cual llenarse los bolsillos las próximas décadas.