lunes, 15 agosto 2022 02:31

El 45% de los españoles cree que Ciudadanos debe desaparecer

A pesar de la “cruzada” que anunció Inés Arrimadas para darle un nuevo giro a Ciudadanos, tras la derrota obtenida en las elecciones de Andalucía, el pasado 19 de junio, la realidad es que los españoles consideran que la tolda naranja debería desaparecer de la escena política del país, tal como lo reflejan los resultados de la más reciente encuesta elaborada por el Grupo Merca2, con un porcentaje del 45,16% de los consultados.

De acuerdo con el estudio, hay un 26% que piensa que lo mejor para el partido de centro es plantearse una refundación, que es básicamente lo que ha planteado la actual líder de la organización política, quien ha decidido aferrarse al poder y tratar de rehacer las cenizas un proyecto político que ha fracasado en su proceso de conectar con los españoles y mantener un el liderazgo.

El estudio fue hecho entre el 7 y el 9 de julio en toda España, con 1054 cuestionarios respondidos y con una confiabilidad del 95%, aproximadamente. La pregunta concreta planteada a los consultados fue: Bajo tú punto de vista, ¿Qué piensas que debería de hacer el partido Ciudadanos? y los resultados terminaron siendo contundentes: entre quienes piensan que debe desaparecer y quienes consideran que debería refundarse aglutinan 71%.

Las otras opciones presentadas a quienes participaron en la consulta eran si consideraban que debería unirse al Partido Popular (PP) y este ítems fue votado por el 16,32%, mientras que el 8,73% considera que deberían unirse mejor al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Ciudadanos cayó definitivamente en la terapia intensiva tras la derrota del candidato Juan Marín, en las elecciones de Andalucía. El representante del partido obtuvo el peor resultado posible tras esta consulta, donde la tolda naranja pasó de tener 21 escaños en el parlamento andaluz a la extinción en un Congreso donde hasta ese entonces cogobernaba de la mano del Partido Popular, pues obtuvo solo el 3,29% de los votos y se hundió hasta el punto que a partir de allí comenzó una estampida de afiliados que se mantiene hasta estos días.

La encuesta del Grupo Merca2 advierte que en la región de España donde la premisa de que Ciudadanos desaparezca del escenario político nacional tiene más fuerza es en Navarra, donde el 69,23% de los consultados votó por esta opción, mientras que en Asturias la situación fue más o menos similar, con una votación de 63,64% de los encuestados. En el tercer puesto se ubicó la región de Catauña, con el 61,63% de los votos a favor de la extinción de la tolda naranja.

Sin embargo, en Baleares la mayoría de las personas que accedió a responder esta consulta prefirió la opción de que el partido Ciudadanos sufra un proceso de refundación para seguir adelante, con el 41%.

Para la líder de Ciudadanos el mayor reto será mantener de pie un partido que desde 2019 no acierta en sus decisiones, ni logra convencer a sus afiliados, pero el detalle está en que Arrimadas se ha aferrado al cargo, a pesar de que señaló que lo había puesto a la orden, pero que no la dejaron irse.

Arrimadas se dio un lapso de seis meses para sacar adelante a un nuevo Ciudadanos, pero hasta este momento lo único que ha sucedido dentro de la tolda naranja es que h habido una estampida de figuras claves y de peso político, por lo que el proyecto de refundación se le está haciendo cuesta arriba a la líder del partido.

De hecho, en el estudio realizado por el Grupo Mercados, la mayoría de las personas que consideran que la mejor opción de Ciudadanos es desaparecer son precisamente personas que reconocieron haber votado por esta organización política en las elecciones generales de 2019, pero que en este momento no confían en que haya una salvación posible para la tendencia liberalista española.

Estas mismas personas manifestaron, además, que su intención de voto en unas próximas elecciones estaría a favor de el Partido Popular, pues ya ni siquiera consideran que el partido exista para en momento en que haya que acudir nuevamente a las urnas a votar por las nuevas representaciones políticas para el país.

De momento, las estimaciones más conservadoras advierten que por lo menos 2.000 afiliados han salido de las filas de Ciudadanos, buscando refugio, principalmente dentro del Partido Popular, pero Arrimadas y sus aliados continúan trabajando en un refrescamiento de la marca, que según la líder, va más allá de un cambio de nombre o de color, pues a lo interno están supuestamente trabajando en una estrategia que busca redefinir el mensaje, para tratar de captar a los españoles, con un discurso que no se vaya a los extremos de la política tradicional.

Ciudadanos se enfila para refrescarse al imagen y presentarse a todas las contiendas electorales del próximo año como una acción que buscará ser competitiva, pero la realidad es que la batalla de los naranja por no extinguirse la llevan perdida desde hace un buen rato.