viernes, 27 mayo 2022 18:11

Maroto vende su alma a Feijoo por un plato (público) de lentejas

Javier Maroto quiere seguir viviendo de lo público. Tal es así que según fuentes internas del partido el senador está buscando desesperadamente obtener el favor del nuevo presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo. Si bien Maroto era un fiel defensor y formaba parte del núcleo de Pablo Casado, ahora parece ser que se le ha olvidado a quien le debe su cargo. Ocultando su pasado “casadista”, Maroto trata de sobrevivir en el partido. 

Tras salir a la luz el escándalo del espionaje al entorno de la presidenta de Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el partido se renovó por completo. La convocatoria de un Congreso nacional en el que se eligió a un nuevo líder de la formación ha hecho que los ‘Populares’ inicien una nueva era. En esta nueva etapa muchos de los fieles al expresidente del PP, Pablo Casado, han tenido que buscar inevitablemente su hueco. Sin ser gallego, este objetivo está siendo un tanto complicado, sin embargo, perfiles como Javier Maroto están haciendo todo lo posible por mantenerse en algún cargo. Da igual cual. 

Javier Maroto
Javier Maroto (PP)

Acercándose al sol que más calienta, el que fuera primer edil de Vitoria está tratando de asegurar su futuro dentro del Partido Popular. A día de hoy, el exalcalde vasco mantiene su su puesto como portavoz del Partido Popular en el Senado, pero podría ser por poco tiempo. Casi de milagro, el senador ha conseguido conservar el cargo que obtuvo tras empadronarse a toda velocidad en un pueblo segoviano llamado Sotosalbos por el que según las leyes electorales podría optar a un cargo como senador. Tras más de dos años en el cargo, Maroto está en el punto de mira de Feijoo que aún no ha decidido quién estará al frente del grupo popular en la Cámara Alta. 

Su pasado “casadista” ayuda muy poco para conservar su actual cargo. Maroto era uno de los fieles escuderos de Pablo Casado. Formó parte del equipo que ganó el congreso de Valencia, estuvo a su lado en Génova y mostró su apoyo inequívoco hacia Casado durante la crisis que hizo saltar el partido por los aires. Este respaldo lo hizo a través de un tuit del que hoy ya no queda ni rastro ya que este mensaje ha sido eliminado. Javier Maroto ha decidido olvidar al que fue su compañero político. Al menos en sus perfiles de redes sociales. No obstante, cabe recordar que el tuit eliminado decía lo siguiente: «Desde que conozco a Pablo Casado, y he trabajado a su lado bastantes años ya, he conocido también un ejemplo de político comprometido con la ejemplaridad. La que él practica para sí mismo. Siempre. Hoy también». Sin duda, unas bonitas palabras que reflejan su estrecha relación personal y profesional.

Paradójicamente, Javier Maroto si ha decido mantener el tuit en que se revelaba a su entonces jefe y le pedía un Congreso para remodelar el partido. Esa publicación sigue bien clara, visible para todo el mundo que visite su perfil. También es latente la estrategia que está llevando a cabo el senador para acercarse al nuevo líder del Partido Popular. Fuentes presenciales de MONCLOA.com vieron como Maroto aguardaba en primera fila y seguía con atención las intervenciones de Núñez Feijoo durante el último cónclave nacional del partido celebrado en Sevilla. Durante esta reunión, Maroto trato de afianzar sus relaciones con el Partido Popular gallego para mantener su cargo al frente de la portavocía en el Senado del grupo popular.

Y es que Javier Maroto es un verdadero superviviente de la política. El senador, que acaba de cumplir medio siglo, lleva desde los 27 años en distintos cargos públicos. Su carrera política comenzó en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y desde entonces ha ejercido en distintas instituciones públicas. Desde el consistorio hasta el Gobierno Vasco pasando por el Congreso de los Diputados y el Senado. Javier Maroto es un verdadero superviviente de lo público. Gracias a sus numerosos cargos dentro del erario, Maroto ha conseguido atesorar un acaudalado patrimonio gracias a elevados sueldos públicos. 

Javier Maroto es un verdadero superviviente de la políticA

Para poder continuar con esa estela de remuneraciones públicas, el que fuera alcalde de Vitoria tendrá que obtener el favor de su nuevo jefe. El recién elegido presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, tendrá que elegir si continúa o no en el cargo que le colocó Pablo Casado, un hombre del que Maroto parece haberse olvidado.