sábado, 13 agosto 2022 12:22

Fernando Grande-Marlaska los quiere solo ucranianos: las citas de asilo las están dando para 2024

Desde que comenzó la invasión rusa a Ucrania, las autoridades españolas han enfocado todos sus esfuerzo en la atención de estas personas que han sido desplazadas por la guerra, pero en cambio, han desatendido al resto de migrantes que llegan a España con la intención de solicitar protección internacional y en la actualidad es casi imposible conseguir una cita para acudir a la policía para manifestar la voluntad de pedir el asilo, de hecho hay casos en los que quienes han podido acceder al sistema consiguen cupo para enero de 2024.

Esta situación llevó a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) a organizar una campaña en redes sociales y en internet donde alertan que no solo los ucranianos necesitan refugio en este momento, pues hay otros países del mundo donde las condiciones políticas, sociales y económicas obligan a sus ciudadanos a emigrar y que en la actualidad no consiguen en España apoyo.

La campaña, que se inició hace alguna semanas, tenía el propósito de recolectar firmas para exigir a las autoridades españolas prestar mayor atención a la situación que actualmente hay en el país, pues desde el Ministerio del Interior solo están prestando apoyo a los más de 133 mil refugiados ucranianos que han resultado desplazados tras la invasión promovida por Vladimir Putin, desde febrero de este año.

Mientras esto sucede, la única vía con la que cuentan los migrantes que llegan a España es una página web a través de la cual deben pedir una primera cita para manifestar la voluntad de pedir protección internacional, pero desde principios de este año es casi imposible conseguirlo, de hecho, hay Comunidades Autónomas en las que desde hace meses que no asignan cupos, por lo que hay una gran cantidad de migrantes que llevan meses en el país sin poder regularizar su situación migratoria.

De hecho, en Valencia, se han organizado para hacer protestas frente a la Consejería de Gobiernos, debido a que es una de las regiones donde no hay manera de acceder al sistema de citas, lo que mantiene a miles de migrantes sin documentos y a la espera de que les ofrezcan una solución para su situación.

De acuerdo con las cifras publicadas en el más reciente informe del CEAR, en 2021 fueron procesadas 65.404 solicitudes de asilo en España, lo que significó un descenso de 26% en relación con 2020. El organismo señaló que desde que comenzó la pandemia ocasionada por la Covid-19, ha habido un descenso de 55% en el número de solicitudes de protección internacional que han sido procesadas por las autoridades españolas.

En la campaña que desarrolló durante los últimos días el CEAR, recuerdan que no solo hay una guerra en Ucrania, sino que también hay situaciones de conflicto en Yemen y en Mali. “Todas las personas refugiadas merecen protección” es el lema que han utilizado para la campaña que además visibiliza algunos de los motivos por los cuales las personas deciden huir de sus países para solicitar protección en otros destinos, como la persecución política, las amenazas, la mutilación femenina, las agresiones contra la comunidad LGBTQ+.

Desde que España decidió abrir sus fronteras para recibir a los desplazados por la guerra en Ucrania, las autoridades no han escatimado esfuerzos para recibirlos y atenderlos, procurando que el proceso de inserción a la sociedad se hiciera de una manera rápida y amable, y que además pudiesen comenzar a trabajar lo más pronto posible, para superar los estragos de la guerra.

Sin embargo, desde la oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior han obviado situaciones irregulares que ocurren con los demás migrantes que están ingresando al país, pues no se les está prestando la atención debida y hay un número importante que está en situación irregular por no poder tramitar sus documentos que le permitas iniciar una nueva vida en España.

De acuerdo con la legislación española, cuando un migrante llega al país con la intención de solicitar protección internacional, está en la obligación de hacerlo durante el primer mes de su estancia, pues a partir de allí es que comienzan a correr los lapsos para que pueda obtener el permiso de trabajo y para tener la asistencia sanitaria necesaria.

La realidad es que hasta que las autoridades no le permiten acceder al sistema oficial de solicitud de asilo, son personas que están completamente desasistidas e imposibilitadas para hacer trámites de ningún tipo.

El informe del CEAR señala que en los últimos años el perfil de quienes piden refugio son mayoritariamente personas de América Latina con grupos familiares extensos, pero durante el año 2021 el perfil cambió y la mayoría de los solicitantes fueron hombres, jóvenes, de origen africano, con trayectos migratorios en solitario.

Para 2020, según el organismo, las cinco primeras nacionalidades de solicitantes de asilo, procedían de América Latina y representaron el 80% de las solicitudes, mientras en 2021 se produjo una disminución de estas solicitudes y un incremento de solicitudes de personas de origen africano.