sábado, 13 agosto 2022 12:07

Tensión en Educación, Pilar Alegría paraliza el decreto que mantiene los ratios

Nuevo embrollo legal en el ministerio de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España. La ministra Pilar Alegría ha decidido paralizar hasta septiembre el proyecto de real decreto de requisitos mínimos de los centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, durante el debate en el Consejo Escolar del Estado celebrado el pasado jueves 21 de julio. Esta paralización llega como un embrollo legal más dentro del departamento educativo en el que fuentes internas afean que no existan legisladores suficientes con la formación idónea para redactar leyes. Desde las jefaturas de ciertos departamentos ministeriales afean los continuos atascos que existen en la institución para sacar legislación adelante y es que parece ser que en el ministerio faltan juristas capaces de diseñar adecuadamente las leyes educativas. En este caso, el departamento que dirige Pilar Alegría ha decidido paralizar los ratios de todas las etapas educativas y que también fijaban nuevas en el primer ciclo de Educación Infantil. Todo ello tras no llegar a un consenso con las Comunidades Autónomas.

Los ratios son el número máximo de alumnos por aula en cada uno de los cursos. Esta cantidad es fijada por el propio ministerio de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España que este verano ha decidido paralizar el borrador del proyecto de real decreto que ya ha sido sacado a información pública. El ministerio quería mantener las ratios máximas de 25 alumnos en segundo ciclo de Educación Infantil y Primaria, 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato, sin embargo, esto podría quedar en papel mojado ya que ha sido paralizado.

En relación con la Educación Infantil, el borrador proponía como novedad que los centros que ofrecen el primer ciclo de la Educación Infantil tendrán por cada unidad escolar un máximo de ocho alumnos de las aulas de 0 a 1 año. Además, también se preveía un máximo de 12 alumnos en el segundo curso del primer ciclo y un máximo de 18 en el tercer curso del primer ciclo. Sin embargo, el proyecto ha sido paralizado hasta septiembre debido a la falta de consenso entre Educación y las Comunidades Autónomas.

No es la primera vez que Pilar Alegría no logra conciliar las políticas gubernamentales con los Ejecutivos autonómicos. En el caso de las oposiciones a docentes, muchos gobiernos regionales decidieron adelantar la convocatoria de oposiciones para burlar el real decreto que parapara el ministerio de Educación y Formación Profesional capitaneado por la también profesora Pilar Alegría.

“Para la autorización de agrupaciones de alumnado de diferentes edades, las Administraciones educativas, deberán establecer el número máximo de alumnos, que, teniendo en cuenta las edades y su número, será proporcional al número máximo fijado para los alumnos de las distintas edades”, indica el borrador. El texto especifica que los centros tendrán, por cada unidad escolar, un número de estudiantes acorde con sus “necesidades educativas”. Para ello, el próximo 1 de septiembre se creará un grupo técnico de trabajo, formado por representantes de las Comunidades Autónomas y Gobierno central que avanzarán en busca de ese punto de encuentro mucho más amplio para tener un texto concluido a finales de septiembre.

LOS SINDICATOS SE PLANTAN CONTRA PILAR ALEGRÍA

Tras la celebración del Consejo Escolar del Estado, el sindicato educativo CSIF ha señalado en un comunicado que el Gobierno “ha decidido retirar el decreto ley de requisitos mínimos de los centros de Infantil, Primaria y Secundaria tras las críticas recibidas de no haber tenido negociación previa con los representantes del profesorado y con los demás miembros de la comunidad educativa”. “Al ser retirado por el Consejo Escolar de Estado el proyecto, a petición del Ministerio de Educación, esperamos que se abra un proceso de negociación en la Mesa Sectorial que dé voz al profesorado, pues esta norma afecta directamente a sus condiciones laborales y de salud laboral”, indica CSIF.

“NO HA HABIDO NEGOCIACIÓN PREVIA”

El sindicato educativo propone que 20 sea el número máximo de alumnos por aula en los centros de Educación Infantil y Primaria y para la enseñanza Secundaria CSIF opta un máximo de 25 alumnos por aula. Sin embargo, fuentes del ministerio de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España aseguran que una reducción de los ratios no se contemplará a pesar de las peticiones sindicales.

Es importante reseñar que los ratios educativos descendieron por la pandemia. Las aulas debían albergar menos alumnos que otros años para así evitar contagios en los centros escolares españoles. Para ello, muchas clases se desglosaron provocando que muchas Comunidades Autónomas tuvieran que contratar profesores adicionales para atender a las nuevas clases con menos alumnos que surgieron a raíz de la pandemia de coronavirus. En el caso de la Comunidad de Madrid, se contrataron los popularmente llamados “profesores Covid” a través de la Consejería de Educación Universidades y Ciencia liderada por Enrique Ossorio. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso dio luz verde a estos profesores que tras superarse la pandemia fueron despedidos aunque los ratios sigan estando en el aire.