martes, 18 enero 2022 15:32

Almeida obliga a la concejala de Barajas a «no tocar ni un árbol» del Bosque Urbano

Hace tan solo unos días, personal de medio ambiente del Ayuntamiento de Madrid acudió al Bosque Urbano de Barajas realizado por los vecinos para desmantelarlo. La concejala presidenta de distrito, Sofía Miranda, junto con el equipo del delegado de medio ambiente, Borja Carabante, habían declarado ilegal los ejemplares de esta zona verde que han plantado los propios vecinos, en su mayoría jubilados, con sus manos durante los últimos 12 años. Efectivos de medio ambiente, escoltados por la Policía Municipal, acudieron sin previo aviso hasta el Bosque Urbano para desmantelar estas plantaciones que en algunos casos guardan un importante valor sentimental para los vecinos del distrito de Barajas. Los vecinos, a través de Más Madrid y los medios de comunicación han denunciado esta situación que ha llegado a oídos del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida que ha ordenado por medio de su concejal, Carabante Guarda Urbano, «no tocar ni un árbol más» del Bosque Urbano de Barajas.

Tras la orden de alcaldía y de medio ambiente, Sofía Miranda no ha tenido más remedio que acatar. La concejala de Ciudadanos preside el distrito desde que empezó la legislatura y el Bosque Urbano de los vecinos ha sido una de sus obsesiones, según relatan fuentes cercanas a la edil. Es por ello que Miranda ordenó el desmantelamiento de este espacio. MONCLOA.com se ha puesto en contacto con el equipo de Miranda para conocer las razones por las que quería destrozar este espacio y desde el distrito alegan que «lo primero que todos debemos entender es que este es un espacio público que no puede ponerse a disposición de unos pocos sin la autorización correspondiente del Ayuntamiento. Ya que supondría la enajenación y ocupación de un espacio que pertenece a todos los ciudadanos».

Sofía Miranda (Cs)

Sin embargo, esta excusa no ha convencido al edil madrileño que ha obligado a su delegado de medio ambiente a «no tocar ni un árbol más» en este espacio. Cabe destacar que fuentes de Cibeles aseguran que José Luis Martínez no tenían ni idea de este problema en el último Pleno hasta que recibió un sobre en cuyo interior yacía la carta de una vecina de Barajas en la que explicaba que uno de los árboles plantados en el Bosque Urbano era en memoria de Isaac, su hijo lamentablemente fallecido. Tres horas más tarde de recibir el sobre, llegó la orden del área de medio ambiente de no tocar ningún árbol más. De hecho, el propio primer edil ha recalcado que a su corporación le gustan los bosques urbanos tanto que van a construir el Bosque Metropolitano.

Este último proyecto mencionado es el proyecto municipal estrella de Ciudadanos. Se trata de un cinturón verde que bordeará Madrid y que casualmente en los planos pasa por el bosque urbano de los vecinos de Barajas el cual ha sufrido daños gracias a la actuación del personal del medio ambiente. Sin embargo, tras la orden de Almeida, Sofía Miranda ha recapacitado y ha decidido mantener este espacio como le piden los vecinos e incluso ha pedido que se pongan protectores a los árboles a pesar de que hace tan solo unos días decía que era ilegal.

LA TENSIÓN EN CIBELES

El Bosque Urbano de Barajas no es más que un claro ejemplo de los numerosos equipos que intervienen a nivel municipal en las actuaciones que se llevan a cabo en la ciudad de Madrid. Sin embargo, el poder Ejecutivo mermado del Pleno da un importante poder al alcalde que tiene la última palabra sobre proyectos municipales tal y como se ha podido ver en el caso de este Bosque Urbano. Lo que ordene Almeida hay que acatarlo y eso es lo que ha tenido que hacer Sofía Miranda que ha terminado acogiendo esta zona verde.

El Bosque Urbano es una más de las tantas fricciones que ha tenido el Gobierno municipal de Ciudadanos y el Partido Popular. La tensión entre los naranjas y los azules se ha hecho latente durante toda la legislatura y es un secreto a voces en Cibeles. Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid, la relación entre Begoña Villacís y Martínez-Almeida no es idílica ya que tienen intereses distintos. Estas mismas fuentes aseguran que Villacís lucha por tener su protagonismo como vicealcaldesa y que en ocasiones Almeida consigue opacarla.

El Bosque Urbano es una más de las tantas fricciones que ha tenido el Gobierno municipal

Y es que desde Ciudadanos se resisten a ser aliados de Vox ya que su carácter liberal no casa con sus políticas. Sin embargo, el Partido Popular si que usa al grupo municipal liderado por Ortega Smith para sacar adelante sus políticas aunque también han tenido momentos de tensión como la aprobación de Madrid 360.