martes, 18 enero 2022 15:02

Los productos congelados de Lidl que no deberías llevarte a la boca

Lidl es una cadena de supermercados que, sin prisa, pero sin pausa, ha ido teniendo cada vez más presencia en España hasta llegar a situarse entre los primeros puestos en ventas. Su estrategia low-cost es su punto fuerte, combinado con una variedad de productos que no deja de crecer, y una calidad a la altura, que no tiene nada que envidiar a la ofrecida por la competencia.

Pero como en todas partes, hay productos buenos, productos menos buenos, y productos que mejor no probar. Entre estos productos menos recomendados se encuentran algunos platos preparados, conservas, dulces, e incluso algunos de la línea vegana.

EMPANADILLAS DE LIDL

En Lidl podemos encontrar un amplio catálogo de empanadillas congeladas e incluso mini empanadillas. En general, sean de Lidl o de otra marca, es un producto poco recomendable, independiente del relleno. El ingrediente principal suele estar incluido en un porcentaje muy pequeño, y el resto es tomate frito, bastantes azúcares, grasas poco saludables y unos cuantos aditivos.

Suelen ser muy ricas y sabrosas, no lo vamos a negar, pero también por eso mismo puede ser difícil limitar la ingesta. Además, aunque se pueden hacer al horno, casi siempre se cocinan fritas, y se convierten en un bocado altamente calórico, lleno de grasas y un poco pesado para el estómago.