jueves, 11 agosto 2022 10:23

El lugar de la nevera donde no deberías guardar la leche

Generalmente, todos guardamos las cosas en el mismo sitio de la cocina, respondiendo a cierto sentido lógico. Los vasos en la estantería encima de la pila, los cubiertos en el cajón superior, los platos cerca del escurrido, etc. Lo mismo ocurre en nuestra nevera, y si abriésemos varios frigoríficos aleatorios nos encontraríamos cosas muy similares.

En la puerta de todos ellos veríamos una botella de agua del grifo, algún refresco, puede que un frasco de alguna salsa, medio limón con aspecto triste y el siempre presente brick de leche. ¿Pero sabías que, aunque haya una estantería que parece hecha a medida, ese no es el lugar más adecuado para este lácteo?

LA PUERTA NO ES EL MEJOR LUGAR PARA LA NEVERA

Haz un repaso mental de la cantidad de veces que tú o tu familia abrís la puerta de la nevera a lo largo del día. Puede que varias decenas de veces, es algo continuo, sea para cocinar o para buscar algo para beber o picotear. Y esto, aunque no lo parezca, provoca variaciones de temperatura.

Además, la puerta es la parte menos fría del frigorífico, por eso en ocasiones puede observarse que estos productos presentan pequeñas gotas de condensación, lo cual es poco recomendable porque estas gotas de agua pueden contener microorganismos.