domingo, 3 julio 2022 21:57

Así es Daniel Campos, el dircom ‘Faraday’ de Fernando Grande-Marlaska

El Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tiene un fiel escudero. Se trata de su director de comunicación Daniel Campos de Diego que le acompaña a todos los actos que tenga. Desde comidas, hasta reuniones de alto nivel pasando por viajes de suma importancia para la seguridad del Estado. Daniel Campos está siempre donde esté el ministro. Es su “Faraday” particular cuyo cometido es mantener el nivel reputacional de Fernando Grande-Marlaska en los medios de comunicación, pues ejerce la misma función que las jaulas de Faraday, eliminando todo rastro de señal de radio. Además, Daniel Campos también se encarga de canalizar la información que sale del Ministerio del Interior aunque a veces se escapen detalles en forma de filtración.

Daniel Campos de Diego llegó al Ministerio del Interior en 2018. Lo hizo tras hacerse con la cartera de ministro el propio Fernando Grande-Marlaska que llegó a lo más alto del organigrama de Interior en junio de 2018. Según fuentes internas, el titular de Interior decidió ficharle para su departamento de comunicación por su amplia red de contactos con periodistas.

Sin embargo, no fue hasta principios de 2020 cuando Daniel Campos asumió la dirección de comunicación. Lo hizo tras la marcha de su hasta entonces jefa Mar Hedo que fue cesada por el ministro. Mar decidió dejar Interior para unirse al equipo de comunicación del Ministerio de Educación que por aquel momento estaba liderado por Isabel Celaá. Así, Daniel Campos llegó a lo más alto del equipo de comunicación del ministerio.

Mar Hedo

Desde entonces, el joven dircom se ha entregado en cuerpo y alma a sus funciones. “Te recibe él mismo en las convocatorias y siempre está dispuesto a ayudarte con las informaciones”, explican los periodistas que cubren Interior y tratan a diario con el fiel director de comunicación de Fernando Grande-Marlaska. Y es que hubo un día que el propio Daniel Campos ejerció estas funciones de informador. El dircom de Fernando Grande-Marlaska ha hecho tribunales en la agencia de noticias Servimedia y en La Sexta por lo que conoce la profesión y las necesidades que tienen los periodistas a la hora de ejercer su trabajo.

UN PERFIL BAJO POR DANIEL CAMPOS

Llevar la comunicación de un ministerio no es tarea fácil. Mucho menos si se trata de un departamento como Interior donde las informaciones sobre tribunales, asuntos policiales y seguridad nacional corren como la pólvora a través de filtraciones. Además, las diversas polémicas que han salpicado a Fernando Grande-Marlaska a lo largo de su mandato también han hecho que no esté siendo todo un camino de rosas.

Si bien al principio de la legislatura la estrategia era dar a conocer al ministro, ahora parece ser que el plan es mantener un perfil más bien bajo. Según fuentes del Gobierno, el equipo de comunicación de Fernando Grande-Marlaska está tratando de que el ministro no sea el protagonista de polémicas. El objetivo es que el Ministro del Interior pase más bien desapercibido por la actualidad por lo que pudiera pasar.

Fuentes de Moncloa aseguran a este medio que se podría estar gestando una segunda crisis de Gobierno para encarar la recta final de la legislatura. Estas fuentes de Presidencia del Gobierno explican que de producirse esta sería tras las elecciones andaluzas en las que los sondeos auguran un batacazo electoral para el Partido Socialista Obrero Español. Según las últimas encuestas, el PSOE andaluz, encabezado por el exalcalde de Sevilla Juan Espadas, quedaría muy por detrás del Partido Popular al que casi le otorgan la mayoría absoluta. No obstante, habrá que esperar a los comicios para ver si las urnas ratifican los sondeos.

Fuentes de Moncloa aseguran a este medio que se podría estar gestando una segunda crisis de Gobierno para encarar la recta final de la legislatura

En esta crisis de Gobierno que vaticinan desde Moncloa y que podría producirse durante el verano ya se saben los nombres de los ministros a los que Pedro Sánchez ha cogido la matrícula. Este es el caso del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cuyo puesto pende de un hilo tras los últimos acontecimientos. Cabe destacar que el magistrado se libró de perder su cargo en la última crisis de Gobierno a pesar de haber estado en la cuerda floja. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió mantenerle en su puesto aunque ahora podría estar peligrando. De este modo, su equipo de comunicación ha decidido que es preferible que el ministro mantenga un perfil bajo de cara a los medios de comunicación que podrían hacer mucho por inclinar la balanza hacia su cese.