lunes, 17 enero 2022 17:21

Carabante Guardia Urbano declara «ilegal» plantar árboles en Madrid

En una pequeña parcela del distrito de Barajas yacía hasta hace tan solo unos días un Bosque Urbano cultivado por los vecinos. Desde hace 12 años, los jubilados de la Fundación Manantial acudían a este parque a plantar las semillas de sus árboles, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha decido que tenía que acabar con esta grave situación y ha mandado a la zona a personal de Medio Ambiente que, escoltados por efectivos de la Policía Municipal, han decidido desmantelar la zona verde. Parece paradójico que el área de Medio Ambiente, liderada por Borja Carabante, se encargue de destrozar zonas verdes, pero es así y esto ha causado la indignación entre los vecinos de la zona que no han dudado en manifestarse para denunciar el desmantelamiento.

El Bosque Urbano, ubicado en el barrio de Timón, era la actividad favorita de los ancianos con problemas de salud mental que forman parte de la Fundación Manantial. El jueves era el día grande para ellos ya que acudían a cuidar de sus plantas que crecían sobre una antigua escombrera convertida en zona verde. «Se trata de un sitio recreativo maravilloso en los que se fomentan los valores medioambientales en familia», nos relata una vecina de la zona. Pero no solo los ancianos han construido este Bosque Urbano y es que algunos vecinos han plantado ejemplares con los que mantienen una vinculación sentimental de envergadura.

MONCLOA.com se ha puesto en contacto con la presidencia del distrito de Barajas desde la que alegan que «lo primero que todos debemos entender es que este es un espacio público que no puede ponerse a disposición de unos pocos sin la autorización correspondiente del Ayuntamiento. Ya que supondría la enajenación y ocupación de un espacio que pertenece a todos los ciudadanos». Con un ejemplo gráfico, la concejala presidenta de Barajas, Sofía Miranda nos explica este «pecado» cometido por los jubilados que querían plantar árboles en las inmediaciones de su residencia: «Imagínate que fuéramos unos cuantos vecinos, con toda nuestra buena voluntad, a plantar árboles al parque del Retiro, al Capricho o al Juan Carlos I. Estoy segura que si esto pasase nos echaríamos las manos a la cabeza. ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento permita que se plante especies sin control y autorización en espacios que se consideran patrimonio de todos los madrileños?, pensaríamos la gran mayoría». Asimismo, desde la presidencia del distrito añaden que «la idea a priori es bonita, “Plantar árboles”, pero esto no puede hacerse de manera desorganizada y sin premiso por varias razones». Vamos, que una idea bonita no puede ejecutarse en suelo público sin permiso de José Luis Martínez-Almeida.

Pero a parte de la autorización, desde Barajas alertan del grave problema que supone «plantar sin autorización especies no autóctonas» y que «se ha hecho sin seguir las distancias requeridas para que los árboles crezcan de una manera segura y sana», algo que para la cúpula del distrito de Barajas «representa un grave problema de seguridad y también para nuestro ecosistema a futuro». Además, «el hecho de haber plantado especies no autóctonas implica un sistema de riego mayor. Algo contrario a cualquier criterio de sostenibilidad», añaden.

Pero a las especies no autóctonas no sostenibles, las peligrosa distancia entre ejemplares y la falta de permisos se añaden que estos árboles se han erigido sobre «elementos peligrosos como vallas o alambres de manera desordenada y de nuevo sin permiso haciendo peligroso el tránsito de paseantes. Siendo el Ayuntamiento el único responsable de la seguridad de los vecinos que hacen uso del parque». Y de nuevo, trasladan a MONCLOA.com un ejemplo gráfico: «Imagina que un niño se hace daño con alguno de estos objetos no autorizados ni homologados ¿a quién se le pediría responsabilidad, al no haber autorización alguna?». Como el consistorio madrileño, desconocemos quién sería el responsable, aunque cabe destacar que en 12 años de Bosque Urbano ningún menor ha resultado herido en el Bosque de los jubilados.

Según el Ayuntamiento de Madrid, todos estos puntos son una continúa sucesión de ilegalidades promovidas por los organizadores. Aunque desde la presidencia de Barajas no dudan de la buena voluntad de los jubilados, es intolerable para el consistorio madrileño que exista un Bosque Urbano de estas características. Por ello, el distrito ha pedido ayuda al Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid para le ayude a frenar a esta «banda» de ancianos que plantaba árboles de forma ilegal.

CARABANTE GUARDIA URBANO PONE A SUS «SOLDADOS» A TRABAJAR CONTRA LA BANDA DE JUBILADOS

Tras la petición de la presidencia del distrito, Carabante Guardia Urbano se ha puesto manos a la obra para «frenar» a los jubilados aficionados a la botánica. Con sus «soldados» (el personal de Medio Ambiente) y su maquinaría pesada ha sacado su flota a las calles de Barajas para frenar esta ilegalidad cometida desde hace más de una década. Para cumplir con tal imponente cometido, Carabante Guardia Urbano ha solicitado la colaboración policial para así evitar cualquier tipo de altercado con la «banda» de ancianos. Escoltados por la Policía Municipal y sus vehículos, un retén nunca visto antes del equipo de Parques y Jardines sorprendieron el pasado jueves 25 de noviembre a los vecinos para desmantelar el Bosque Urbano por sorpresa. Cabe destacar que fuentes presentes en el desmantelamiento del bosque «okupa» aseguran que «la Policía estuvo simpatiquísima» y «en ocasiones desconcertada» ante tal importante operación.

Carabante Guardia Urbano ha solicitado la colaboración policial para así evitar cualquier tipo de altercado con la «banda» de ancianos

Y es que quién avisa no es traidor y desde el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid aseguran a MONCLOA.com que hace tiempo se aconsejó a los jubilados «que orientaran la idea hacia un huerto urbano reglado», un aspecto que desde el equipo de Carabante Guardia Urbano aseguran que no llegaron a llevar a cabo. Ante tal rebeldía, el concejal del PP se ha visto obligado a frenar a la banda de «ancianos» ya que «se trata de un espacio público en el que hay elementos no autorizados». Todo un peligro para los habitantes de Barajas.

MÁS MADRID PIDE UN PLENO EXTRAORDINARIO

El grupo municipal Más Madrid ha denunciado la situación que ha provocado una halo de manifestaciones y reclamaciones vecinales importantes. El partido ecologista ha apoyado a los vecinos y han pedido un Pleno extraordinario para revertir la situación y acabar con el destrozo ocasionado por los «soldados» de Carabante Guardia Urbano.

Miguel Montejo, concejal de Más Madrid, asegura que la actuación se llevó a cabo sin ningún tipo de «resolución judicial» y sin previo aviso. «Siempre hemos visto a Sofía Miranda muy beligerante con esta actividad, quizás se haya dejado guiar por el obtusismo», añade Montejo. Y es que no solo el Bosque Urbano de los ancianos ocupa suelo municipal, también lo hacen otras empresas que no han recibido la visita de un retén nunca visto del equipo de Carabante Guardia Urbano.

Todo parece indicar que el problema principal de Ciudadanos con el Bosque Urbano es que coincide con los planos del Bosque Metropolitano, el proyecto municipal por excelencia de los naranjas. De este modo, por su condición de bosque «okupa», Ciudadanos ha convencido a Carabante Guardia Urbano para acabar con esta iniciativa vecinal tan peligrosa para la población madrileña.