miércoles, 17 agosto 2022 08:16

Con un AVE a pedales sin terminar, así satisface Pedro Sánchez la reivindicación de los extremeños

La llegada del AVE a Extremadura es una de las reivindicaciones históricas de los extremeños. Tras décadas pidiéndolo, por fin ha llegado la hora para que el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España mueva ficha. Eso sí, nadie se esperaba que la alta velocidad llegaría a Extremadura sin alcanzar los 95 kilómetros por hora. Tampoco que aún faltarán sendos tramos por terminar. No obstante, el AVE lento en obras ha sido inaugurado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Lejos de un AVE al uso, la alta velocidad ha llegado a Extremadura a su manera. La primera fase de la línea de AVE entre Cáceres y Badajoz ya está en marcha aunque no cómo estaba previsto. Según ha denunciado la oposición, así como numerosos colectivos ciudadanos, el servicio no reúne las características para ser considerado un AVE con todas las letras. Empezando porque a día de hoy la máxima velocidad que puede soportar la infraestructura es 89 kilómetros por hora, es decir, como un rayo no va a ir. Además, también hace falta electrificar otros tramos para que sea posible conectar otras partes de Extremadura como Mérida, la propia capital.

El trayecto Plasencia-Badajoz se realizará en un tren híbrido de altas prestaciones. Se tratan de los remodelados Alvia S-730 que cuentan con tecnología de tracción tanto diésel como eléctrica. Aunque estos trenes son capaces de circular a alta velocidad, la infraestructura no está lista aún para ello ya que a día de hoy está sin electrificación capaz de hacer un AVE en condiciones. Según el calendario oficial, habrá que esperar hasta en 2023 para su electrificación.

El trayecto Plasencia-Badajoz se realizará en un tren híbrido de altas prestaciones

De este modo, el recorrido inaugurado hasta la fecha aún sigue realizándose por las vías antiguas. Un 25% de los trenes discurren por los raíles aún sin electrificar que no son capaces de soportar a la alta velocidad. De esta forma, el Gobierno ha inaugurado un AVE que va a pedales y no es capaz de alcanzar ni la velocidad de autopista, algo que se traduce en un mayor tiempo de viaje.

A pesar de las deficiencias del tren, el presidente de Extremadura ha defendido el proyecto del Gobierno central. El jefe del Ejecutivo extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que el nuevo AVE mejorará sensiblemente los tiempos y ganará en seguridad, además mejorar las conexiones. Sin embargo, la lentitud a la que viajan los trenes no es el camino idóneo para mejorar los tiempos de conexión.

La polémica inauguración ha desatado la indignación entre los miembros de la oposición. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, ha pedido “respeto” para Extremadura cuando se anuncia que la región tendrá línea de alta velocidad. “Para que haya alta velocidad se necesitan vías, catenarias y trenes, y cuando me he enterado de que se va a venir a inaugurar 85 kilómetros de AVE sin catenarias y sin trenes a 90 kilómetros hora, yo pido para Extremadura respeto“, ha explicado el principal líder de la oposición.

PEDRO SÁNCHEZ TRATA DE SATISFACER LA DEMANDA HISTÓRICA DE LOS EXTREMEÑOS

La llegada de la Alta Velocidad a Extremadura es la eterna promesa del Ejecutivo nacional. Una promesa que ha tardado demasiado en llegar a pesar de los cambios de Gobierno nacional. Si bien parecía ser que con el equipo de Gobierno socialista capitaneado por Guillermo Fernández Vara este proyecto comenzaría a andar, lo cierto es que Pedro Sánchez no tiene entre sus planes hacer llegar un AVE en condiciones hasta Extremadura. A pesar de compartir partido, el líder del Ejecutivo opta por seguir ninguneando a los extremeños.

Fernández Vara
Guillermo Fernández Vara (PSOE)

Mientras el AVE cumple 30 años desde su puesta en marcha, Extremadura sigue esperando en el andén la alta velocidad de verdad. Tres décadas se ha tardado en construir un corredor andaluz, un corredor levantino y un corredor catalán al que se suma el recientemente inaugurado corredor con Galicia. Todos estos puntos de la península ibérica ya están conectados gracias a la alta velocidad mientras Extremadura sigue a la espera tras décadas solicitándolo.

La llegada del AVE a Extremadura es una reivindicación histórica de los extremeños. Con más un millón de habitantes, esta Comunidad Autónoma española carece de líneas ferroviarias donde circulen trenes de alta velocidad capaces de conectar sus territorios con otras ciudades españolas tales como la capital. Cabe destacar que Madrid está plagada de extremeños a los que un corredor con su provincia les facilitaría mucho la vida en materia de transportes.

A pesar de que los extremeños lleven décadas pidiendo que el AVE llegue hasta su Comunidad Autónoma, parece que por el momento no va a llegar como en otras provincias. Según la inversión pactada para infraestructuras en los Presupuestos Generales del Estado para 2022, no está previsto que se acometan obras de AVE definitivas en los raíles extremeños. Solo un AVE a pedales sin terminar que ya ha sido inaugurado.