domingo, 14 agosto 2022 01:38

Va de colegas, Dolores Delgado pasa el testigo a su amigo Alvaro García

Cambios radicales en Fiscalía. Un nuevo fiscal llamado Álvaro García Ortiz ha llegado al cargo más alto del ministerio público. La que fuera Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha decidido dimitir de su cargo por motivos de salud. Sin embargo, desde el propio ministerio público aseguran que su dimisión se debe a las continúas presiones y tensiones que Dolores ha tenido que vivir durante los últimos meses enmarcados en un bloqueo político en cuanto a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De este modo, se ha propuesto un nuevo Fiscal General del Estado. Se trata de Álvaro García Ortiz y hasta ahora era la mano derecha de Dolores Delgado. Salmantino, experto en medio ambiente y contrario a Alberto Núñez Feijoo, Álvaro García Ortiz ha llegado al cargo más alto del ministerio fiscal en medio de polémicas.

Dolores Delgado
Dolores Delgado

Nacido el 16 de diciembre de 1967 en Lumbrales (Salamanca), el nuevo Fiscal General del Estado pasó su juventud a caballo entre Valladolid y la ciudad salmantina. En Valladolid, Álvaro García Ortiz se graduó en Derecho y unos años más tarde decidió ingresar en la carrera fiscal. Uno de sus primeros cargos en el ministerio público fue como coordinador de la entonces Adscripción de Menorca de los años 2000 a 2002. Tras ello se trasladó a la Fiscalía de Área de Santiago de Compostela donde fue nombrado Fiscal Especial Coordinador de Incendios de la Comunidad Autónoma. Posteriormente, el fiscal salmantino fue nombrado fiscal delegado de medio ambiente, urbanismo, ordenación del territorio e incendios forestales, desde 2007 a nivel provincial y autonómico hasta marzo de 2021. Desde entonces obtendría la jefatura de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado donde estrechó lazos con Dolores Delgado hasta convertirse en su mano derecha. Su cercanía a la que fuera número uno del ministerio fiscal ha sido clave para su nombramiento.

Gracias a todos estos cargos, Álvaro García Ortiz se ha especializado en medioambiente. Desde luchar contra los incendios forestales de Galicia hasta tener un papel protagonista en el atentado ecológico del Prestige. En este último caso, el nuevo Fiscal General del Estado realizó la investigación que acabó condenando a dos años de prisión al capitán del barco petrolero que perdía diariamente 125 toneladas de fuel por las grietas del casco contaminando las costa gallega. Los vertidos contaminantes provocaron la creación de Nunca Máis, un movimiento popular que organizó la ola de solidaridad para limpiar la costa afectada y reclamó responsabilidades medioambientales, judiciales y políticas. La mediatización y el revuelo entre la opinión pública sobre el caso del Prestige hizo que Álvaro García Ortiz saltará a la primera línea en la Fiscalía.

LAS REACCIONES AL NOMBRAMIENTO DE ÁLVARO GARCÍA ORTIZ

El nombramiento como Fiscal General del Estado de Álvaro García Ortiz ha sido recogido con entusiasmo entre las dependencias judiciales. La propia ministra de Justicia, Pilar Llop, se ha deshecho en elogios hacía el nuevo fiscal. Asimismo, su predecesora en el cargo, Dolores Delgado, ha asegurado que Álvaro García Ortiz es un perfecto conocedor de la Fiscalía General del Estado y de los proyectos que ahora están en marcha en la institución. “Álvaro García va a ser el mejor fiscal general que nunca ha tenido esta carrera”, ha zanjado Dolores Delgado.

“Álvaro García va a ser el mejor fiscal general que nunca ha tenido esta carrera”

Sin embargo, la oposición no ha recogido con el mismo entusiasmo el nuevo nombramiento. Desde el Partido Popular aseguran que se trata de un nombramiento político. El vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del PP, Pedro Rollán, ha asegurado que el Gobierno ha vuelto “a tropezar en la misma piedra”, mencionando su “notable cercanía al PSOE”. Es importante reseñar que Álvaro García Ortiz ha pertenecido a asociaciones cercanas al Partido Socialista y tiene lazos con altos cargos del partido.

Asimismo, el nuevo Fiscal General del Estado tuvo en el pasado choques con el actual presidente del Partido Popular Alberto Núñez Feijoo. En 2018, Álvaro García Ortiz contradijo al entonces presidente de la Xunta de Galicia por denunciar sin pruebas la existencia de una trama de “terrorismo incendiario”. Esto provocó un enfrentamiento entre ambos que ahora se tendrán que ver las caras más a menudo. En la actualidad, Alberto Núñez Feijoo es el presidente nacional del PP y principal líder de la oposición por lo que pase en la Fiscalía le atañe. Además, el bloqueo en cuanto a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está causando estragos entre los líderes políticos. Mientras desde el Ejecutivo nacional acusan al Partido Popular de incumplir la Constitución Española al no renovar este organismo, desde la formación política que lidera Alberto Núñez Feijoo siguen imponiendo condiciones sin llegar a una acuerdo. A pesar de que este organismo debía renovarse antes del verano, parece ser que las negociaciones no están llegando a buen puerto y aún habrá que esperar para ver qué nuevos nombramientos se deciden. Por el momento, la que fuera Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ya ha decidido marcharse y su cese, a petición propia, ya ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado.