lunes, 26 septiembre 2022 17:49

La bechamel de Alberto Chicote para bordar las croquetas de jamón

El término francés para esta salsa blanca de espesor medio se llama bechamel. La forma infalible de lograr una salsa perfectamente suave tiene truco. Algo que os vamos a desvelar, pero no sin antes contar que la bechamel es el ingrediente estrella, el toque final de muchas otras recetas, entre ellas las croquetas. Así que veremos cómo hacer la mejor bechamel de la mano de Alberto Chicote, para bordar así las croquetas de jamón.

¿Y cómo podemos hacer una bechamel rápida y sin grumos? Como sabemos Alberto Chicote tiene un truco para todo y para la preparación de una bechamel no iba a ser menos ¡Ni mucho menos! Os contamos los trucos de Chicote para elaborar una competente y riquísima salsa bechamel. El famoso cocinero está triunfando en las redes con sus recetas y su toque particular.

El truco está en la leche

La clave de Alberto Chicote, más que en cómo hacerla, está en el tratamiento de los ingredientes. El primer paso y definitivo para que nos quede una bechamel bien líquida y sabrosa es, ya no solo calentar la leche, sino mantenerla caliente en el momento en el que agreguemos la mantequilla y la harina. Puedes usar un cazo a aparte y mantenerla a fuego lento para que en ningún momento se enfríe. Pero, según Chicote, una vez que adquirimos experiencia en la elaboración de esta receta, esta medida de precaución ya no se vuelve tan necesaria.

La otra clave es la proporción. Por cada litro de leche, las proporciones siempre serán las mismas. Alberto Chicote nos explica cuáles son las proporciones exactas según el resultado final en cuanto a la consistencia de la croqueta. Por ejemplo: Por cada un litro de leche, utilizaríamos 100 gramos de harina y 100 gramos de mantequilla para unas croquetas de masa ligera, y para unas croquetas aún más suaves y con más jugosidad, 85 o 90 gramos de harina, y 85 o 90 gramos de mantequilla.